5 febrero 2024 Por Pepa López 0

18 escapadas de fin de semana cerca de Madrid que merecen mucho la pena

A todos nos gusta aprovechar pequeños huecos para hacer escapadas y desconectar. ¿No tienes más que sábado y domingo? Olvídate de recorridos larguísimos, porque en estos lugares cerca de la capital podrás hacer turismo, comer fenomenal y descubrir historias y rincones maravillosos sin planear demasiado.

Escapadas de ensueño sin salir de la Provincia de Madrid

Aranjuez y uno de los jardines más bellos de España

No hace falta salir de Madrid para sentir que estás en París. Porque este gran tesoro palaciego que es Aranjuez, con sus jardines impolutos, es de visita obligada y se puede llegar en transporte público. Además de la visita al Palacio Real de Aranjuez, también se puede dar un paseo por el río Tajo a pie, caballo o piragua, que nace justo en esta localidad.

Chinchón, anís y mesón

Nunca un refrán había definido tan bien un pueblo de España. Chinchón es una de esas joyas que tenemos tan cerca que a veces dejamos pasar. Pero es un pueblo con muchísimo encanto, con una Plaza Mayor icónica y con mucha historia y gastronomía que descubrir. No podemos ir y no probar sus tetas de novicia.

Alcalá de Henares y su Universidad

A poco más de media hora de Madrid se encuentra esta ciudad, que parece sacada de un cuento. Arcos de piedra, calles llenas de adoquines, un mercadillo medieval y una Universidad de cinco siglos de historia, a lo que se suma la categoría que dar ser el lugar donde nació Cervantes.

El Escorial de Felipe II

El pueblo de El Escorial y su monasterio construido por Felipe II en el siglo XVI son un emplazamiento impresionante en plena sierra madrileña. Dentro encontramos una maravillosa biblioteca, la basílica de El Escorial y el Panteón Real donde descansan casi todos los reyes de España. Merece la pena subir a pasar un sábado y aprovechar para comer un buen cocido.

Cercedilla, en contacto con la naturaleza

La Sierra de Madrid esconde muchísimos pueblos preciosos a los que poder subir en escapadas de fin de semana. Unos, como El Escorial, albergan palacios y monumentos. Otros, como Cercedilla, vienen con el encanto de los parajes naturales, el relax y la naturaleza. Aprovechar un par de días para hacer senderismo, ski, ir a conocer su pueblo, comer carne y dormir en una casa rural es un acierto asegurado.

Manzanares el Real y su entorno natural

El Castillo de los Mendoza es uno de los mejor conservados de España. Y, a pesar de ello, no hay mucha gente que sepa que puede encontrarlo a menos de una hora de la capital, en Manzanares el Real. Si no lo visitas por su arquitectura, lo harás por su paisaje en la cuenca alta del río Manzanares con la sierra madrileña de telón de fondo.

El Valle de Lozoya y Buitrago de Lozoya

Los amantes de la naturaleza no necesitan salir de Madrid para disfrutar de un poco de aire puro y paisajes de montaña. Esta localidad, pegada al Parque Nacional de Guadarrama y llena de pueblecitos con encanto, es un lugar idílico para pasar unos días alejado del bullicio madrileño. De visita obligada es Buitrago de Lozoya, uno de los pueblos medievales, con sus murallas, castillo y casa encantada.

Puebla de la Sierra en lo alto de la montaña

Antes de salir de la frontera de la Comunidad de Madrid queda un paraje pequeño y poco conocido, que viene con descanso asegurado y algunos llaman el «Osaka español«. Este pueblo en lo alto de la montaña aparece tras una carretera repleta de curvas, no tiene cobertura y te ayudará a desconectar de todo entre casas de piedra negra, pinos y caminos rurales.

Viajes relámpago para los que necesitan salir de la frontera madrileña

Toledo, el clásico medieval que cambia en cada visita

Vivir en Madrid y no haber ido a Toledo al menos una vez ya no tiene excusa. Desde la capital salen trenes y autobuses diarios a esta ciudad medieval, además de estar a menos de una hora en coche y tener planes hasta en días de lluvia. Una hora que sus callejuelas diminutas y adoquinadas, su precioso Alcázar, la Catedral, los paradores y los restaurantes baratos donde ponerse las botas.

Segovia, su acueducto y la Granja

Aunque el Acueducto de Segovia es el icono de la ciudad, lo cierto es que en Segovia hay mucho más que su muralla. El Alcázar, sus iglesias, sus calles estrechas y empedradas, su Catedral y, por supuesto, el cochinillo. Recomendamos hacer una parada con el coche en La Granja de San Ildefonso, el Versalles español con 26 fuentes, el Palacio y sus judiones exquisitos.

Ávila, la ciudad amurallada

Junto a Segovia y Toledo, Ávila es uno de los destinos favoritos de los madrileños para escaparse un fin de semana. Tiene historia en cada rincón, es pequeña y cuqui, con un casco antiguo rico en gastronomía, monumentos y museos que visitar. Sentirás que sales de España sin pasar ni dos horas en el coche.

Cuenca y su ciudad encantada

Restaurantes dentro de cuevas, las Casas Colgantes o el casco antiguo son tres motivos más que suficientes para coger el coche y marcharse a Cuenca. Pero si necesitas más motivación, la Ciudad Encantada a 30 minutos de Cuenca es un paraje natural lleno de magia, donde las piedras tienen formas extrañas que recuerdan a osos, tortugas o perros.

Roblelacasa, el pueblo negro de Guadalajara

No hace falta irse hasta Nueva Zelanda para recordar esa tierra de hobbits que vimos en ‘El Señor de los Anillos’. Porque Roblelacasa, en Guadalajara, es un pueblo encantado con casas bajas de piedra en el que te sentirás lejos de todo. No hay ni bares ni tiendas, así que mejor es ir preparado con comida para pasar el día allí.

Ocaña, un pueblo toledano con mucho peso literario

Este pueblo a 60 kilómetros de Madrid tiene una de las Plazas Mayores más impresionantes de España. Pero no solo es conocido y recomendable por eso. También ha sido inspiración para autores como Lope de Vega o Calderón de la Barca para sus novelas. Su vida toledana es muy rural y lenta, ideal para pulsar el botón de pause durante un fin de semana.

Pedraza, el pueblo de las velas

Esta villa medieval ha sido escenario del anuncio de Navidad en el que David Bustamante, Rafael y Montserrat Caballé nos felicitaban las fiestas. Pero no solo es conocido por su contenido invernal. Pedraza es el pueblo de las velas, donde cada mes de julio se apagan las luces y se iluminan las calles con miles de velas, creando un escenario abrumador y casi místico.

Brihuega, un minipueblo que sumar a la lista

Este minúsculo pueblo tiene menos de 3000 habitantes de Guadalajara, pero su castillo, murallas, iglesias y puertas de piedra son una maravillosa razón para hacerle una visita. Recomendamos buscar casas rurales, porque Brihuega es uno de los destinos favoritos para este tipo de turismo.

Sigüenza, una joya medieval

Nos mantenemos en Guadalajara para visitar un clásico de los pueblos manchegos. Sigüenza es una ciudad rodeada de paisajes naturales y mucha arquitectura en lo alto de una montaña. Una de las mayores joyas medievales que tiene Castilla La Mancha, con su castillo, catedral, Plaza Mayor y el barranco del río Dulce.

Fotos | silviadovega, Miguel Ángel Sanz, Josefina Di Battista, @turismoalcala.es, Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Turismo de Manzanares el Real, @aytobuitrago, @valledelossuenos

En Trendencias | Las 32 escapadas románticas por España para hacer en pareja en las que quizá no habías pensado.


La noticia

18 escapadas de fin de semana cerca de Madrid que merecen mucho la pena

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Pepa López

.

A todos nos gusta aprovechar pequeños huecos para hacer escapadas y desconectar. ¿No tienes más que sábado y domingo? Olvídate de recorridos larguísimos, porque en estos lugares cerca de la capital podrás hacer turismo, comer fenomenal y descubrir historias y rincones maravillosos sin planear demasiado.

Escapadas de ensueño sin salir de la Provincia de Madrid

Aranjuez y uno de los jardines más bellos de España

No hace falta salir de Madrid para sentir que estás en París. Porque este gran tesoro palaciego que es Aranjuez, con sus jardines impolutos, es de visita obligada y se puede llegar en transporte público. Además de la visita al Palacio Real de Aranjuez, también se puede dar un paseo por el río Tajo a pie, caballo o piragua, que nace justo en esta localidad.

Chinchón, anís y mesón

Nunca un refrán había definido tan bien un pueblo de España. Chinchón es una de esas joyas que tenemos tan cerca que a veces dejamos pasar. Pero es un pueblo con muchísimo encanto, con una Plaza Mayor icónica y con mucha historia y gastronomía que descubrir. No podemos ir y no probar sus tetas de novicia.

Alcalá de Henares y su Universidad

A poco más de media hora de Madrid se encuentra esta ciudad, que parece sacada de un cuento. Arcos de piedra, calles llenas de adoquines, un mercadillo medieval y una Universidad de cinco siglos de historia, a lo que se suma la categoría que dar ser el lugar donde nació Cervantes.

El Escorial de Felipe II

El pueblo de El Escorial y su monasterio construido por Felipe II en el siglo XVI son un emplazamiento impresionante en plena sierra madrileña. Dentro encontramos una maravillosa biblioteca, la basílica de El Escorial y el Panteón Real donde descansan casi todos los reyes de España. Merece la pena subir a pasar un sábado y aprovechar para comer un buen cocido.

Cercedilla, en contacto con la naturaleza

La Sierra de Madrid esconde muchísimos pueblos preciosos a los que poder subir en escapadas de fin de semana. Unos, como El Escorial, albergan palacios y monumentos. Otros, como Cercedilla, vienen con el encanto de los parajes naturales, el relax y la naturaleza. Aprovechar un par de días para hacer senderismo, ski, ir a conocer su pueblo, comer carne y dormir en una casa rural es un acierto asegurado.

Manzanares el Real y su entorno natural

El Castillo de los Mendoza es uno de los mejor conservados de España. Y, a pesar de ello, no hay mucha gente que sepa que puede encontrarlo a menos de una hora de la capital, en Manzanares el Real. Si no lo visitas por su arquitectura, lo harás por su paisaje en la cuenca alta del río Manzanares con la sierra madrileña de telón de fondo.

El Valle de Lozoya y Buitrago de Lozoya

Los amantes de la naturaleza no necesitan salir de Madrid para disfrutar de un poco de aire puro y paisajes de montaña. Esta localidad, pegada al Parque Nacional de Guadarrama y llena de pueblecitos con encanto, es un lugar idílico para pasar unos días alejado del bullicio madrileño. De visita obligada es Buitrago de Lozoya, uno de los pueblos medievales, con sus murallas, castillo y casa encantada.

Puebla de la Sierra en lo alto de la montaña

Antes de salir de la frontera de la Comunidad de Madrid queda un paraje pequeño y poco conocido, que viene con descanso asegurado y algunos llaman el «Osaka español». Este pueblo en lo alto de la montaña aparece tras una carretera repleta de curvas, no tiene cobertura y te ayudará a desconectar de todo entre casas de piedra negra, pinos y caminos rurales.

Viajes relámpago para los que necesitan salir de la frontera madrileña

Toledo, el clásico medieval que cambia en cada visita

Vivir en Madrid y no haber ido a Toledo al menos una vez ya no tiene excusa. Desde la capital salen trenes y autobuses diarios a esta ciudad medieval, además de estar a menos de una hora en coche y tener planes hasta en días de lluvia. Una hora que sus callejuelas diminutas y adoquinadas, su precioso Alcázar, la Catedral, los paradores y los restaurantes baratos donde ponerse las botas.

Segovia, su acueducto y la Granja

Aunque el Acueducto de Segovia es el icono de la ciudad, lo cierto es que en Segovia hay mucho más que su muralla. El Alcázar, sus iglesias, sus calles estrechas y empedradas, su Catedral y, por supuesto, el cochinillo. Recomendamos hacer una parada con el coche en La Granja de San Ildefonso, el Versalles español con 26 fuentes, el Palacio y sus judiones exquisitos.

Ávila, la ciudad amurallada

Junto a Segovia y Toledo, Ávila es uno de los destinos favoritos de los madrileños para escaparse un fin de semana. Tiene historia en cada rincón, es pequeña y cuqui, con un casco antiguo rico en gastronomía, monumentos y museos que visitar. Sentirás que sales de España sin pasar ni dos horas en el coche.

Cuenca y su ciudad encantada

Restaurantes dentro de cuevas, las Casas Colgantes o el casco antiguo son tres motivos más que suficientes para coger el coche y marcharse a Cuenca. Pero si necesitas más motivación, la Ciudad Encantada a 30 minutos de Cuenca es un paraje natural lleno de magia, donde las piedras tienen formas extrañas que recuerdan a osos, tortugas o perros.

Roblelacasa, el pueblo negro de Guadalajara

No hace falta irse hasta Nueva Zelanda para recordar esa tierra de hobbits que vimos en ‘El Señor de los Anillos’. Porque Roblelacasa, en Guadalajara, es un pueblo encantado con casas bajas de piedra en el que te sentirás lejos de todo. No hay ni bares ni tiendas, así que mejor es ir preparado con comida para pasar el día allí.

Ocaña, un pueblo toledano con mucho peso literario

Este pueblo a 60 kilómetros de Madrid tiene una de las Plazas Mayores más impresionantes de España. Pero no solo es conocido y recomendable por eso. También ha sido inspiración para autores como Lope de Vega o Calderón de la Barca para sus novelas. Su vida toledana es muy rural y lenta, ideal para pulsar el botón de pause durante un fin de semana.

Pedraza, el pueblo de las velas

Esta villa medieval ha sido escenario del anuncio de Navidad en el que David Bustamante, Rafael y Montserrat Caballé nos felicitaban las fiestas. Pero no solo es conocido por su contenido invernal. Pedraza es el pueblo de las velas, donde cada mes de julio se apagan las luces y se iluminan las calles con miles de velas, creando un escenario abrumador y casi místico.

Brihuega, un minipueblo que sumar a la lista

Este minúsculo pueblo tiene menos de 3000 habitantes de Guadalajara, pero su castillo, murallas, iglesias y puertas de piedra son una maravillosa razón para hacerle una visita. Recomendamos buscar casas rurales, porque Brihuega es uno de los destinos favoritos para este tipo de turismo.

Sigüenza, una joya medieval

Nos mantenemos en Guadalajara para visitar un clásico de los pueblos manchegos. Sigüenza es una ciudad rodeada de paisajes naturales y mucha arquitectura en lo alto de una montaña. Una de las mayores joyas medievales que tiene Castilla La Mancha, con su castillo, catedral, Plaza Mayor y el barranco del río Dulce.

Fotos | silviadovega, Miguel Ángel Sanz, Josefina Di Battista, @turismoalcala.es, Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Turismo de Manzanares el Real, @aytobuitrago, @valledelossuenos, 

En Trendencias | Las 32 escapadas románticas por España para hacer en pareja en las que quizá no habías pensado.

– La noticia

18 escapadas de fin de semana cerca de Madrid que merecen mucho la pena

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Pepa López

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias