10 mayo 2024 Por Anabel Palomares 0

Aplicar la “inflexibilidad intencional” teletrabajando es el truco de productividad que consigue que esté siempre enfocada

Una de las mayores pegas del teletrabajo es que muchas personas creen que es significa estar disponibles inmediatamente. Un poco como ocurre con algunas personas y el whatsapp, que si no les contestas al mensaje inmediatamente te necesiten porque deberías haberlo hecho, aunque eso implique dejar lo que estás haciendo en ese momento. Y es precisamente ese concepto lo que intentaba evitar hace unos meses.

Las interrupciones constantes, las reuniones no planificadas y completamente innecesarias, la sobrecarga de comunicación, las tareas que otra persona te pide y que tienen que ser realizadas en el momento, aunque eso interrumpa tu flujo de trabajo y te cueste la concentración, la efectividad y hasta la salud mental. Quería evitar todo eso como fuera, y la solución era mucho más sencilla de lo que imaginaba: la inflexibilidad intencional.

Ya sabemos que el multitasking no es nada recomendable. Sabemos que tenemos que evitar las redes sociales y usar el “modo monje” si queremos avanzar con el trabajo y también sabemos que es imprescindible descansar para que la productividad exista. Pues bien, he comprobado en primera persona que priorizar mis tareas y mi tiempo por encima de las necesidades de otros es el mejor boost de productividad que he probado.

Qué es la inflexibilidad intencional y por qué funciona

Según Barnaby Lashbrooke, fundador y director ejecutivo de la empresa de asistentes virtuales Time Etc, la inflexibilidad intencional es establecer límites estrictos para proteger tu tiempo contra las distracciones. “Consiste en proteger nuestras horas más productivas del día y asegurarnos de que utilicemos ese tiempo para  el trabajo real”, explica. “Se trata de asegurarnos de que nuestras listas de tareas pendientes tengan prioridad y de ceñirnos a un plan en lugar de reaccionar a nuestras bandejas de entrada y distracciones”

Con distracciones también nos referimos a eso que te piden otros y que interrumpen tu flujo de trabajo. La inflexibilidad intencional no es otra cosa que aprender a decir “ahora no”. No significa que te niegues a hacerlo, sino que no puedes hacerlo ahora mismo porque tienes otras prioridades en tu jornada laboral.

Además de hacerlo con peticiones, es aplicable a cualquier tarea que nos distraiga como contestar un correo electrónico que llega. Ahora no. O un whatsapp de tu jefe cuando estás en una reunión. Ahora no. O una llamada en el momento en el que estás en pleno deep work. Ahora no. Es una “deuda digital” con un coste para todos.

Microsoft aseguraba en su informe Índice de tendencias laborales 2023, que nuestra “deuda digital” nos está costando innovación. “El día tiene un número limitado de minutos, y cada minuto que dedicamos a gestionar esta deuda digital es un minuto que no se dedica al trabajo creativo que conduce a la innovación. En un mundo donde la creatividad es la nueva productividad, la deuda digital es más que un inconveniente: está impactando los negocios”.

Cuando rechazamos las interrupciones podemos seguir concentrados en lo que estamos haciendo. Y para evitar que nos interrumpan, podemos avisar de antemano. “Equipo, durante las próximas tres horas no contestaré a los mensajes”. Tan fácil como eso. Es negarse con asertividad y de forma educada. “Ahora mismo no puedo, luego lo veo contigo”. No pienses que estás siendo borde, solo estás poniendo límites y priorizando tu trabajo y lo más importante: tu tiempo.

“Ahora no”, el superpoder que también te ayuda a desconectar y conciliar

Y hay más, ¿estás familiarizada con el concepto derecho a la desconexión digital? Es un derecho de los trabajadores que afirma que tenemos derecho a no conectarnos a dispositivos electrónicos o softwares corporativos, además de no responder a comunicaciones relacionadas con el trabajo fuera de nuestra jornada laboral. Según esta encuesta de Forbes Advisor, el 58% de los trabajadores siente que necesitan estar disponibles en todas las horas del día y perdemos unas 20 horas a la semana en utilizar herramientas de comunicación digital como slack, correo electrónico o whatsapp. 20 horas.

Es una barbaridad y una de las razones por las que existe el burnout y cada vez estamos más estresados. El “ahora no” es el arma que necesitas para acabar con esto.

Fotos | Mad Men

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

En Trendencias | Los 60 insultos más graciosos y originales que existen en español


La noticia

Aplicar la “inflexibilidad intencional” teletrabajando es el truco de productividad que consigue que esté siempre enfocada

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Una de las mayores pegas del teletrabajo es que muchas personas creen que es significa estar disponibles inmediatamente. Un poco como ocurre con algunas personas y el whatsapp, que si no les contestas al mensaje inmediatamente te necesiten porque deberías haberlo hecho, aunque eso implique dejar lo que estás haciendo en ese momento. Y es precisamente ese concepto lo que intentaba evitar hace unos meses.

Las interrupciones constantes, las reuniones no planificadas y completamente innecesarias, la sobrecarga de comunicación, las tareas que otra persona te pide y que tienen que ser realizadas en el momento, aunque eso interrumpa tu flujo de trabajo y te cueste la concentración, la efectividad y hasta la salud mental. Quería evitar todo eso como fuera, y la solución era mucho más sencilla de lo que imaginaba: la inflexibilidad intencional.

Ya sabemos que el multitasking no es nada recomendable. Sabemos que tenemos que evitar las redes sociales y usar el “modo monje” si queremos avanzar con el trabajo y también sabemos que es imprescindible descansar para que la productividad exista. Pues bien, he comprobado en primera persona que priorizar mis tareas y mi tiempo por encima de las necesidades de otros es el mejor boost de productividad que he probado.

En Trendencias

Contestar a esta pregunta es clave para ser más inteligente. Tendríamos que hacerlo a diario

Qué es la inflexibilidad intencional y por qué funciona

Según Barnaby Lashbrooke, fundador y director ejecutivo de la empresa de asistentes virtuales Time Etc, la inflexibilidad intencional es establecer límites estrictos para proteger tu tiempo contra las distracciones. “Consiste en proteger nuestras horas más productivas del día y asegurarnos de que utilicemos ese tiempo para  el trabajo real”, explica. “Se trata de asegurarnos de que nuestras listas de tareas pendientes tengan prioridad y de ceñirnos a un plan en lugar de reaccionar a nuestras bandejas de entrada y distracciones”

Con distracciones también nos referimos a eso que te piden otros y que interrumpen tu flujo de trabajo. La inflexibilidad intencional no es otra cosa que aprender a decir “ahora no”. No significa que te niegues a hacerlo, sino que no puedes hacerlo ahora mismo porque tienes otras prioridades en tu jornada laboral.

Además de hacerlo con peticiones, es aplicable a cualquier tarea que nos distraiga como contestar un correo electrónico que llega. Ahora no. O un whatsapp de tu jefe cuando estás en una reunión. Ahora no. O una llamada en el momento en el que estás en pleno deep work. Ahora no. Es una “deuda digital” con un coste para todos.

Microsoft aseguraba en su informe Índice de tendencias laborales 2023, que nuestra “deuda digital” nos está costando innovación. “El día tiene un número limitado de minutos, y cada minuto que dedicamos a gestionar esta deuda digital es un minuto que no se dedica al trabajo creativo que conduce a la innovación. En un mundo donde la creatividad es la nueva productividad, la deuda digital es más que un inconveniente: está impactando los negocios”.

Cuando rechazamos las interrupciones podemos seguir concentrados en lo que estamos haciendo. Y para evitar que nos interrumpan, podemos avisar de antemano. “Equipo, durante las próximas tres horas no contestaré a los mensajes”. Tan fácil como eso. Es negarse con asertividad y de forma educada. “Ahora mismo no puedo, luego lo veo contigo”. No pienses que estás siendo borde, solo estás poniendo límites y priorizando tu trabajo y lo más importante: tu tiempo.

En Trendencias

La regla de los 3 segundos, el secreto mejor guardado de las personas más inteligentes para ser más persuasivas

“Ahora no”, el superpoder que también te ayuda a desconectar y conciliar

Y hay más, ¿estás familiarizada con el concepto derecho a la desconexión digital? Es un derecho de los trabajadores que afirma que tenemos derecho a no conectarnos a dispositivos electrónicos o softwares corporativos, además de no responder a comunicaciones relacionadas con el trabajo fuera de nuestra jornada laboral. Según esta encuesta de Forbes Advisor, el 58% de los trabajadores siente que necesitan estar disponibles en todas las horas del día y perdemos unas 20 horas a la semana en utilizar herramientas de comunicación digital como slack, correo electrónico o whatsapp. 20 horas.

Es una barbaridad y una de las razones por las que existe el burnout y cada vez estamos más estresados. El “ahora no” es el arma que necesitas para acabar con esto.

Fotos | Mad Men

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

En Trendencias | Los 60 insultos más graciosos y originales que existen en español

– La noticia

Aplicar la “inflexibilidad intencional” teletrabajando es el truco de productividad que consigue que esté siempre enfocada

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias