13 enero 2023 Por María Yuste 0

Cinco canciones recientes que han convertido el despecho en la nueva balada de desamor (para escuchar después de la de Shakira)

Desde el Rata de dos patas de Paquita la del Barrio hasta Muerte en el parque de atracciones de Los Planetas y pasando por Olvídame y Pega la Vuelta de Pimpinela o Ese hombre de Rocío Jurado, la canción de desamor llena de despecho, rencor y dolor siempre ha existido. Ya sea menos o más explícita como es el caso de la sesión de Shakira con Bizarrap.

Sin embargo, en los últimos diez años, este género de letra ha ido cogiendo cada vez más fuerza en detrimento de la gran baladas de desamor clásica. Aunque siguen componiéndose (sirva como ejemplo el hit de Joji del pasado verano con Glimpse of Us), parece que ya no se lleva regodearse en esa etapa del duelo en la que te arrastras escribiéndole borracha a tu ex y lloras atiborrándote de helado. Ahora lo que conecta con el público es la rabia, leerle públicamente la cartilla a quien te rompió el corazón y no esconderte.

Miley Cyrus y Flowers

Tan solo un día después de la escabechina de Shakira, Miley Cyrus ´ha publicado una canción que viene a arruinarle el día de su cumpleaños a Liam Hemsworth. Sobre todo, escuece una estrofa que es una respuesta directa a When I Was Your Man, de Bruno Mars, canción que su exmarido le dedicó a la actriz y cantante en el pasado.

Billie Eilish y Happier Than Ever

Dedicada a su ex Brandon Quentin, con quien mantuvo una relación tóxica que salpicó muchas de las canciones del segundo disco de la cantante, fue en Happier Than Ever donde se quedó bien a gusto y soltó toda la rabia y acritud de forma catártica. ¿O es que hay algo más cruel que decirle a alguien que nunca has sido más feliz que cuando no está presente?

Olivia Rodrigo y Good 4 U

Más que una canción, Olivia Rodrigo le dedicó todo su disco de debut a Joshua Bassett, su compañero de High School Musical, que la dejó por la también actriz y cantante Sabrina Carpenter. No obstante, de Sour tal vez vez sea en Good 4 U donde Rodrigo saca toda su ironía para atacar a su ex. ¡Si hasta lo llama literalmente «sociópata»!

Ed Sheeran y Don’t

Don’t es una de esas canciones que esconden un buen salseo. Está dedicada a Ellie Goulding que engañó al pelirrojo con Niall Horan, que además de ser un One Direction era amigo de Sheeran. Si todo esto no fuera suficiente, es que lo hicieron en el mismo hotel en el que este se alojaba mientras él estaba en el bar.

Taylor Swift y We Are Never Ever Getting Back Together

Aunque Taylor Swift se ha erigido en la última década como la reina del oversharing en sus canciones, es famosa por no dejar títere con cabeza. Tío que se porta mal con ella, tío que la paga musicalmente. Lo cierto es que nadie sabe monetizar una ruptura como ella, aunque de entre todos sus ex, es Jake Gyllenhaal el más odiado. Además de la diferencia de edad que había entre ambos, ella perdió la virginidad con él para después dejarla plantada en su cumpleaños y cortar la relación por mensaje. Normal que le dedicara We Are Never Ever Getting Back Together, State of Grace, All Too Well, Girl at Home y The Moment I Knew.

Justin Bieber y Love Yourself

Justin Bieber se junto con Ed Sheeran para componer este temazo acústico que, aunque nunca ha sido confirmado por el canadiense, se cree que va dedicado a Selena Gomez. Durísimo cuando canta: «no le gustabas a mi madre y a ella le cae bien todo el mundo».

Foto de Portada | Olivia Rodrigo


La noticia

Cinco canciones recientes que han convertido el despecho en la nueva balada de desamor (para escuchar después de la de Shakira)

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
María Yuste

.

Desde el Rata de dos patas de Paquita la del Barrio hasta Muerte en el parque de atracciones de Los Planetas y pasando por Olvídame y Pega la Vuelta de Pimpinela o Ese hombre de Rocío Jurado, la canción de desamor llena de despecho, rencor y dolor siempre ha existido. Ya sea menos o más explícita como es el caso de la sesión de Shakira con Bizarrap.

Sin embargo, en los últimos diez años, este género de letra ha ido cogiendo cada vez más fuerza en detrimento de la gran baladas de desamor clásica. Aunque siguen componiéndose (sirva como ejemplo el hit de Joji del pasado verano con Glimpse of Us), parece que ya no se lleva regodearse en esa etapa del duelo en la que te arrastras escribiéndole borracha a tu ex y lloras atiborrándote de helado. Ahora lo que conecta con el público es la rabia, leerle públicamente la cartilla a quien te rompió el corazón y no esconderte.

En Trendencias

Shakira ya lo petaba antes de Piqué y Clara Chía: así ha cambiado la “loba” desde que era morena, baladista y sin retoques hasta hoy

Miley Cyrus y Flowers

Tan solo un día después de la escabechina de Shakira, Miley Cyrus ´ha publicado una canción que viene a arruinarle el día de su cumpleaños a Liam Hemsworth. Sobre todo, escuece una estrofa que es una respuesta directa a When I Was Your Man, de Bruno Mars, canción que su exmarido le dedicó a la actriz y cantante en el pasado.

Billie Eilish y Happier Than Ever

Dedicada a su ex Brandon Quentin, con quien mantuvo una relación tóxica que salpicó muchas de las canciones del segundo disco de la cantante, fue en Happier Than Ever donde se quedó bien a gusto y soltó toda la rabia y acritud de forma catártica. ¿O es que hay algo más cruel que decirle a alguien que nunca has sido más feliz que cuando no está presente?

Olivia Rodrigo y Good 4 U

Más que una canción, Olivia Rodrigo le dedicó todo su disco de debut a Joshua Bassett, su compañero de High School Musical, que la dejó por la también actriz y cantante Sabrina Carpenter. No obstante, de Sour tal vez vez sea en Good 4 U donde Rodrigo saca toda su ironía para atacar a su ex. ¡Si hasta lo llama literalmente «sociópata»!

Ed Sheeran y Don’t

Don’t es una de esas canciones que esconden un buen salseo. Está dedicada a Ellie Goulding que engañó al pelirrojo con Niall Horan, que además de ser un One Direction era amigo de Sheeran. Si todo esto no fuera suficiente, es que lo hicieron en el mismo hotel en el que este se alojaba mientras él estaba en el bar.

Taylor Swift y We Are Never Ever Getting Back Together

Aunque Taylor Swift se ha erigido en la última década como la reina del oversharing en sus canciones, es famosa por no dejar títere con cabeza. Tío que se porta mal con ella, tío que la paga musicalmente. Lo cierto es que nadie sabe monetizar una ruptura como ella, aunque de entre todos sus ex, es Jake Gyllenhaal el más odiado. Además de la diferencia de edad que había entre ambos, ella perdió la virginidad con él para después dejarla plantada en su cumpleaños y cortar la relación por mensaje. Normal que le dedicara We Are Never Ever Getting Back Together, State of Grace, All Too Well, Girl at Home y The Moment I Knew.

Justin Bieber y Love Yourself

Justin Bieber se junto con Ed Sheeran para componer este temazo acústico que, aunque nunca ha sido confirmado por el canadiense, se cree que va dedicado a Selena Gomez. Durísimo cuando canta: «no le gustabas a mi madre y a ella le cae bien todo el mundo».

Foto de Portada | Olivia Rodrigo
– La noticia

Cinco canciones recientes que han convertido el despecho en la nueva balada de desamor (para escuchar después de la de Shakira)

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
María Yuste

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias