29 noviembre 2021 Por José Miguel Rubio Varas 0

Edificios domóticos y smart buildings

Los edificios inteligentes son aquellos cuyas instalaciones y sistemas (climatización, iluminación, electricidad, seguridad, telecomunicaciones, multimedia o informática) permiten una gestión integrada y automatizada para garantizar la eficiencia energética, la seguridad, la usabilidad y la accesibilidad.

Este concepto de edificios domóticos y smart buildings se refiere a todo tipo de edificios, ya sea para su renovación o para la construcción de nuevos edificios, hospitales, hoteles o, por supuesto, en los hogares. Es probable que con el tiempo todos se conviertan en edificios inteligentes. Para ello, deben cumplir las siguientes prestaciones:

Un edificio inteligente tiene sistemas de ahorro de agua y energía; y monitorean el suministro a través de información de consumo. Deben ser eficientes sobre el consumo de los hogares.
El sistema de control debe estar totalmente integrado y ser parte del edificio, automatizado de forma centralizada, para optimizar electrónicamente su funcionamiento y gestión.
Los edificios inteligentes deben ser cómodos para sus residentes, porque uno de sus objetivos es facilitarles la vida.

En la actualidad existe un interés creciente en la aplicación de parámetros bioclimáticos en el diseño de edificios en varios países. Estos edificios de ingeniería biológica reducen los costes excesivos y ayudan a mejorar la salud de las personas y del planeta. Los edificios tradicionales tienen gran culpa en muchos de los principales problemas que enfrenta la sociedad moderna: deforestación, contaminación del agua, aumento del ozono atmosférico y calentamiento global. Además, muchos de ellos tienen características que favorecen una larga lista de enfermedades en sus residentes: alergias, asma, neumonía, dolores de cabeza, depresión, indigestión o insomnio.

La domótica, el diseño ecológico y la construcción ecológica están tratando de contrarrestar esta tendencia. La emisión a la atmósfera se puede reducir en la misma proporción al igual que se reduce el coste del agua. Por otro lado, el usuario se beneficia de muchas otras ventajas difíciles de valorar económicamente. La temperatura se distribuye mejor en la casa y evita los cambios bruscos provocados por los sistemas de climatización convencionales. La luz natural es ideal como fuente de vitalidad y bienestar como la ventilación natural, que no reseca el ambiente evita el aire viciado con un ambiente menos contaminado. La presencia de detectores y cámaras distribuidas en puntos clave del edificio también permite al usuario alertar en caso de un potencial desastre.

Las posibilidades de convertir una casa en un sistema digital y administrarla a través de tu dispositivo móvil ya no son solo una idea futurista. Su utilidad se extiende al usuario en particular y a la sociedad que lo rodea en general.

Si quieres hacer una contribución positiva contra el calentamiento global y mejorar tu calidad de vida en beneficio de los recursos energéticos es importante estar pendiente de los pequeños cambios en la forma de vivir en casa y en nuestras rutinas de consumo doméstico. Todos pueden transformar su hogar convencional en un hogar inteligente y así automatizarlo por completo.

¿Qué permite la domótica en el hogar?

Con los avances tecnológicos de los últimos años, las posibilidades de automatización y control de procesos se han multiplicado. Una casa inteligente ofrece una serie de beneficios tanto para la seguridad como para la comodidad, que incluyen:

Configurar la iluminación más adecuada para cada habitación con un solo interruptor. Puede seleccionar la fuente deseada, su intensidad o su duración, entre otras muchas cosas.
Seleccionar la temperatura de cada habitación a gusto de cada uno de forma equilibrada con el cuidado del consumo y del medio ambiente.
Establecer el momento en el que los dispositivos funcionen cuando la electricidad sea más barata.
Apagado automático del suministro de agua o gas cuando se detecta una fuga.
Notifica automáticamente a todos los teléfonos inteligentes programados cuando ocurre un incidente. Para ello, deberás tener una buena tarifa de datos móvil.
Notifica automáticamente a tu smartphone cuando el sistema de vigilancia detecta un movimiento inusual en la cámara de grabación del sistema.

Materiales de construcción inteligentes

En una arquitectura inteligente se debe pensar en los materiales con los que está construido. Éstos deben ser materiales ecológicos y reciclables como, por ejemplo, el aluminio.

Existen los llamados edificios ecológicos que no sólo contienen sistemas automatizados integrados, sino que también tienen como objetivo reducir el impacto negativo en la salud humana y el medio ambiente en el que se construyen.

La construcción ecológica crea estructuras y procesos ecológicos más eficientes en el uso de recursos durante todo el ciclo de vida de los edificios. Los ahorros en los gastos de mantenimiento y gestión del activo deben justificar la inversión inicial.

Las propiedades que convierten a un edificio como inteligente y respetuoso con el planeta son entre otras características, la instalación de materiales ecológicos, sistemas diseñados para economizar los recursos o la restauración de los residuos.

La entrada Edificios domóticos y smart buildings se publicó primero en Domotica para todos.

Los edificios inteligentes son aquellos cuyas instalaciones y sistemas (climatización, iluminación, electricidad, seguridad, telecomunicaciones, multimedia o informática) permiten una gestión integrada y automatizada para garantizar la eficiencia energética, la seguridad, la usabilidad y la accesibilidad. Este concepto de edificios domóticos y smart buildings se refiere a todo tipo de edificios, ya sea para su renovación
La entrada Edificios domóticos y smart buildings se publicó primero en Domotica para todos. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Read More (publicado gracias a) —-> Domotica para todos