25 agosto 2022 Por María Yuste 0

El pueblo más bonito de Madrid se llama Chinchón, se ve en un día y su Plaza Mayor tiene mucho encanto

A unos 45 kilómetros de Madrid capital, con una densidad de unos 5.000 habitantes y facilmente recorrible a pie se encuentra el pueblo más bonito de Madrid y uno de los más bellos de España. Se trata de Chinchón. Enmarcado por viñedos y olivos, en la cuenca del Tajo-Jarama, presume de una icónica Plaza Mayor, una buena gastronomía castellana y una interesante agenda de festejos.

Los primeros pobladores de Chinchón llegaron en el Neolítico y vivieron en algunas de las muchas cuevas que hay en las proximidades. También se han encontrado vestigios de un asentamiento Ibero, mientras que los romanos procedentes de la vecina Titulcia establecieron sus campamentos aquí. En tiempos árabes, Chinchón perteneció a Toledo, hasta que a mediados del siglo XI, el rey Fernando I reconquistó el territorio.

Bajo el reinado de Enrique IV recibió el título de “Villa” y, a principios del siglo XVIII, el condado fue adquirido por la casa de Borbón y Farnesio, y se le otorgó el título de “Muy Noble y Muy Leal” en reconocimiento a su fidelidad en la Guerra de Sucesión. Los franceses se apropiaron de los bienes que guardaban Monasterios y Conventos pero, a día de hoy, todavía conserva todas estas joyas…

Plaza Mayor Medieval

@ayuntamientochinchon

El punto más emblemático de Chinchón es su plaza: histórica, antigua, llena de soportales, tejados escalonados y 234 balcones de madera pintados de verde. De origen medieval, con varios accesos y una forma bastante irregular, esta Plaza Mayor es un ejemplo de la arquitectura popular castellana y el centro neurálgico de la localidad.

Desde su construcción, entre los siglos XV y XVI, ha sido escenario de proclamaciones y festejos reales, juegos de cañas, corral de comedias, corridas de toros, ferias de ganado, autos sacramentales, ejecuciones e incluso plató de rodaje: Cantiflas, Rita Hayworth, Orson Welles o John Wayne grabaron allí.

@ayuntamientochinchon

Además, esta llena de restaurantes y terrazas para tomar un aperitivo o comer. Los platos estrella se cocinan en horno de leña: cochinillo, cordero, cabrito, chorizo… Acompañados de pimientos asados, sopas castellanas y de ajo, migas, potaje de vigilia, cocido o quesos de oveja.

La Torre del Reloj y la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción

Hay un dicho popular que dice: “Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre”. Y es que la Torre del Reloj es lo único que queda de la que fuera la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, construida en el siglo XV pero destruida por los franceses en el año 1808.

Mientras que la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción carece de torre ya que se construyó como capilla para los condes de Chinchón. Por ello, al no tener la necesidad de llamada para el resto de la población, no se consruyó campanario. En su interior destaca un cuadro de Goya: La Asunción de la Virgen.

Castillo de los Condes de Chinchón

turismomadrid.es

Aunque no se puede acceder a su interior y no se encuentra excesivamente bien conservado, el castillo de Chinchón es rico en historia. El original fue arrasado en 1520 y los condes de Chinchón construyeron el sobre los restos del anterior.

Durante la Guerra de Sucesión, un par de siglos más tarde, pasó a manos del archiduque de Austria, quien lo fue deteriorando hasta que se incendió. Más tarde, durante la Guerra de la Independencia, sería saqueado e incendiado (otra vez). Por último, en el siglo XX, fue una fábrica de licores.

Teatro Lope de Vega

Santiago Lopez-Pastor

El Teatro Lope de Vega  fue construido en 1891 sobre el antiguo palacio de los Condes. Fue en dicho palacio donde Lope de Vega escribió y firmó la comedia El Blasón de los Chaves de Villalba así que se decidió bautizar el teatro con el nombre del autor. Con un aforo de 400 personas, ha pasado por varias remodelaciones, siendo la última en 1987. Su estructura es sencilla y clásica. En su interior hay un magnífico telón de boca, pintura atribuida a Luis Muriel, con motivos de la Plaza Mayor y escenas alegóricas.

Además de estos lugares imprescindibles, también merece la pena acercarse a conocer otros lugares como el convento de las Clarisas, las ermitas de San Antón y San Roque, la casa de la Cadena y el convento de San Agustín, convertido en la actualidad en parador.

Parador de Chinchón

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Foto de portada | turismomadrid.es


La noticia

El pueblo más bonito de Madrid se llama Chinchón, se ve en un día y su Plaza Mayor tiene mucho encanto

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
María Yuste

.

A unos 45 kilómetros de Madrid capital, con una densidad de unos 5.000 habitantes y facilmente recorrible a pie se encuentra el pueblo más bonito de Madrid y uno de los más bellos de España. Se trata de Chinchón. Enmarcado por viñedos y olivos, en la cuenca del Tajo-Jarama, presume de una icónica Plaza Mayor, una buena gastronomía castellana y una interesante agenda de festejos.

En Trendencias

El pueblecito español que encandiló a Olivia Newton-John es un remanso de paz al que volver una y otra vez

Los primeros pobladores de Chinchón llegaron en el Neolítico y vivieron en algunas de las muchas cuevas que hay en las proximidades. También se han encontrado vestigios de un asentamiento Ibero, mientras que los romanos procedentes de la vecina Titulcia establecieron sus campamentos aquí. En tiempos árabes, Chinchón perteneció a Toledo, hasta que a mediados del siglo XI, el rey Fernando I reconquistó el territorio.

Bajo el reinado de Enrique IV recibió el título de “Villa” y, a principios del siglo XVIII, el condado fue adquirido por la casa de Borbón y Farnesio, y se le otorgó el título de “Muy Noble y Muy Leal” en reconocimiento a su fidelidad en la Guerra de Sucesión. Los franceses se apropiaron de los bienes que guardaban Monasterios y Conventos pero, a día de hoy, todavía conserva todas estas joyas…

Plaza Mayor Medieval

@ayuntamientochinchon

El punto más emblemático de Chinchón es su plaza: histórica, antigua, llena de soportales, tejados escalonados y 234 balcones de madera pintados de verde. De origen medieval, con varios accesos y una forma bastante irregular, esta Plaza Mayor es un ejemplo de la arquitectura popular castellana y el centro neurálgico de la localidad.

Desde su construcción, entre los siglos XV y XVI, ha sido escenario de proclamaciones y festejos reales, juegos de cañas, corral de comedias, corridas de toros, ferias de ganado, autos sacramentales, ejecuciones e incluso plató de rodaje: Cantiflas, Rita Hayworth, Orson Welles o John Wayne grabaron allí.

@ayuntamientochinchon

Además, esta llena de restaurantes y terrazas para tomar un aperitivo o comer. Los platos estrella se cocinan en horno de leña: cochinillo, cordero, cabrito, chorizo… Acompañados de pimientos asados, sopas castellanas y de ajo, migas, potaje de vigilia, cocido o quesos de oveja.

La Torre del Reloj y la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción

Hay un dicho popular que dice: “Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre”. Y es que la Torre del Reloj es lo único que queda de la que fuera la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, construida en el siglo XV pero destruida por los franceses en el año 1808.

En Trendencias

Tres pueblos medievales en España que están tan bien conservados que son famosos en toda Europa

Mientras que la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción carece de torre ya que se construyó como capilla para los condes de Chinchón. Por ello, al no tener la necesidad de llamada para el resto de la población, no se consruyó campanario. En su interior destaca un cuadro de Goya: La Asunción de la Virgen.

Castillo de los Condes de Chinchón

turismomadrid.es

Aunque no se puede acceder a su interior y no se encuentra excesivamente bien conservado, el castillo de Chinchón es rico en historia. El original fue arrasado en 1520 y los condes de Chinchón construyeron el sobre los restos del anterior.

Durante la Guerra de Sucesión, un par de siglos más tarde, pasó a manos del archiduque de Austria, quien lo fue deteriorando hasta que se incendió. Más tarde, durante la Guerra de la Independencia, sería saqueado e incendiado (otra vez). Por último, en el siglo XX, fue una fábrica de licores.

Teatro Lope de Vega

Santiago Lopez-Pastor

El Teatro Lope de Vega  fue construido en 1891 sobre el antiguo palacio de los Condes. Fue en dicho palacio donde Lope de Vega escribió y firmó la comedia El Blasón de los Chaves de Villalba así que se decidió bautizar el teatro con el nombre del autor. Con un aforo de 400 personas, ha pasado por varias remodelaciones, siendo la última en 1987. Su estructura es sencilla y clásica. En su interior hay un magnífico telón de boca, pintura atribuida a Luis Muriel, con motivos de la Plaza Mayor y escenas alegóricas.

Además de estos lugares imprescindibles, también merece la pena acercarse a conocer otros lugares como el convento de las Clarisas, las ermitas de San Antón y San Roque, la casa de la Cadena y el convento de San Agustín, convertido en la actualidad en parador.

Parador de Chinchón

PVP en Kayak 150,00€

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Foto de portada | turismomadrid.es
– La noticia

El pueblo más bonito de Madrid se llama Chinchón, se ve en un día y su Plaza Mayor tiene mucho encanto

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
María Yuste

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias