15 abril 2024 Por Sara Hormigo 0

El SEPE ha anunciado nuevas ayudas para los parados mayores de 50, ¿serán suficientes para resolver la situación?

Que las cifras del paro en mayores de 50 años siguen siendo una asignatura pendiente para el Estado, no es nada nuevo, según los datos, casi 750.000 personas en esta franja de edad llevan más de dos años buscando empleo. Y esto lleva ocurriendo varios años porque, según un informe de UGT, “este paro de muy larga duración afectaba en 2019 al 30,5% del total de los desempleados y al 50,2% de los desempleados mayores de 55 años. Sumando, 246.900 mayores de 55 años llevan buscando empleo más de dos años. De hecho, la tendencia desde 2008 es el aumento a un 17 % de desempleo en los séniores (300.000 personas), según el III Mapa de Talento sénior.

Un problema que ha ido incrementando y para el que se han tomado medidas desde los servicios públicos de empleo, ¿pero son suficientes? Durante el acto ‘El Valor Sénior’ organizado por 65YMÁSy Cámara de Comercio, que tuvo lugar hace unos días, el director general del SEPE declaraba tener previsto recabar fondos para apoyar a los parados sénior: «La semana pasada se aprobó en la Conferencia Sectorial una distribución de fondos importante a las comunidades autónomas. Una de las cosas que se puso de manifiesto es que hay un compromiso de una parte importante de esos fondos, dedicarlos precisamente a las personas mayores de 52 años, pero en general, a las personas en desempleo de larga duración, y a las personas que, en un momento dado, por la edad, empiezan a tener cortapisas».

Para saber de qué tipo de ayudas se tratan todavía tendremos que esperar, pero lo que también se mencionó fue la Ley de Empleo, y el Real Decreto de Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Empleo que parece ser, se está tramitando sin fecha de salida aún. Pero, ¿en qué consiste esto? Y lo más importante, ¿en qué puede ayudar a los desempleados mayores de 50? Según explican en la web del SEPE, “la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo está integrada por los servicios de orientación profesional, colocación, asesoramiento a las empresas, formación y cualificación para el empleo y asesoramiento para el autoempleo y el emprendimiento”.

Una medida que, haciendo una búsqueda rápida en Google, lleva por lo visto cociéndose varios años, según publica Expansión en este artículo, en el cual además recoge la opinión de sindicatos como CC.OO y UGT los cuales denuncian que “los objetivos que se marca el plan para luchar contra la precariedad de los parados de larga duración están fuera de las políticas activas de empleo y requieren cambios en la legislación laboral. Además, la mayor parte de las medidas que comprende son meras recomendaciones para las comunidades autónomas, sin carácter obligatorio”. Desde estas declaraciones han pasado tres años, ¿cuánto tiempo más habrá que esperar?

¿Qué ayudas ofrece el SEPE para desempleados actualmente?

Desde el SEPE, ofrecen programas destinados a personas que tienen mayores dificultades para la incorporación al mercado laboral para los cuáles contienen: formación, practicas en empresas, apoyo a la inserción laboral a través de orientación laboral, formación, asesoramiento y acompañamiento en la búsqueda de trabajo… Según las cifras que comparte en este artículo Activos, los programas de inserción laboral del SEPE consiguieron ayudar a encontrar empleo a 1,5 millones de personas en 2022. Pero, nos seguimos preguntando, ¿es esto es suficiente? Pues a juzgar por las cifras del paro, como veíamos anteriormente, parece que no.

Desde el SEPE todavía tienen grandes desafíos por delante como, por ejemplo, la falta de financiación para programas de inserción laboral, la falta de colaboración entre las administraciones públicas y las empresas para facilitar la inserción y también, muy importante, la falta de sensibilización social para dar a conocer la importancia del problema y de llevar a cabo políticas de inserción laboral más efectivas.

¿Qué se está haciendo a nivel empresarial?

Por su parte, existen empresas que tienen programas de inserción laboral para mayores de 50 años y que, con ello, fomentan la igualdad de oportunidades en este colectivo que, actualmente, se ve fuertemente afectado por el desempleo y por el paro de larga duración.

Según las cifras, la mitad de las empresas españolas habría contratado a trabajadores mayores de 50 años en sus últimas propuestas laborales, tal y como recoge este artículo de Cinco Días. Asimismo, según datos de la Encuesta de Población Activa, 963.800 personas mayores de 50 años encontró empleo entre enero y marzo de 2022, aunque según recoge el III Mapa de talento sénior, al que ya hacíamos referencia antes, España todavía está lejos de igualarse a Europa en cuanto a oportunidades laborales para mayores de 55 años, ya que las tasas de actividad de los séniores españoles son menores que las de los países de referencia en Europa. De hecho, más de la mitad de los séniores (55-69 años) ha optado por la inactividad laboral (no trabajan, ni buscan empleo). Al mismo tiempo, la carrera laboral de un español medio es más corta –en años trabajados– que nuestros pares europeos.

Otros datos que merece la pena destacar según el Plan de Empleo Anual de hace un año, sobre los contratos de trabajo son que “el grueso del número de contratos son de obra o servicio o eventual por circunstancias de la producción, sumando más del 80% de los contratos registrados. Cerca del 70% de los contratos registrados pertenecen al sector servicios, seguidos del sector agricultura, industria y, en último lugar, construcción; y, aproximadamente el 50% de los contratos registrados tienen una duración inferior a 6 meses, mientras que, cifras cercanas a un 11% tienen una duración indefinida”.

Y, ¿qué empresas son las que contratan a mayores de 55 años? Pues parece que el empleo público es más importante en los séniores (23 %) que en los jóvenes (9 %), pero también empresas con 50 trabajadores o más, son las que normalmente incorporan perfiles en esta franja de edad seguidas de las que tienen entre 10 y 49 trabajadores, según este artículo de Indeed. Mientras que, los motivos que dan estas empresas por los que contratan a mayores de 50 son por su experiencia, la estabilidad laboral y una menor rotación.

Por parte del gobierno, existen estas ayudas…

Por el momento, las ayudas a las que sí pueden optar los parados sénior, son las siguientes:

Subsidio para mayores de 52 años: como decíamos, el subsidio para mayores de 52 años: una ayuda dirigida a aquellas personas que han agotado el paro y que no pueden acogerse a una jubilación anticipada y además, no disponen de rentas que le permitan vivir de una forma digna. Para poder acceder se necesita haber cotizado un mínimo de seis años o carecer de rentas superiores a 810 euros, el decir el 75% del SMI. La cuantía es de 480 euros al mes.
Subsidio extraordinario por desempleo: son personas con desempleo “total” tras haber agotado todas las prestaciones y subsidios. Su duración máxima es de seis meses y la cuantía es de 480 euros al mes. Necesitan los siguientes requisitos:

Carecer del derecho a la protección por desempleo de nivel contributivo o asistencial.
No tener cumplida la edad que le permita acceder a la pensión de jubilación, en sus modalidades contributiva o no contributiva.
Carecer de rentas superiores en cómputo mensual al 75% del salario mínimo interprofesional (SMI), excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias y acreditar responsabilidades familiares.
Haber cesado de forma involuntaria en el último trabajo realizado en caso de haber trabajado tras el agotamiento del último derecho.
No haber percibido previamente la ayuda económica de acompañamiento establecida en el Programa de Activación para el Empleo (PAE).
En la fecha de su solicitud, no estar trabajando por cuenta ajena a tiempo parcial o no tener suspendido su contrato de trabajo.
No haber sido beneficiario con anterioridad del subsidio extraordinario por desempleo.

Por último, la Renta Activa de Inserción (RAI): será concedida para aquellas personas que estén en paro y no tenga derecho a la prestación contributiva ni al subsidio por desempleo, siempre y cuando cumpla con una serie de requisitos que vienen indicados en la web. La RAI se concede durante 11 meses como máximo y la cuantía mensual es igual al 80% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), es decir de 480 euros al mes.

Qué se puede hacer por mejorar la situación

En el mismo informe del Plan de Empleo Anualo de 2023, dicen que “los mayores de 45 años tienen un impacto total medio de +7,39 puntos en la inserción laboral”, respecto a los servicios y ayudas que se le ofrecen por parte de los servicios públicos. “El 60% de los servicios de tutoría o su complemento con itineriarios” también tienen impactos positivos entre el 10 y 12% respectivamente. Y “los servicios más exitosos para este grupo son el de autoempleo, la conjunción de tutorías, formación e itinerario”, exponen

Fomentar a jubilación activa para los sénior por cuenta propia que quieran seguir activos, permitir indemnizaciones parciales por parte de la empresa ante la finalización del contrato del sénior, deducción al 100% de los gastos de formación y educación de los sénior, reducción de las tarifas de autónomos, incentivar a los emprendedores sénior autónomos que contraten jóvenes en paro… son algunas de las ideas que se proponen desde el III Mapa de Talento sénior.

Y entre algunas iniciativas llevadas a cabo por compañías y empresas que ya han decidido optar por unirse a fomentar el empleo en este sector de la población encontramos: “Programa Talento 45+” de la Cámara de Comercio o “El Valor Sénior”, de 65ymás y Cámara de Comercio, “Mastalentosenior” de EJE&CON, Fundación máshumano y Fundación Másfamilia, “#Tuedadesuntesoro” de Fundación Adecco o Senior+ de CValores.org, el Plan de empleo de la Cruz Roja, el programa Savia de Endesa… Y, ¿qué tienen en común todas ellas?

Un orientación personalizada para detectar puntos débiles y comenzar un itinerario formativo adecuado al perfil profesional.
Formación en competencias digitales para favorecer la búsqueda de empleo.
Acompañamiento durante la búsqueda y un análisis del mercado para ver cuáles son las oportunidades existentes y conseguir un puesto de trabajo.

El valor de los sénior

Incluso, tras haber concedido todas estas ayudas por parte de “algunas” empresas y las iniciativas públicas que existen a nivel de recursos de desempleo, las cifras y el panorama de desempleo sénior sigue siendo bastante negro durante los últimos años.

Son muchas las batallas que los sénior tienen que lidiar a diario para hacerse valer en sus puestos de trabajo y es que parece que la experiencia ya no es suficiente para conservar un empleo a partir de estas edades, por ello, desde las instituciones se pide “un cambio cultural en las empresas para que se sumen. Hay que convencer al tejido empresarial de que las personas mayores no son prescindibles». Envejecer es evolucionar y conlleva una andadura personal a lo largo de los años que hay que valorar. Algo que, aunque parece obvio hay que seguir recordando porque esto nos va a pasar a todos. Todos vamos a llegar a una edad en la que, si las empresas siguen por el mismo camino, prescindirán del talento sénior.

“En un país en el que desgraciadamente cada vez nacen menos niños, potenciar el talento sénior es una obligación para asegurar la actividad económica y el mantenimiento de nuestro sistema de pensiones”, decía José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio en el mismo acto mencionado anteriormente. A lo que hay que añadir que la esperanza de vida cada vez es mayor, concretamente, 83 años en España, el segundo país del mundo más longevo.

Parece que esto tendría que ser suficiente para seguir apostando por el talento sénior, aunque como hemos visto a juzgar por las cifras todavía nos encontramos ante un panorama reticente. Aunque cada vez estamos más cerca de mejorar la situación, habrá que seguir esperando, por el momento.

Fotos | Twitter

En Trendencias | El truco infalible para quitar las manchas amarillas de la ropa guardada

En Trendencias | La piedra blanca de limpieza: precio diez, milagro contra la suciedad y alternativas en el mercado


La noticia

El SEPE ha anunciado nuevas ayudas para los parados mayores de 50, ¿serán suficientes para resolver la situación?

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Sara Hormigo

.

Que las cifras del paro en mayores de 50 años siguen siendo una asignatura pendiente para el Estado, no es nada nuevo, según los datos, casi 750.000 personas en esta franja de edad llevan más de dos años buscando empleo. Y esto lleva ocurriendo varios años porque, según un informe de UGT, “este paro de muy larga duración afectaba en 2019 al 30,5% del total de los desempleados y al 50,2% de los desempleados mayores de 55 años. Sumando, 246.900 mayores de 55 años llevan buscando empleo más de dos años. De hecho, la tendencia desde 2008 es el aumento a un 17 % de desempleo en los séniores (300.000 personas), según el III Mapa de Talento sénior.

Un problema que ha ido incrementando y para el que se han tomado medidas desde los servicios públicos de empleo, ¿pero son suficientes? Durante el acto ‘El Valor Sénior’ organizado por 65YMÁSy Cámara de Comercio, que tuvo lugar hace unos días, el director general del SEPE declaraba tener previsto recabar fondos para apoyar a los parados sénior: «La semana pasada se aprobó en la Conferencia Sectorial una distribución de fondos importante a las comunidades autónomas. Una de las cosas que se puso de manifiesto es que hay un compromiso de una parte importante de esos fondos, dedicarlos precisamente a las personas mayores de 52 años, pero en general, a las personas en desempleo de larga duración, y a las personas que, en un momento dado, por la edad, empiezan a tener cortapisas».

Para saber de qué tipo de ayudas se tratan todavía tendremos que esperar, pero lo que también se mencionó fue la Ley de Empleo, y el Real Decreto de Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Empleo que parece ser, se está tramitando sin fecha de salida aún. Pero, ¿en qué consiste esto? Y lo más importante, ¿en qué puede ayudar a los desempleados mayores de 50? Según explican en la web del SEPE, “la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo está integrada por los servicios de orientación profesional, colocación, asesoramiento a las empresas, formación y cualificación para el empleo y asesoramiento para el autoempleo y el emprendimiento”.

Una medida que, haciendo una búsqueda rápida en Google, lleva por lo visto cociéndose varios años, según publica Expansión en este artículo, en el cual además recoge la opinión de sindicatos como CC.OO y UGT los cuales denuncian que “los objetivos que se marca el plan para luchar contra la precariedad de los parados de larga duración están fuera de las políticas activas de empleo y requieren cambios en la legislación laboral. Además, la mayor parte de las medidas que comprende son meras recomendaciones para las comunidades autónomas, sin carácter obligatorio”. Desde estas declaraciones han pasado tres años, ¿cuánto tiempo más habrá que esperar?

¿Qué ayudas ofrece el SEPE para desempleados actualmente?

Desde el SEPE, ofrecen programas destinados a personas que tienen mayores dificultades para la incorporación al mercado laboral para los cuáles contienen: formación, practicas en empresas, apoyo a la inserción laboral a través de orientación laboral, formación, asesoramiento y acompañamiento en la búsqueda de trabajo… Según las cifras que comparte en este artículo Activos, los programas de inserción laboral del SEPE consiguieron ayudar a encontrar empleo a 1,5 millones de personas en 2022. Pero, nos seguimos preguntando, ¿es esto es suficiente? Pues a juzgar por las cifras del paro, como veíamos anteriormente, parece que no.

Desde el SEPE todavía tienen grandes desafíos por delante como, por ejemplo, la falta de financiación para programas de inserción laboral, la falta de colaboración entre las administraciones públicas y las empresas para facilitar la inserción y también, muy importante, la falta de sensibilización social para dar a conocer la importancia del problema y de llevar a cabo políticas de inserción laboral más efectivas.

En Trendencias

El éxito de emprender a los 50, un salvavidas para superar el drama del paro a edades avanzadas

¿Qué se está haciendo a nivel empresarial?

Por su parte, existen empresas que tienen programas de inserción laboral para mayores de 50 años y que, con ello, fomentan la igualdad de oportunidades en este colectivo que, actualmente, se ve fuertemente afectado por el desempleo y por el paro de larga duración.

Según las cifras, la mitad de las empresas españolas habría contratado a trabajadores mayores de 50 años en sus últimas propuestas laborales, tal y como recoge este artículo de Cinco Días. Asimismo, según datos de la Encuesta de Población Activa, 963.800 personas mayores de 50 años encontró empleo entre enero y marzo de 2022, aunque según recoge el III Mapa de talento sénior, al que ya hacíamos referencia antes, España todavía está lejos de igualarse a Europa en cuanto a oportunidades laborales para mayores de 55 años, ya que las tasas de actividad de los séniores españoles son menores que las de los países de referencia en Europa. De hecho, más de la mitad de los séniores (55-69 años) ha optado por la inactividad laboral (no trabajan, ni buscan empleo). Al mismo tiempo, la carrera laboral de un español medio es más corta –en años trabajados– que nuestros pares europeos.

Otros datos que merece la pena destacar según el Plan de Empleo Anual de hace un año, sobre los contratos de trabajo son que “el grueso del número de contratos son de obra o servicio o eventual por circunstancias de la producción, sumando más del 80% de los contratos registrados. Cerca del 70% de los contratos registrados pertenecen al sector servicios, seguidos del sector agricultura, industria y, en último lugar, construcción; y, aproximadamente el 50% de los contratos registrados tienen una duración inferior a 6 meses, mientras que, cifras cercanas a un 11% tienen una duración indefinida”.

Y, ¿qué empresas son las que contratan a mayores de 55 años? Pues parece que el empleo público es más importante en los séniores (23 %) que en los jóvenes (9 %), pero también empresas con 50 trabajadores o más, son las que normalmente incorporan perfiles en esta franja de edad seguidas de las que tienen entre 10 y 49 trabajadores, según este artículo de Indeed. Mientras que, los motivos que dan estas empresas por los que contratan a mayores de 50 son por su experiencia, la estabilidad laboral y una menor rotación.

Por parte del gobierno, existen estas ayudas…

Por el momento, las ayudas a las que sí pueden optar los parados sénior, son las siguientes:

Subsidio para mayores de 52 años: como decíamos, el subsidio para mayores de 52 años: una ayuda dirigida a aquellas personas que han agotado el paro y que no pueden acogerse a una jubilación anticipada y además, no disponen de rentas que le permitan vivir de una forma digna. Para poder acceder se necesita haber cotizado un mínimo de seis años o carecer de rentas superiores a 810 euros, el decir el 75% del SMI. La cuantía es de 480 euros al mes.
Subsidio extraordinario por desempleo: son personas con desempleo “total” tras haber agotado todas las prestaciones y subsidios. Su duración máxima es de seis meses y la cuantía es de 480 euros al mes. Necesitan los siguientes requisitos:

Carecer del derecho a la protección por desempleo de nivel contributivo o asistencial.
No tener cumplida la edad que le permita acceder a la pensión de jubilación, en sus modalidades contributiva o no contributiva.
Carecer de rentas superiores en cómputo mensual al 75% del salario mínimo interprofesional (SMI), excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias y acreditar responsabilidades familiares.
Haber cesado de forma involuntaria en el último trabajo realizado en caso de haber trabajado tras el agotamiento del último derecho.
No haber percibido previamente la ayuda económica de acompañamiento establecida en el Programa de Activación para el Empleo (PAE).
En la fecha de su solicitud, no estar trabajando por cuenta ajena a tiempo parcial o no tener suspendido su contrato de trabajo.
No haber sido beneficiario con anterioridad del subsidio extraordinario por desempleo.

Por último, la Renta Activa de Inserción (RAI): será concedida para aquellas personas que estén en paro y no tenga derecho a la prestación contributiva ni al subsidio por desempleo, siempre y cuando cumpla con una serie de requisitos que vienen indicados en la web. La RAI se concede durante 11 meses como máximo y la cuantía mensual es igual al 80% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), es decir de 480 euros al mes.

Qué se puede hacer por mejorar la situación

En el mismo informe del Plan de Empleo Anualo de 2023, dicen que “los mayores de 45 años tienen un impacto total medio de +7,39 puntos en la inserción laboral”, respecto a los servicios y ayudas que se le ofrecen por parte de los servicios públicos. “El 60% de los servicios de tutoría o su complemento con itineriarios” también tienen impactos positivos entre el 10 y 12% respectivamente. Y “los servicios más exitosos para este grupo son el de autoempleo, la conjunción de tutorías, formación e itinerario”, exponen

Fomentar a jubilación activa para los sénior por cuenta propia que quieran seguir activos, permitir indemnizaciones parciales por parte de la empresa ante la finalización del contrato del sénior, deducción al 100% de los gastos de formación y educación de los sénior, reducción de las tarifas de autónomos, incentivar a los emprendedores sénior autónomos que contraten jóvenes en paro… son algunas de las ideas que se proponen desde el III Mapa de Talento sénior.

Y entre algunas iniciativas llevadas a cabo por compañías y empresas que ya han decidido optar por unirse a fomentar el empleo en este sector de la población encontramos: “Programa Talento 45+” de la Cámara de Comercio o “El Valor Sénior”, de 65ymás y Cámara de Comercio, “Mastalentosenior” de EJE&CON, Fundación máshumano y Fundación Másfamilia, “#Tuedadesuntesoro” de Fundación Adecco o Senior+ de CValores.org, el Plan de empleo de la Cruz Roja, el programa Savia de Endesa… Y, ¿qué tienen en común todas ellas?

Un orientación personalizada para detectar puntos débiles y comenzar un itinerario formativo adecuado al perfil profesional.
Formación en competencias digitales para favorecer la búsqueda de empleo.
Acompañamiento durante la búsqueda y un análisis del mercado para ver cuáles son las oportunidades existentes y conseguir un puesto de trabajo.

En Trendencias

La esperanza de vida entre mujeres y hombres empieza a igualarse: estos son los motivos según los expertos

El valor de los sénior

Incluso, tras haber concedido todas estas ayudas por parte de “algunas” empresas y las iniciativas públicas que existen a nivel de recursos de desempleo, las cifras y el panorama de desempleo sénior sigue siendo bastante negro durante los últimos años.

Son muchas las batallas que los sénior tienen que lidiar a diario para hacerse valer en sus puestos de trabajo y es que parece que la experiencia ya no es suficiente para conservar un empleo a partir de estas edades, por ello, desde las instituciones se pide “un cambio cultural en las empresas para que se sumen. Hay que convencer al tejido empresarial de que las personas mayores no son prescindibles». Envejecer es evolucionar y conlleva una andadura personal a lo largo de los años que hay que valorar. Algo que, aunque parece obvio hay que seguir recordando porque esto nos va a pasar a todos. Todos vamos a llegar a una edad en la que, si las empresas siguen por el mismo camino, prescindirán del talento sénior.

“En un país en el que desgraciadamente cada vez nacen menos niños, potenciar el talento sénior es una obligación para asegurar la actividad económica y el mantenimiento de nuestro sistema de pensiones”, decía José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio en el mismo acto mencionado anteriormente. A lo que hay que añadir que la esperanza de vida cada vez es mayor, concretamente, 83 años en España, el segundo país del mundo más longevo.

Parece que esto tendría que ser suficiente para seguir apostando por el talento sénior, aunque como hemos visto a juzgar por las cifras todavía nos encontramos ante un panorama reticente. Aunque cada vez estamos más cerca de mejorar la situación, habrá que seguir esperando, por el momento.

Fotos | Twitter

En Trendencias | El truco infalible para quitar las manchas amarillas de la ropa guardada

En Trendencias | La piedra blanca de limpieza: precio diez, milagro contra la suciedad y alternativas en el mercado

– La noticia

El SEPE ha anunciado nuevas ayudas para los parados mayores de 50, ¿serán suficientes para resolver la situación?

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Sara Hormigo

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias