16 abril 2024 Por Noemí Valle 0

El té de alcachofa: la infusión diurética que triunfa por sus propiedades antioxidantes

Las infusiones son un básico en la dieta de muchas de nosotras. Cada vez somos más las que poco a poco vamos cambiando el café de las mañanas por otras opciones como los tés, donde despuntan algunos como el matcha o el cúrcuma latte, que estos últimos años han ido ganando notoriedad. Está claro que cada vez nos fijamos más en las propiedades que cada producto puede ofrecer a nuestro cuerpo, por eso en cuanto hemos dado con la amplia lista de beneficios del té de alcachofa no hemos dudado a la hora de hacerle un hueco en nuestra rutina.

El té de alcachofa se está posicionando como una de las infusiones más aplaudidas del momento. Sabemos que esta planta, que es la absoluta protagonista de la infusión de moda, trae consigo propiedades para paliar ciertas dolencias ya que ha sido una imprescindible de la medicina tradicional. No es de extrañar que a la hora apostar por una bebida donde sus hojas se convierten el ingrediente principal, solo pueda aportar ventajas y más ventajas a nuestro organismo.

Según explica la Fundación Española de Nutrición, de entre las propiedades de la alcachofa destaca su papel a la hora de eliminar el líquido y la sal sobrante del organismo junto a otras toxinas del cuerpo ya que es muy rica en antioxidantes y tiene efectos hipocolesterolemiantes, diuréticos y digestivos, que favorecen la salud cardiovascular, renal y hepática.

Donde fijamos especialmente la atención es sin embargo en las hojas de la alcachofa, que son las que se utilizan para la elaboración de la infusión, donde un estudio científico destaca sus propiedades coleréticas, diuréticas, antidiabéticas y dermatológicas así como los principios activos presentes despuntando los ácidos fenólicos, los flavonoides y las lactonas sesquiterpénicas, que actúan sobre el hígado, el riñón, el corazón y el metabolismo. Ahí observamos como éstas pueden ser un gran aliado para tratar afecciones como la dispepsia, la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes, la obesidad así como ciertas enfermedades de la piel.

Beneficios de la infusión de alcachofa

Favorece la digestión de las grasas y previene la formación de cálculos biliares: así lo afirma un estudio llevado a cabo por la Universidad de El Cairo.
Protege el hígado: según los resultados de varias investigaciones, los efectos hepatoprotectores del extracto de hoja de alcachofa son evidentes.
Tiene propiedades diuréticas: ayuda al organismo en la eliminación de líquidos y toxinas, así mismo previene la retención de líquidos y la hipertensión arterial y mejora también la digestión del propio cuerpo, según plasman los estudios científicos.
Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre: un dato que se afirma en las diferentes investigaciones científicas donde se observa como mejora favorablemente la salud del corazón, previniendo enfermedades cardiovasculares.
Regula los niveles de insulina y glucosa en sangre: esto convierte al té de alcachofa en un gran aliado en las dietas de aquellos que sufren de diabetes, según muestran ciertos estudios.

A esta amplia lista de pros a tener en cuenta a la hora de consumir el té de alcachofa se le suman su alto contenido en fibra que mejora el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, además de aportar vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo como vitamina C, vitamina B1, folato, magnesio, potasio, calcio, hierro y zinc.

¿Cómo preparar una infusión de alcachofa?

A pesar de las diferentes posibilidades que se ofrecen a la hora de preparar la infusión de alcachofa, la que más despunta es sin duda la que requiere de hojas frescas de esta verdura. Para ello necesitamos unas 10 o 15 hojas de alcachofa previamente cortadas. A continuación las colocamos en un cazo con agua hasta que éste llegue a la ebullición. Dejamos que la mezcla hierva unos 5 minutos y apagamos el fuego. Por último dejamos reposar la infusión unos 1o minutos y colamos.

Fotos | MYKOLA OSMACHKO en Pexels, Julia Sakelli en Pexels

En Trendencias |El aceite de Onagra de Mercadona que arrasa en RRSS como antiedad


La noticia

El té de alcachofa: la infusión diurética que triunfa por sus propiedades antioxidantes

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Noemí Valle

.

Las infusiones son un básico en la dieta de muchas de nosotras. Cada vez somos más las que poco a poco vamos cambiando el café de las mañanas por otras opciones como los tés, donde despuntan algunos como el matcha o el cúrcuma latte, que estos últimos años han ido ganando notoriedad. Está claro que cada vez nos fijamos más en las propiedades que cada producto puede ofrecer a nuestro cuerpo, por eso en cuanto hemos dado con la amplia lista de beneficios del té de alcachofa no hemos dudado a la hora de hacerle un hueco en nuestra rutina.

El té de alcachofa se está posicionando como una de las infusiones más aplaudidas del momento. Sabemos que esta planta, que es la absoluta protagonista de la infusión de moda, trae consigo propiedades para paliar ciertas dolencias ya que ha sido una imprescindible de la medicina tradicional. No es de extrañar que a la hora apostar por una bebida donde sus hojas se convierten el ingrediente principal, solo pueda aportar ventajas y más ventajas a nuestro organismo.

Según explica la Fundación Española de Nutrición, de entre las propiedades de la alcachofa destaca su papel a la hora de eliminar el líquido y la sal sobrante del organismo junto a otras toxinas del cuerpo ya que es muy rica en antioxidantes y tiene efectos hipocolesterolemiantes, diuréticos y digestivos, que favorecen la salud cardiovascular, renal y hepática.

En Trendencias

Gisele Bündchen desvela su secreto de belleza en su nuevo libro: un hábito alimentario rodeado de mitos, según los expertos

Donde fijamos especialmente la atención es sin embargo en las hojas de la alcachofa, que son las que se utilizan para la elaboración de la infusión, donde un estudio científico destaca sus propiedades coleréticas, diuréticas, antidiabéticas y dermatológicas así como los principios activos presentes despuntando los ácidos fenólicos, los flavonoides y las lactonas sesquiterpénicas, que actúan sobre el hígado, el riñón, el corazón y el metabolismo. Ahí observamos como éstas pueden ser un gran aliado para tratar afecciones como la dispepsia, la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes, la obesidad así como ciertas enfermedades de la piel.

Beneficios de la infusión de alcachofa

Favorece la digestión de las grasas y previene la formación de cálculos biliares: así lo afirma un estudio llevado a cabo por la Universidad de El Cairo.
Protege el hígado: según los resultados de varias investigaciones, los efectos hepatoprotectores del extracto de hoja de alcachofa son evidentes.
Tiene propiedades diuréticas: ayuda al organismo en la eliminación de líquidos y toxinas, así mismo previene la retención de líquidos y la hipertensión arterial y mejora también la digestión del propio cuerpo, según plasman los estudios científicos.
Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre: un dato que se afirma en las diferentes investigaciones científicas donde se observa como mejora favorablemente la salud del corazón, previniendo enfermedades cardiovasculares.
Regula los niveles de insulina y glucosa en sangre: esto convierte al té de alcachofa en un gran aliado en las dietas de aquellos que sufren de diabetes, según muestran ciertos estudios.

A esta amplia lista de pros a tener en cuenta a la hora de consumir el té de alcachofa se le suman su alto contenido en fibra que mejora el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, además de aportar vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo como vitamina C, vitamina B1, folato, magnesio, potasio, calcio, hierro y zinc.

¿Cómo preparar una infusión de alcachofa?

A pesar de las diferentes posibilidades que se ofrecen a la hora de preparar la infusión de alcachofa, la que más despunta es sin duda la que requiere de hojas frescas de esta verdura. Para ello necesitamos unas 10 o 15 hojas de alcachofa previamente cortadas. A continuación las colocamos en un cazo con agua hasta que éste llegue a la ebullición. Dejamos que la mezcla hierva unos 5 minutos y apagamos el fuego. Por último dejamos reposar la infusión unos 1o minutos y colamos.

Fotos | MYKOLA OSMACHKO en Pexels, Julia Sakelli en Pexels

En Trendencias |El aceite de Onagra de Mercadona que arrasa en RRSS como antiedad

– La noticia

El té de alcachofa: la infusión diurética que triunfa por sus propiedades antioxidantes

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Noemí Valle

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias