27 diciembre 2023 Por Anabel Palomares 0

El truco de productividad que pondré en marcha en 2024: ayuda en el trabajo y nos hace vivir más años según la ciencia

Dice la RAE que el optimismo es la propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable, algo que las personas resilientes practican a diario cuando se enfrentan a las adversidades de la vida. Y ese optimismo tiene efectos en nosotros y también en nuestra manera de trabajar.

Te hablo del optimismo bien entendido, no de la dictadura del positivismo, y es el propósito que pondré en marcha en 2024 porque si la ciencia dice que es bueno para mí, yo me lo creo. El truco de productividad que implantaré el año que viene en mi vida es el optimismo.

Los efectos del optimismo en nuestro bienestar mental y físico

La disposición hacia el optimismo, denominada “optimismo disposicional” es, según la psicología, un rasgo de una personalidad equilibrada y aquellas que lo tienen, son positivas ante los acontecimientos de la vida diaria. En las investigaciones realizadas desde esta perspectiva se han encontrado correlaciones positivas entre el optimismo y el bienestar físico y mental llegando incluso a afirmar que esas personas son más resilientes al estrés y tienden a utilizar estrategias de afrontamiento ante las dificultades más adecuadas ya que el optimismo estimula la producción de serotonina que contribuye a la sensación de felicidad y bienestar.

Según esta compilación de estudios, el optimismo promueve una mejor salud física. Las personas optimistas tienden a tener respuestas inmunes más fuertes, presión arterial más baja y un riesgo reducido de enfermedad cardiovascular. Y vamos más allá, porque dos estudios recientes afirman que el optimismo está relacionado con una esperanza de vida más larga, algo que ya afirmaba la Universidad de Harvard.

Los optimistas creen que los acontecimientos positivos son más estables y frecuentes que los negativos y piensan que pueden evitar problemas en la vida diaria y evitar que sucedan y, por lo tanto, afrontan situaciones estresantes con más éxito que los pesimistas. Lo hacen mediante conductas adaptativas y respuestas cognitivas asociadas con una mayor flexibilidad y la capacidad de resolución de problemas.

Existe evidencia científica de que las personas optimistas presentan una mayor calidad de vida en comparación con aquellas con niveles bajos de optimismo o incluso pesimistas. El optimismo puede influir en el bienestar físico y mental mediante la promoción de un estilo de vida saludable y un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Cómo afecta el optimismo en el trabajo

A nivel laboral, un estudio de Marcial Losada analizó el efecto de las emociones negativas en el entorno laboral. Encontró que los equipos de alto desempeño tienen una proporción más alta, de 6 a 1, de declaraciones positivas y negativas. Averiguó que los equipos de alto rendimiento eran más flexibles, resilientes, no estaban estancados en un comportamiento defensivo. Los equipos de bajo rendimiento, por su parte, conectaban peor, no hacían preguntas y casi no tenían enfoque externo. Nos volvemos rígidos cuando estamos en un estado pesimista. Es decir, a nivel laboral es más eficaz un optimista.

Si hacemos caso a los efectos descritos por la ciencia, veremos que no solo mejora nuestro bienestar si somos optimistas, también tiene un efecto directo en la productividad, ya que tener una perspectiva positiva nos hace ser proactivas y por lo tanto más eficaces y productivas. Además, como veíamos antes, las personas positivas se enfrentan de diferente forma a los problemas, que perciben como oportunidades de crecimiento, y muestran una mayor resiliencia ante la adversidad. Están más preparadas para gestionar el estrés, recuperarse de los fracasos y adaptarse al cambio.

Tali Sharot, Doctora en Psicología y Neurociencia, decía que el pesimismo y el optimismo son contagiosos, así que podemos afirmar que las personas optimistas contribuyen a un ambiente de trabajo positivo, lo que sin duda es beneficioso para todos los miembros del equipo.

Mi objetivo en 2024 es volverme más optimista en la vida. Ya te contaré el año que viene si esto tiene efectos reales en mi productividad, o solo consigue que esté de mejor humor todos los días.

Fotos | Free Guy

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar


La noticia

El truco de productividad que pondré en marcha en 2024: ayuda en el trabajo y nos hace vivir más años según la ciencia

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Dice la RAE que el optimismo es la propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable, algo que las personas resilientes practican a diario cuando se enfrentan a las adversidades de la vida. Y ese optimismo tiene efectos en nosotros y también en nuestra manera de trabajar.

Te hablo del optimismo bien entendido, no de la dictadura del positivismo, y es el propósito que pondré en marcha en 2024 porque si la ciencia dice que es bueno para mí, yo me lo creo. El truco de productividad que implantaré el año que viene en mi vida es el optimismo.

Los efectos del optimismo en nuestro bienestar mental y físico

La disposición hacia el optimismo, denominada “optimismo disposicional” es, según la psicología, un rasgo de una personalidad equilibrada y aquellas que lo tienen, son positivas ante los acontecimientos de la vida diaria. En las investigaciones realizadas desde esta perspectiva se han encontrado correlaciones positivas entre el optimismo y el bienestar físico y mental llegando incluso a afirmar que esas personas son más resilientes al estrés y tienden a utilizar estrategias de afrontamiento ante las dificultades más adecuadas ya que el optimismo estimula la producción de serotonina que contribuye a la sensación de felicidad y bienestar.

En Trendencias

Las nueve frases que se dicen las personas con resiliencia a diario según una psicóloga de Harvard

Según esta compilación de estudios, el optimismo promueve una mejor salud física. Las personas optimistas tienden a tener respuestas inmunes más fuertes, presión arterial más baja y un riesgo reducido de enfermedad cardiovascular. Y vamos más allá, porque dos estudios recientes afirman que el optimismo está relacionado con una esperanza de vida más larga, algo que ya afirmaba la Universidad de Harvard.

Los optimistas creen que los acontecimientos positivos son más estables y frecuentes que los negativos y piensan que pueden evitar problemas en la vida diaria y evitar que sucedan y, por lo tanto, afrontan situaciones estresantes con más éxito que los pesimistas. Lo hacen mediante conductas adaptativas y respuestas cognitivas asociadas con una mayor flexibilidad y la capacidad de resolución de problemas.

Existe evidencia científica de que las personas optimistas presentan una mayor calidad de vida en comparación con aquellas con niveles bajos de optimismo o incluso pesimistas. El optimismo puede influir en el bienestar físico y mental mediante la promoción de un estilo de vida saludable y un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Cómo afecta el optimismo en el trabajo

A nivel laboral, un estudio de Marcial Losada analizó el efecto de las emociones negativas en el entorno laboral. Encontró que los equipos de alto desempeño tienen una proporción más alta, de 6 a 1, de declaraciones positivas y negativas. Averiguó que los equipos de alto rendimiento eran más flexibles, resilientes, no estaban estancados en un comportamiento defensivo. Los equipos de bajo rendimiento, por su parte, conectaban peor, no hacían preguntas y casi no tenían enfoque externo. Nos volvemos rígidos cuando estamos en un estado pesimista. Es decir, a nivel laboral es más eficaz un optimista.

Si hacemos caso a los efectos descritos por la ciencia, veremos que no solo mejora nuestro bienestar si somos optimistas, también tiene un efecto directo en la productividad, ya que tener una perspectiva positiva nos hace ser proactivas y por lo tanto más eficaces y productivas. Además, como veíamos antes, las personas positivas se enfrentan de diferente forma a los problemas, que perciben como oportunidades de crecimiento, y muestran una mayor resiliencia ante la adversidad. Están más preparadas para gestionar el estrés, recuperarse de los fracasos y adaptarse al cambio.

En Trendencias

He usado este truco de productividad de Steve Jobs durante el último año y así ha cambiado mi teletrabajo

Tali Sharot, Doctora en Psicología y Neurociencia, decía que el pesimismo y el optimismo son contagiosos, así que podemos afirmar que las personas optimistas contribuyen a un ambiente de trabajo positivo, lo que sin duda es beneficioso para todos los miembros del equipo.

Mi objetivo en 2024 es volverme más optimista en la vida. Ya te contaré el año que viene si esto tiene efectos reales en mi productividad, o solo consigue que esté de mejor humor todos los días.

Fotos | Free Guy

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

– La noticia

El truco de productividad que pondré en marcha en 2024: ayuda en el trabajo y nos hace vivir más años según la ciencia

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias