3 enero 2024 Por Cristina Sobrino 0

En uno de los pueblos más bonitos de Málaga hay unos baños romanos cuyos orígenes están rodeados de leyendas

Sus Majestades de Oriente no han hecho aún acto de presencia este año, por lo que puede que estés a tiempo de pedirles en tu carta un viaje. Nosotras desde luego te traemos una sugerencia: una escapada rural a Casares, uno de los pueblos más bonito de Málaga, junto a Frigiliana, según National Geographic, donde además hay unos baños romanos con mucha historia.

Casares, uno de los pueblos blancos más bonitos de Málaga

Todo está bien en Casares, una localidad malagueña que discurre a los pies de la Sierra Crestillina y que se encuentra a tan solo 15 kilómetros de las aguas mediterráneas, donde el azul del cielo se funde con el del mar, como señalan en National Geographic. El pueblo vio nacer al ideólogo del andalucismo, Blas Infante, que fue asesinado en un fusilamiento durante la Guerra Civil por los militares golpistas.

Las casas encaladas típicas de estas localizaciones se apiñan unas sobre otras zigzagueando en cuesta por unas calles en las que la impronta musulmana aún se encuentra muy presente. Uno de sus vestigios es el Castillo de Casares, construido por los árabes en lo más alto del pueblo en el siglo XIII con idea de vigilar toda la Serranía de Ronda y hasta Gibraltar de acuerdo a la página web del consistorio local. Además de los restos de la muralla también se encuentran aún en pie parte de los muros y torres del Alcázar.

Página web del Ayuntamiento de Casares | Restos de la fortaleza árabe

Los Baños de la Hedionda, herencia romana

Los Baños romanos de la Hedionda forman parte de la esencia de Casares. De hecho, tan intrincando son sus orígenes que la única forma que hay de encontrarlos es mediante leyendas, como explican en la web local, que además hablan de supuestas propiedades terapéuticas de las aguas:

La primera y más popular se remonta al año 61 a.C., cuando las tropas romanas que se encontraban acampadas en la zona para enfrentarse a Pompeyo sufrieron una infección de sarna y encontraron en estas aguas el alivio que necesitaban.
La segunda asegura que fue el mismísimo Julio César el que alabó las bondades curativas de las aguas de Casares tras curarse de un herpes y que por ello mandó a construir los baños donde hoy se encuentran.
De acuerdo a la tercera, el demonio que vivía en estas aguas suspiró una última vez tras ser expulsado por Santiago, de ahí el olor a azufre de las mismas. Una leyenda que confirmaría como teoría el ya difunto Hugo Chávez.

Sea como fuere, desde tiempos inmemoriales los Baños de la Hedionda han servido para definir el ADN de Casares, que ha ido moldeando estas pozas en beneficio de la población. Eso sí, siempre de forma respetuosa y cuidada. De hecho, es algo que se lleva haciendo siglos, ya que tras una intervención arqueológica en los 90 se descubrió que los árabes habían retocado su estructura. Desde 2016 los baños cuentan también con piscinas naturales.

Los baños están abiertos al público desde julio hasta septiembre, siendo necesaria la reserva previa para su acceso en las horas más concurridas, ya que desde el ayuntamiento han establecido un aforo máximo durante las mismas de 24 personas. La entrada es gratuita.

Fotos | Casares Spain vía Flickr y Página web del Ayuntamiento de Casares

En Trendencias | Las 31 escapadas románticas por España para hacer en pareja en las que quizá no habías pensado


La noticia

En uno de los pueblos más bonitos de Málaga hay unos baños romanos cuyos orígenes están rodeados de leyendas

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Cristina Sobrino

.

Sus Majestades de Oriente no han hecho aún acto de presencia este año, por lo que puede que estés a tiempo de pedirles en tu carta un viaje. Nosotras desde luego te traemos una sugerencia: una escapada rural a Casares, uno de los pueblos más bonito de Málaga, junto a Frigiliana, según National Geographic, donde además hay unos baños romanos con mucha historia.

En Trendencias

Este desconocido rincón medieval de Burgos es la ciudad más pequeña de España y nos morimos por visitarla

Casares, uno de los pueblos blancos más bonitos de Málaga

Todo está bien en Casares, una localidad malagueña que discurre a los pies de la Sierra Crestillina y que se encuentra a tan solo 15 kilómetros de las aguas mediterráneas, donde el azul del cielo se funde con el del mar, como señalan en National Geographic. El pueblo vio nacer al ideólogo del andalucismo, Blas Infante, que fue asesinado en un fusilamiento durante la Guerra Civil por los militares golpistas.

Las casas encaladas típicas de estas localizaciones se apiñan unas sobre otras zigzagueando en cuesta por unas calles en las que la impronta musulmana aún se encuentra muy presente. Uno de sus vestigios es el Castillo de Casares, construido por los árabes en lo más alto del pueblo en el siglo XIII con idea de vigilar toda la Serranía de Ronda y hasta Gibraltar de acuerdo a la página web del consistorio local. Además de los restos de la muralla también se encuentran aún en pie parte de los muros y torres del Alcázar.

Página web del Ayuntamiento de Casares | Restos de la fortaleza árabe

Los Baños de la Hedionda, herencia romana

Los Baños romanos de la Hedionda forman parte de la esencia de Casares. De hecho, tan intrincando son sus orígenes que la única forma que hay de encontrarlos es mediante leyendas, como explican en la web local, que además hablan de supuestas propiedades terapéuticas de las aguas:

La primera y más popular se remonta al año 61 a.C., cuando las tropas romanas que se encontraban acampadas en la zona para enfrentarse a Pompeyo sufrieron una infección de sarna y encontraron en estas aguas el alivio que necesitaban.
La segunda asegura que fue el mismísimo Julio César el que alabó las bondades curativas de las aguas de Casares tras curarse de un herpes y que por ello mandó a construir los baños donde hoy se encuentran.
De acuerdo a la tercera, el demonio que vivía en estas aguas suspiró una última vez tras ser expulsado por Santiago, de ahí el olor a azufre de las mismas. Una leyenda que confirmaría como teoría el ya difunto Hugo Chávez.

Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de David Bermudez & Kalina ☓ Travel Couple + 🐺 (@rutaideal)

Sea como fuere, desde tiempos inmemoriales los Baños de la Hedionda han servido para definir el ADN de Casares, que ha ido moldeando estas pozas en beneficio de la población. Eso sí, siempre de forma respetuosa y cuidada. De hecho, es algo que se lleva haciendo siglos, ya que tras una intervención arqueológica en los 90 se descubrió que los árabes habían retocado su estructura. Desde 2016 los baños cuentan también con piscinas naturales.

Los baños están abiertos al público desde julio hasta septiembre, siendo necesaria la reserva previa para su acceso en las horas más concurridas, ya que desde el ayuntamiento han establecido un aforo máximo durante las mismas de 24 personas. La entrada es gratuita.

Fotos | Casares Spain vía Flickr y Página web del Ayuntamiento de Casares

En Trendencias | Las 31 escapadas románticas por España para hacer en pareja en las que quizá no habías pensado

– La noticia

En uno de los pueblos más bonitos de Málaga hay unos baños romanos cuyos orígenes están rodeados de leyendas

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Cristina Sobrino

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias