31 mayo 2024 Por Sara Hormigo 0

Esta especia tan utilizada en la cocina puede ayudar a controlar la hipertensión y cuidar el corazón, según los expertos

Mantener la presión arterial bajo control es una prioridad para millones de personas, especialmente si nos fijamos en las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que muestran que más de medio millón de muertes en 2021 estuvieron relacionadas con la presión arterial alta en Estados Unidos, mientras que, a nivel mundial, la OMS dice que la hipertensión es el principal factor de riesgo para muertes por enfermedades cardiovasculares.

Si bien los medicamentos pueden ser necesarios en algunas situaciones, hay cosas que puedes hacer en casa, como es una buena alimentación, tal y como recomiendan los expertos. Llevar una dieta equilibrada o incluso, específica para controlar la hipertensión como es la dieta DASH, ayuda de forma directa a promover niveles saludables de la presión arterial. Pero, también hay una especia utilizada mucho en la cocina que, incluida en una dieta saludable, puede también ser una gran aliada para controlar la hipertensión. Estamos hablando del orégano.

¿Cómo deben ser los niveles de presión arterial?

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre fluye desde tu corazón a través de tus arterias. Este flujo constante de sangre ayuda a entregar oxígeno y nutrientes en todo tu cuerpo para mantenerlo funcionando de la mejor manera.

Tan solo usando un brazalete con un medidor de presión arterial, los expertos puede tomar tu lectura de esta. El primer número es la presión arterial sistólica, la cual mide la presión en tus arterias cuando tu corazón está latiendo. El segundo número se trata de la presión arterial diastólica, que mide la presión en tus arterias entre latidos cuando tu corazón está en reposo. Cuando se mide la presión arterial, el número sistólico se registra sobre el número diastólico en milímetros de mercurio (mmHg).

Según los CDC, «Casi la mitad de los adultos tienen hipertensión (48.1%, 119.9 millones), definida como una presión arterial sistólica superior a 130 mmHg o una presión arterial diastólica superior a 80 mmHg o están tomando medicación para la hipertensión». Aunque, aún más preocupante es que solo uno de cada cuatro de estos individuos tiene su hipertensión bajo control. Estos son los niveles:

Presión arterial baja: <90/60 mmHg
Presión arterial normal: <120/80 mmHg
Pre-hipertensión (en riesgo de presión arterial alta): 120-129/<80 mmHg
Hipertensión (considerada presión arterial alta): >130/80 mmHg

Tener presión arterial alta es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, por ello, es importante ser proactivo y tomar medidas preventivas para el control de una presión arterial saludable, sobre todo, si tienes un historial familiar con esta condición.

El orégano, ideal para una presión arterial saludable

El orégano, también conocido como Origanum vulgare, es una hierba común que probablemente has usado mucho a la hora de cocinar. El orégano, al igual que otras hierbas, contiene poderosos compuestos vegetales, como antioxidantes, que favorecen el buen funcionamiento de tu cuerpo. Los antioxidantes son compuestos poderosos que ayudan a eliminar  a los «invasores malos» de tu cuerpo, que con el tiempo pueden causar mucho daño. La investigación ha encontrado que las dietas altas en antioxidantes, como los encontrados en hierbas como el orégano y otros alimentos vegetales, como frutas y verduras, pueden ayudar a disminuir la presión arterial en pacientes con presión arterial elevada.

Un estudio de 2021 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition fue uno de los primeros de su tipo en humanos para investigar el uso del orégano y su impacto positivo en la reducción de la presión arterial cuando se incorpora regularmente en la dieta. Pero, otros estudios en animales han explorado sus beneficios desde hace tiempo.

De hecho, una revisión de 2017 exploró diferentes especies de aceite de orégano en la literatura y reveló sus efectos en múltiples áreas de la salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares, inflamación, enfermedades metabólicas y cáncer. Si bien los hallazgos fueron predominantemente de estudios en animales, la literatura apoyó el hecho de que el aceite de orégano, cuando se usa para ayudar en un diagnóstico de hipertensión, puede promover la vasodilatación y ayudar a reducir la presión arterial. Sin embargo, estos resultados no pueden extrapolarse a humanos, y hasta la fecha, no hay estudios repetidos que cubran la eficacia y seguridad del aceite de orégano y los suplementos de orégano que lo corroboren.

Por su parte, la Biblioteca Nacional de Medicina comparte que, si bien comer hojas de orégano y aceite en la preparación normal de alimentos es probablemente seguro, el uso de suplementos, aceites u otras formas con investigación limitada puede representar riesgos para la salud. Así que asegúrate de limitar el uso de orégano a las hojas, ya sean secas o frescas, en las recetas que prepares para obtener los beneficios más respaldados por la ciencia.

Melissa Azzaro, conocida en redes por sus consejos en nutrición de The Hormone Dietitian, comenta que: «Las hierbas frescas, incluido el orégano, son una de las fuentes más potentes de antioxidantes, por lo que una pizca de orégano puede ayudar a contribuir a tu ingesta de antioxidantes.» Según Azzaro, «Tradicionalmente, el orégano se ha utilizado para tratar alergias, presión arterial alta, diabetes e infecciones respiratorias. Aunque la investigación en sujetos humanos es limitada, el orégano contiene muchos compuestos vegetales poderosos, como el carvacrol, que han demostrado tener beneficios potenciales para la salud en estudios de laboratorio y en animales».

El carvacrol, el compuesto mencionado por Azzaro, fue investigado recientemente en ratas en un estudio de 2023 publicado en el Nigerian Journal of Clinical Practice y, científicos encontraron que cuando se utilizaron varios estimulantes junto con carvacrol, los músculos lisos del corazón del animal se relajaron, promoviendo efectos beneficiosos en los vasos sanguíneos. Sin embargo, por el momento, todavía se necesitan más investigaciones para descifrar la dosis adecuada para el uso del orégano suplementario en humanos como una forma de tratamiento para la presión arterial alta.

Fotos | Karolina Grabowska de Pexels, Dayana Brooke y Ella Olsson de Unsplash

En Trendencias | La postura que mejora la memoria según la ciencia y cómo ponerla en práctica

En Trendencias | La piedra blanca de limpieza: precio diez, milagro contra la suciedad y alternativas en el mercado


La noticia

Esta especia tan utilizada en la cocina puede ayudar a controlar la hipertensión y cuidar el corazón, según los expertos

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Sara Hormigo

.

Mantener la presión arterial bajo control es una prioridad para millones de personas, especialmente si nos fijamos en las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que muestran que más de medio millón de muertes en 2021 estuvieron relacionadas con la presión arterial alta en Estados Unidos, mientras que, a nivel mundial, la OMS dice que la hipertensión es el principal factor de riesgo para muertes por enfermedades cardiovasculares.

Si bien los medicamentos pueden ser necesarios en algunas situaciones, hay cosas que puedes hacer en casa, como es una buena alimentación, tal y como recomiendan los expertos. Llevar una dieta equilibrada o incluso, específica para controlar la hipertensión como es la dieta DASH, ayuda de forma directa a promover niveles saludables de la presión arterial. Pero, también hay una especia utilizada mucho en la cocina que, incluida en una dieta saludable, puede también ser una gran aliada para controlar la hipertensión. Estamos hablando del orégano.

¿Cómo deben ser los niveles de presión arterial?

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre fluye desde tu corazón a través de tus arterias. Este flujo constante de sangre ayuda a entregar oxígeno y nutrientes en todo tu cuerpo para mantenerlo funcionando de la mejor manera.

Tan solo usando un brazalete con un medidor de presión arterial, los expertos puede tomar tu lectura de esta. El primer número es la presión arterial sistólica, la cual mide la presión en tus arterias cuando tu corazón está latiendo. El segundo número se trata de la presión arterial diastólica, que mide la presión en tus arterias entre latidos cuando tu corazón está en reposo. Cuando se mide la presión arterial, el número sistólico se registra sobre el número diastólico en milímetros de mercurio (mmHg).

Según los CDC, «Casi la mitad de los adultos tienen hipertensión (48.1%, 119.9 millones), definida como una presión arterial sistólica superior a 130 mmHg o una presión arterial diastólica superior a 80 mmHg o están tomando medicación para la hipertensión». Aunque, aún más preocupante es que solo uno de cada cuatro de estos individuos tiene su hipertensión bajo control. Estos son los niveles:

Presión arterial baja: <90/60 mmHg
Presión arterial normal: <120/80 mmHg
Pre-hipertensión (en riesgo de presión arterial alta): 120-129/<80 mmHg
Hipertensión (considerada presión arterial alta): >130/80 mmHg

Tener presión arterial alta es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, por ello, es importante ser proactivo y tomar medidas preventivas para el control de una presión arterial saludable, sobre todo, si tienes un historial familiar con esta condición.

El orégano, ideal para una presión arterial saludable

El orégano, también conocido como Origanum vulgare, es una hierba común que probablemente has usado mucho a la hora de cocinar. El orégano, al igual que otras hierbas, contiene poderosos compuestos vegetales, como antioxidantes, que favorecen el buen funcionamiento de tu cuerpo. Los antioxidantes son compuestos poderosos que ayudan a eliminar  a los «invasores malos» de tu cuerpo, que con el tiempo pueden causar mucho daño. La investigación ha encontrado que las dietas altas en antioxidantes, como los encontrados en hierbas como el orégano y otros alimentos vegetales, como frutas y verduras, pueden ayudar a disminuir la presión arterial en pacientes con presión arterial elevada.

Un estudio de 2021 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition fue uno de los primeros de su tipo en humanos para investigar el uso del orégano y su impacto positivo en la reducción de la presión arterial cuando se incorpora regularmente en la dieta. Pero, otros estudios en animales han explorado sus beneficios desde hace tiempo.

En Trendencias

Esta es la infusión antioxidante que puedes incluir en tu rutina diaria como haces con tu ‘skin care’

De hecho, una revisión de 2017 exploró diferentes especies de aceite de orégano en la literatura y reveló sus efectos en múltiples áreas de la salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares, inflamación, enfermedades metabólicas y cáncer. Si bien los hallazgos fueron predominantemente de estudios en animales, la literatura apoyó el hecho de que el aceite de orégano, cuando se usa para ayudar en un diagnóstico de hipertensión, puede promover la vasodilatación y ayudar a reducir la presión arterial. Sin embargo, estos resultados no pueden extrapolarse a humanos, y hasta la fecha, no hay estudios repetidos que cubran la eficacia y seguridad del aceite de orégano y los suplementos de orégano que lo corroboren.

Por su parte, la Biblioteca Nacional de Medicina comparte que, si bien comer hojas de orégano y aceite en la preparación normal de alimentos es probablemente seguro, el uso de suplementos, aceites u otras formas con investigación limitada puede representar riesgos para la salud. Así que asegúrate de limitar el uso de orégano a las hojas, ya sean secas o frescas, en las recetas que prepares para obtener los beneficios más respaldados por la ciencia.

Melissa Azzaro, conocida en redes por sus consejos en nutrición de The Hormone Dietitian, comenta que: «Las hierbas frescas, incluido el orégano, son una de las fuentes más potentes de antioxidantes, por lo que una pizca de orégano puede ayudar a contribuir a tu ingesta de antioxidantes.» Según Azzaro, «Tradicionalmente, el orégano se ha utilizado para tratar alergias, presión arterial alta, diabetes e infecciones respiratorias. Aunque la investigación en sujetos humanos es limitada, el orégano contiene muchos compuestos vegetales poderosos, como el carvacrol, que han demostrado tener beneficios potenciales para la salud en estudios de laboratorio y en animales».

El carvacrol, el compuesto mencionado por Azzaro, fue investigado recientemente en ratas en un estudio de 2023 publicado en el Nigerian Journal of Clinical Practice y, científicos encontraron que cuando se utilizaron varios estimulantes junto con carvacrol, los músculos lisos del corazón del animal se relajaron, promoviendo efectos beneficiosos en los vasos sanguíneos. Sin embargo, por el momento, todavía se necesitan más investigaciones para descifrar la dosis adecuada para el uso del orégano suplementario en humanos como una forma de tratamiento para la presión arterial alta.

Fotos | Karolina Grabowska de Pexels, Dayana Brooke y Ella Olsson de Unsplash

En Trendencias | La postura que mejora la memoria según la ciencia y cómo ponerla en práctica

En Trendencias | La piedra blanca de limpieza: precio diez, milagro contra la suciedad y alternativas en el mercado

– La noticia

Esta especia tan utilizada en la cocina puede ayudar a controlar la hipertensión y cuidar el corazón, según los expertos

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Sara Hormigo

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias