11 marzo 2024 Por Anabel Palomares 0

Estos hábitos cotidianos están robándote la vida sexual sin que te enteres

Durante muchos años y por la relación de pareja que tenía, el sexo era para mí todo un drama. Es más, la falta de sexo se convirtió en un motivo para que yo quisiera dejar la relación en más de una ocasión. Y es que durante mucho tiempo el sexo era un bien preciado y escaso en mi vida.

Aunque los motivos por los que yo no tenía una vida sexual plena no eran relacionados conmigo sino con las preferencias de la que entonces era mi pareja, sí me puse a investigar qué cosas podían estar pasándome, y di con una serie de hábitos que hacemos a diario y que sin saberlo, podrían estar robándote la vida sexual. Y es que somos casi esclavos de nuestro estilo de vida y eso, por desgracia, tiene efectos sobre el deseo y la vida sexual.

Tienes estrés

Ya te hemos contado que el estrés es el archienemigo del sexo. Cuando tenemos estrés una de las primeras cosas que mata el cortisol (la hormona que se segrega cuando sentimos estrés) es el deseo sexual. Está demostrado que el estrés alto o sostenido en el tiempo tiene efectos negativos en nuestra salud física y mental, y también en nuestra vida sexual. Y por desgracia es algo con lo que vivimos a diario.

Duermes poco (o mal)

Este estudio publicado en la revista Brain Research afirma que nuestro cerebro necesita entre cinco y siete ciclos REM completos para estar en plena forma. Depende de nuestro sueño, equivale a unas 7 horas de sueño. Sin ellas, el deseo desaparece (entre otras muchas cosas cosas) porque el sueño es un activo crucial para la salud que permite un funcionamiento óptimo y sin el cuál el bienestar, incluido el afecto positivo, la satisfacción con la vida y el propósito en la vida, no se ven completos.

Pasas demasiado tiempo en las redes sociales

Esto te puede parecer una locura, pero pasar demasiado tiempo en redes sociales también afectan a tu vida sexual. Se ha descubierto además que hacer un detox nos permite ser más productivas, a estar más tranquilas y confiadas, a reducir el estrés y un largo etcétera. Y sí, al parecer la desintoxicación digital también puede tener un efecto profundo en nuestra vida sexual.

Pensemos en que si estamos en pareja pero la gran mayoría del tiempo lo pasamos online, por mucho que estemos sentados juntos en el sofá, ese vínculo e intimidad desaparecerá por arte de magia. Nos perderemos en el bucle de TikTok porque el tiempo que estamos interactuando o solo mirando las redes sociales, es tiempo que podríamos estar dedicándolo a otra cosa como hablar con nuestra pareja.

Las redes sociales también pueden tener efectos en nosotros a nivel de relaciones, y hacer que nuestras expectativas sobre lo que debería ser nuestra relación estén lejos de la realidad, algo que aprendimos el pasado año después de la ruptura de Rosalía y Rauw Alejandro.

Pasas mucho tiempo sentada

La vida sedentaria tiene numerosos riesgos sobre la salud física como la obesidad, el colesterol alto o la presión arterial alta, y se ha relacionado con enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer, pero también le pasa factura a nuestra vida sexual. Existe una correlación directa entre una mayor actividad física y una mejor salud sexual, y la inactividad puede afectar negativamente al estado de ánimo y la autoestima, por lo que también afectaría a nuestra diva sexual.

Las copas del afterwork

El consumo de alcohol inhibe el sistema nervioso y puede dificultar la capacidad de tener un orgasmo, llegando a provocar anorgasmia tal y como explican los expertos de Mayo Clinic. El alcohol puede tener efectos adversos en tu vida sexual que van desde un deterioro en el desempeño sexual, hasta sequedad vaginal o dificultad para lograr o mantener una erección. Eso sí, según un estudio publicado en la revista ‘Archives of Sexual Behavior‘, beber tres vasos de vino puede aumentar la libido femenina.

No te masturbas

En alguna ocasión te hemos explicado que el deseo llama al deseo. Masturbarnos es uno de los mejores trucos para aumentar nuestra libido y con ello, mejorar el deseo sexual. Como explica la psicóloga y sexóloga María Esclápez en su libro ‘Inteligencia sexual’, “la motivación que inicia la respuesta sexual no es otra que el deseo” y de hecho según esta investigación publicada en Archives of Sexual Behavior, masturbarnos podría aumentar el deseo sexual y es muy beneficioso si tenemos pareja.

Te llevas el trabajo hasta la cama

Estar continuamente conectada, con la cabeza pensando en la lista de tareas pendientes, en los emails por contestar, en lo poco productiva que has sido hoy, llevarte el móvil a la cama para contestar unos whatsapps de trabajo… Tener la cabeza en el trabajo no es un buen afrodisíaco, la verdad.

Podemos probar con el «Feierabend» para dar por finalizada la jornada laboral y que así nuestra mente se vea también despejada y podamos estar más relajadas y por lo tanto, más proactivas con cualquier actividad sexual.

Esperarshasta la hora de dormir para pensar en el sexo

Evidentemente si el sexo ocupa la última posición en tu lista de “tares” pendientes es probable que no pienses en practicarlo hasta que no te metas en la cama a última hora del día, pero puedes pensar en sexo en cualquier momento y a cualquier hora. Sentirte conectado con tu propia sensualidad con regularidad hace que el deseo siempre esté ahí esperando para salir en cuanto hay una oportunidad. Y eso es tan fácil como pensar en sexo leyendo novelas eróticas, o simplemente haciendo un poco de sexting con tu pareja.

No bebes suficiente agua

La hidratación es fundamental para la excitación, la función sexual, el orgasmo y el placer, y de hecho la excitación y la lubricación se ven afectadas por la cantidad de agua que tomamos.

Si consumimos más agua conseguimos una mejor lubricación vaginal según explicaba la doctora Sherry A. Ross, experta en salud de la mujer, en su libro ‘She-ology: The Definitive Guide to Women’s Intimate Health’. Además con más hidratación se consiguen erecciones más firmes, mayor resistencia y mejores orgasmos.

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Secretos de un matrimonio

En Trendencias | Squirting: todo sobre el placer más húmedo

En Trendencias | Amigos con derechos: todo lo que debes hacer para que salga bien


La noticia

Estos hábitos cotidianos están robándote la vida sexual sin que te enteres

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Durante muchos años y por la relación de pareja que tenía, el sexo era para mí todo un drama. Es más, la falta de sexo se convirtió en un motivo para que yo quisiera dejar la relación en más de una ocasión. Y es que durante mucho tiempo el sexo era un bien preciado y escaso en mi vida.

Aunque los motivos por los que yo no tenía una vida sexual plena no eran relacionados conmigo sino con las preferencias de la que entonces era mi pareja, sí me puse a investigar qué cosas podían estar pasándome, y di con una serie de hábitos que hacemos a diario y que sin saberlo, podrían estar robándote la vida sexual. Y es que somos casi esclavos de nuestro estilo de vida y eso, por desgracia, tiene efectos sobre el deseo y la vida sexual.

Tienes estrés

Ya te hemos contado que el estrés es el archienemigo del sexo. Cuando tenemos estrés una de las primeras cosas que mata el cortisol (la hormona que se segrega cuando sentimos estrés) es el deseo sexual. Está demostrado que el estrés alto o sostenido en el tiempo tiene efectos negativos en nuestra salud física y mental, y también en nuestra vida sexual. Y por desgracia es algo con lo que vivimos a diario.

En Trendencias

No sabía que esto que hago todos los días teletrabajando aumenta mi estrés y reduce mi productividad

Duermes poco (o mal)

Este estudio publicado en la revista Brain Research afirma que nuestro cerebro necesita entre cinco y siete ciclos REM completos para estar en plena forma. Depende de nuestro sueño, equivale a unas 7 horas de sueño. Sin ellas, el deseo desaparece (entre otras muchas cosas cosas) porque el sueño es un activo crucial para la salud que permite un funcionamiento óptimo y sin el cuál el bienestar, incluido el afecto positivo, la satisfacción con la vida y el propósito en la vida, no se ven completos.

Pasas demasiado tiempo en las redes sociales

Esto te puede parecer una locura, pero pasar demasiado tiempo en redes sociales también afectan a tu vida sexual. Se ha descubierto además que hacer un detox nos permite ser más productivas, a estar más tranquilas y confiadas, a reducir el estrés y un largo etcétera. Y sí, al parecer la desintoxicación digital también puede tener un efecto profundo en nuestra vida sexual.

Pensemos en que si estamos en pareja pero la gran mayoría del tiempo lo pasamos online, por mucho que estemos sentados juntos en el sofá, ese vínculo e intimidad desaparecerá por arte de magia. Nos perderemos en el bucle de TikTok porque el tiempo que estamos interactuando o solo mirando las redes sociales, es tiempo que podríamos estar dedicándolo a otra cosa como hablar con nuestra pareja.

Las redes sociales también pueden tener efectos en nosotros a nivel de relaciones, y hacer que nuestras expectativas sobre lo que debería ser nuestra relación estén lejos de la realidad, algo que aprendimos el pasado año después de la ruptura de Rosalía y Rauw Alejandro.

En Trendencias

No sabía que Harry Potter había inspirado mi ruptura de pareja hasta que descubrí que había pasado por el «síndrome de Voldemort»

Pasas mucho tiempo sentada

La vida sedentaria tiene numerosos riesgos sobre la salud física como la obesidad, el colesterol alto o la presión arterial alta, y se ha relacionado con enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer, pero también le pasa factura a nuestra vida sexual. Existe una correlación directa entre una mayor actividad física y una mejor salud sexual, y la inactividad puede afectar negativamente al estado de ánimo y la autoestima, por lo que también afectaría a nuestra diva sexual.

Las copas del afterwork

El consumo de alcohol inhibe el sistema nervioso y puede dificultar la capacidad de tener un orgasmo, llegando a provocar anorgasmia tal y como explican los expertos de Mayo Clinic. El alcohol puede tener efectos adversos en tu vida sexual que van desde un deterioro en el desempeño sexual, hasta sequedad vaginal o dificultad para lograr o mantener una erección. Eso sí, según un estudio publicado en la revista ‘Archives of Sexual Behavior’, beber tres vasos de vino puede aumentar la libido femenina.

No te masturbas

En alguna ocasión te hemos explicado que el deseo llama al deseo. Masturbarnos es uno de los mejores trucos para aumentar nuestra libido y con ello, mejorar el deseo sexual. Como explica la psicóloga y sexóloga María Esclápez en su libro ‘Inteligencia sexual’, “la motivación que inicia la respuesta sexual no es otra que el deseo” y de hecho según esta investigación publicada en Archives of Sexual Behavior, masturbarnos podría aumentar el deseo sexual y es muy beneficioso si tenemos pareja.

En Trendencias

Cómo masturbar a tu pareja y conseguir que alcance un orgasmo con mayúsculas

Te llevas el trabajo hasta la cama

Estar continuamente conectada, con la cabeza pensando en la lista de tareas pendientes, en los emails por contestar, en lo poco productiva que has sido hoy, llevarte el móvil a la cama para contestar unos whatsapps de trabajo… Tener la cabeza en el trabajo no es un buen afrodisíaco, la verdad.

Podemos probar con el «Feierabend» para dar por finalizada la jornada laboral y que así nuestra mente se vea también despejada y podamos estar más relajadas y por lo tanto, más proactivas con cualquier actividad sexual.

Esperarshasta la hora de dormir para pensar en el sexo

Evidentemente si el sexo ocupa la última posición en tu lista de “tares” pendientes es probable que no pienses en practicarlo hasta que no te metas en la cama a última hora del día, pero puedes pensar en sexo en cualquier momento y a cualquier hora. Sentirte conectado con tu propia sensualidad con regularidad hace que el deseo siempre esté ahí esperando para salir en cuanto hay una oportunidad. Y eso es tan fácil como pensar en sexo leyendo novelas eróticas, o simplemente haciendo un poco de sexting con tu pareja.

No bebes suficiente agua

La hidratación es fundamental para la excitación, la función sexual, el orgasmo y el placer, y de hecho la excitación y la lubricación se ven afectadas por la cantidad de agua que tomamos.

Si consumimos más agua conseguimos una mejor lubricación vaginal según explicaba la doctora Sherry A. Ross, experta en salud de la mujer, en su libro ‘She-ology: The Definitive Guide to Women’s Intimate Health’. Además con más hidratación se consiguen erecciones más firmes, mayor resistencia y mejores orgasmos.

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Secretos de un matrimonio

En Trendencias | Squirting: todo sobre el placer más húmedo

En Trendencias | Amigos con derechos: todo lo que debes hacer para que salga bien

– La noticia

Estos hábitos cotidianos están robándote la vida sexual sin que te enteres

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias