8 abril 2024 Por Anabel Palomares 0

La regla del 3-30-300, el secreto para alcanzar la felicidad y tener buena salud mental que solo cumple el 5% de la gente

Ya lo vimos con el método koselig que practican en Noruega y que explica que para tener una vida más activa, la clave era estar en contacto con la naturaleza y realizar actividades fuera de casa en entornos naturales. Por eso la llamada regla del 3-30-300 influye de manera tan positiva en nuestra salud mental, nuestro estrés y nuestra calidad de vida.

En qué consiste la ”regla del 3-30-300”

Según este informe de Greenpeace, todas las ciudades deberían seguir la regla del 3-30-300. Esta regla, acuñada por el profesor de ecologización urbana y silvicultor holandés Cecil Konijnendijk, consiste en que cada persona pueda ver al menos 3 árboles desde su casa, tener un 30% de cobertura vegetal en su barrio y estar a 300 metros de un parque decente. Menos del 5% de la población cumple con esto.

Imagen de Greenpeace

Los expertos del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona también han demostrado que vivir cerca de árboles y zonas verdes se asocia con una mejor salud mental. Aunque el estudio se realizó solo en Barcelona, las personas que cumplían completamente con la regla 3-30-300 tenían una mejor salud mental, un menor uso de medicación y menos visitas al psicólogo, aunque en este último caso se trataba solo de una asociación significativa estadísticamente hablando.

Del estudio del ISGlobal se extrae que un 62,1% de la población cuenta con un espacio verde importante a menos de 300 metros, y que el 43% tiene al menos tres árboles a 15 metros de casa. Sin embargo solo el 8,7% vive en una zona con suficiente verdor circundante”, afirmaban los expertos. Casi el 22,4% no tenía ninguno de los elementos de la regla 3-30-300.

Cómo impacta un entorno verde en nuestra salud

Hay más datos que lo afirman. Visitar espacios verdes disminuye el nivel de cortisol y afecta positivamente a la memoria y la creatividad. Y es más, según este estudio publicado en la revista Frontiers in Psychology contar con experiencias de naturaleza urbana en nuestra vida diaria, consigue reducir el estrés. En los países más longevos, por ejemplo, tener un huerto es algo habitual. Ayuda a huir del sedentarismo, a comer mejor y a movernos más, lo que favorece un estilo de vida más saludable.

Diferentes estudios científicos asocian los espacios verdes como parques urbanos, jardines, calles arboladas o bosques, con la reducción del estrés, el hecho de vivir más años o un mejor estado de salud general y mental. Según este otro estudio las plantas consiguen mejorar el estado de ánimo y hasta aumentar la autoestima.

Pero hay más efectos. El contacto con espacios verdes se asocia con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y dolor lumbar. A nivel cerebral, la exposición a espacios verdes durante la infancia se asocia con cambios estructurales en la anatomía del cerebro según este estudio publicado en Environmental Health Perspectives.

Además, las mujeres que viven cerca de espacios verdes tienen menor riesgo de sobrepeso y obesidad, y los espacios verdes en las ciudades pueden evitar muertes prematuras, según un meta-análisis de ISGlobal con la Universidad de Colorado y la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado en la revista The Lancet Planetary Health.

Los efectos directos sobre nuestra salud mental y física no son los únicos beneficios de contar con espacios verdes en las ciudades. También consigue, según Greenpeace, mejorar las condiciones microclimáticas porque los árboles son capaces de reducir la temperatura de sus alrededores varios grados centígrados y proporcionar sombra, siendo la mejor herramienta para enfriar las ciudades y combatir las islas de calor. Además reduce “el riesgo de escorrentía, y la magnitud y frecuencia de las inundaciones”.

Qué podemos hacer si nuestra casa no cumple con la regla 3-30-300

En mi caso, cumplo con las tres pero solo en la casa de mi pareja donde paso la mitad de la vida. En mi casa, desde la única ventana que da a la calle solo veo un edificio y una calle vacía de árboles. Y no, tampoco tengo un parque decente a menos de 300 metros. Ahora entiendo porque después de varios días en mi casa siento en ocasiones que la desidia y la ansiedad me agarran más fuerte.

Por suerte existen algunas cosas que podemos hacer si no tenemos la posibilidad de mudarnos, o el movimiento que ha iniciado Greenpeace bajo el hashtag #REinventa_ aún no tiene efectos en nuestra ciudad o nuestro barrio.

Podemos por ejemplo buscar esos espacios verdes de forma activa al terminar de trabajar. Dar un paseo por el parque aunque nos pille más lejos de lo normal. También es recomendable que los fines de semana busquemos planes al aire libre en lugar de encerrarnos en casa o huir a un centro comercial.

También podemos buscar un pequeño huerto urbano o meter más plantas en casa que, aunque no tienen el mismo efecto, sí son beneficiosas para la salud en muchos aspectos. Y además, si escogemos un jardín vertical la excusa del espacio nos la quitamos de encima.

Fotos | Animal (de Cyril Dion), Greenpeace

En Trendencias | Cómo reconocer a un misógino: 20 claves que te ayudarán a detectarlo


La noticia

La regla del 3-30-300, el secreto para alcanzar la felicidad y tener buena salud mental que solo cumple el 5% de la gente

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Ya lo vimos con el método koselig que practican en Noruega y que explica que para tener una vida más activa, la clave era estar en contacto con la naturaleza y realizar actividades fuera de casa en entornos naturales. Por eso la llamada regla del 3-30-300 influye de manera tan positiva en nuestra salud mental, nuestro estrés y nuestra calidad de vida.

En Trendencias

Para conseguir la felicidad solo tienes que hacer tres cosas según un psicólogo de Finlandia, el país más feliz del mundo

En qué consiste la ”regla del 3-30-300”

Según este informe de Greenpeace, todas las ciudades deberían seguir la regla del 3-30-300. Esta regla, acuñada por el profesor de ecologización urbana y silvicultor holandés Cecil Konijnendijk, consiste en que cada persona pueda ver al menos 3 árboles desde su casa, tener un 30% de cobertura vegetal en su barrio y estar a 300 metros de un parque decente. Menos del 5% de la población cumple con esto.

Imagen de Greenpeace

Los expertos del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona también han demostrado que vivir cerca de árboles y zonas verdes se asocia con una mejor salud mental. Aunque el estudio se realizó solo en Barcelona, las personas que cumplían completamente con la regla 3-30-300 tenían una mejor salud mental, un menor uso de medicación y menos visitas al psicólogo, aunque en este último caso se trataba solo de una asociación significativa estadísticamente hablando.

Del estudio del ISGlobal se extrae que un 62,1% de la población cuenta con un espacio verde importante a menos de 300 metros, y que el 43% tiene al menos tres árboles a 15 metros de casa. Sin embargo solo el 8,7% vive en una zona con suficiente verdor circundante”, afirmaban los expertos. Casi el 22,4% no tenía ninguno de los elementos de la regla 3-30-300.

Cómo impacta un entorno verde en nuestra salud

Hay más datos que lo afirman. Visitar espacios verdes disminuye el nivel de cortisol y afecta positivamente a la memoria y la creatividad. Y es más, según este estudio publicado en la revista Frontiers in Psychology contar con experiencias de naturaleza urbana en nuestra vida diaria, consigue reducir el estrés. En los países más longevos, por ejemplo, tener un huerto es algo habitual. Ayuda a huir del sedentarismo, a comer mejor y a movernos más, lo que favorece un estilo de vida más saludable.

Diferentes estudios científicos asocian los espacios verdes como parques urbanos, jardines, calles arboladas o bosques, con la reducción del estrés, el hecho de vivir más años o un mejor estado de salud general y mental. Según este otro estudio las plantas consiguen mejorar el estado de ánimo y hasta aumentar la autoestima.

En Trendencias

Este método japonés me prometió felicidad y me dio mucho más. Ha cambiado mi manera de ver la vida

Pero hay más efectos. El contacto con espacios verdes se asocia con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y dolor lumbar. A nivel cerebral, la exposición a espacios verdes durante la infancia se asocia con cambios estructurales en la anatomía del cerebro según este estudio publicado en Environmental Health Perspectives.

Además, las mujeres que viven cerca de espacios verdes tienen menor riesgo de sobrepeso y obesidad, y los espacios verdes en las ciudades pueden evitar muertes prematuras, según un meta-análisis de ISGlobal con la Universidad de Colorado y la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado en la revista The Lancet Planetary Health.

Los efectos directos sobre nuestra salud mental y física no son los únicos beneficios de contar con espacios verdes en las ciudades. También consigue, según Greenpeace, mejorar las condiciones microclimáticas porque los árboles son capaces de reducir la temperatura de sus alrededores varios grados centígrados y proporcionar sombra, siendo la mejor herramienta para enfriar las ciudades y combatir las islas de calor. Además reduce “el riesgo de escorrentía, y la magnitud y frecuencia de las inundaciones”.

Qué podemos hacer si nuestra casa no cumple con la regla 3-30-300

En mi caso, cumplo con las tres pero solo en la casa de mi pareja donde paso la mitad de la vida. En mi casa, desde la única ventana que da a la calle solo veo un edificio y una calle vacía de árboles. Y no, tampoco tengo un parque decente a menos de 300 metros. Ahora entiendo porque después de varios días en mi casa siento en ocasiones que la desidia y la ansiedad me agarran más fuerte.

Por suerte existen algunas cosas que podemos hacer si no tenemos la posibilidad de mudarnos, o el movimiento que ha iniciado Greenpeace bajo el hashtag #REinventa_ aún no tiene efectos en nuestra ciudad o nuestro barrio.

Podemos por ejemplo buscar esos espacios verdes de forma activa al terminar de trabajar. Dar un paseo por el parque aunque nos pille más lejos de lo normal. También es recomendable que los fines de semana busquemos planes al aire libre en lugar de encerrarnos en casa o huir a un centro comercial.

En Trendencias

Tres ideas para reutilizar los tapones de corcho del vino y que tus plantas luzcan más bonitas que nunca

También podemos buscar un pequeño huerto urbano o meter más plantas en casa que, aunque no tienen el mismo efecto, sí son beneficiosas para la salud en muchos aspectos. Y además, si escogemos un jardín vertical la excusa del espacio nos la quitamos de encima.

Fotos | Animal (de Cyril Dion), Greenpeace

En Trendencias | Cómo reconocer a un misógino: 20 claves que te ayudarán a detectarlo

– La noticia

La regla del 3-30-300, el secreto para alcanzar la felicidad y tener buena salud mental que solo cumple el 5% de la gente

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias