7 febrero 2024 Por Anabel Palomares 0

La renuncia de Miss Japón a su título por un romance con un hombre casado esconde algo más: años y años de una sociedad fallida

Carmen tiene 32 años. Está soltera y tiene un affaire con un compañero de trabajo casado. Pedro es soltero, tiene 27 años y un romance con una mujer casada. ¿Serán juzgados igual en la sociedad? Nos gustaría que sí, pero en ambos casos la culpa será de ella. De Carmen por liarse con un hombre sabiendo que está casado y de la mujer casada por liarse con Pedro a pesar de estar casada.

No es una exageración fruto del feminismo. Es historia. Y se repite una y otra vez. La última con el caso de Karolina Shiino, la modelo que ha renunciado a su título de Miss Japón por haber salido a la luz su romance con Takuma Maeda, un hombre casado.

La polémica y el debate

Cuando Karolina Shiino, nacionalizada japonesa pero nacida en Ucrania y que con cinco años se mudó con su madre a la ciudad nipona de Nagoya, se hizo con el título de Miss Japón el pasado 22 de enero, comenzó la primera de las polémicas porque “no tenía rasgos japoneses”. Pero ahora, semanas más tarde, no ha sido este motivo el que le ha impulsado a renunciar a la corona de Miss Japón, sino su relación con el “Muscle Doctor” (no es broma), un médico influencer casado con el que tuvo un romance.

Cuando la revista local Shūkan Bunshun publicó que Shiino había tenido una relación con un hombre casado, comenzó el escarnio. Pero solo para ella. Takuma Maeda, el Dr. Músculo, reconoció en Instagram los hechos, afirmó que no tenía intención de divorciarse de su esposa y se disculpó por causar problemas a Shiino.

“Sinceramente hubo contenido exagerado pero es cierto que salimos y nos conocimos por un tiempo y lamento que mi comportamiento engañoso cause cualquier inconveniente a Karolina y a otros.”

Ella negó saber que estaba casado y los organizadores del concurso defendieron a Shiino, pero la propia Miss confesó después que sí sabía que Maeda tenía una familia. Se disculpó con la organización y con sus fans por haber mentido y afirmaba en un comunicado que había actuado por miedo y pánico al escarnio público. Dejó su agencia de modelos y renunció a su título de Miss Japón.

Es gracioso que periódicos como El País comiencen la noticia de su renuncia con un “La controvertida Miss Japón”. Aunque el infiel ha sido el médico y ella es soltera, el escarnio público, la culpa, los comentarios denigrantes, el señalamiento público y la responsabilidad, es de la modelo. Pero lo malo es que no nos extraña que ella sea la señalada porque es algo que llevamos viendo desde hace siglos. La amante es la “zorra” y ellos, unas víctimas del pecado de Eva y la manzana. Un doble rasero que nos afecta desde hace años.

No es cosa de Japón, el machismo es algo global

Podríamos pensar que es cosa de la sociedad japonesa que siempre ha sido catalogada como machista y conservadora. En ella se espera que las mujeres sean buenas esposas y las relaciones extramatrimoniales son cuestionadas públicamente, como le pasó a la actriz japonesa Ryoko Hirosue que tras saber que tenía un affaire con un chef casado, perdió contratos de actuación y publicidad. Según el último informe del Banco Mundial, Japón es el país que ocupa el puesto más bajo en igualdad de género entre los países desarrollados.

Aunque algunos medios han asegurado que esta es una demostración del machismo del país nipón, lo cierto es que no se trata solo de Japón. Lo vimos con el caso del triángulo amoroso entre Kristen Stewart, Robert Pattinson y Rupert Sanders. Cuando se rodó ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’, Kristen Stewart estaba con Pattinson. Se habían conocido en ‘Crepúsculo’ (siempre fans) y estuvieron juntos entre 2009 y 2013 hasta que las imágenes de Stewart y Sanders besándose salían a la luz. Ella tenía pareja y él estaba casado y con dos hijos, pero la sociedad castigó mucho más a la actriz que al director.

No justificamos la infidelidad en ninguno de los casos, pero nos gustaría poner el foco en algo: el doble rasero. A diferencia de Shiino y Maeda, Stewart era la infiel pero no le ocurrió como al doctor. El escarnio al que fue sometida la actriz casi acaba con su carrera. Sin embargo Maeda está a salvo, porque esta vez es la amante la que ha sufrido las consecuencias y el motivo no es otro que su género.

Un pequeño repaso por la historia para entenderlo

Vayamos al principio, al menos si hablamos de la religión cristiana. La culpa de la expulsión de Adán y Eva del paraíso, fue de Eva, aunque ambos comieran del fruto prohibido. Pobrecito él, que fue engatusado. Sigamos un poco más, a la historia real y no a los cuentos, y vayámonos al Imperio Romano, donde la infidelidad podía terminar en muerte pero solo si eras mujer, ellos estaban exentos.

Avancemos un poco más, a la Europa medieval donde la Iglesia Católica rechazaba la infidelidad y hacía ver que las mujeres eran débiles y a su vez las tentadoras. Si ellas eran infieles es porque eran seres inferiores incapaces de controlar sus impulsos y las adúlteras se enfrentaban al destierro, el repudio o la muerte por poner en riesgo la estabilidad familiar. Sin embargo, si ellos eran los casados y los adúlteros, también era culpa de las mujeres que les tentaban y les obligaban a pecar.

Desde la Edad Media el adulterio masculino era criticado por los teólogos pero tolerado y ligeramente censurado, mientras que la infidelidad femenina era reprobada y castigada duramente. En la España de los Austrias, la ley castellana permitía que el marido ultrajado (o sus familiares) matara a su mujer adúltera y a su amante. A ella, sin embargo, no se le daba este poder si era su marido el infiel como relata ‘La mala vida en la España de Felipe IV’.

Si seguimos un poco más vemos como en el siglo XIX hombres y mujeres no tenían los mismos derechos y obligaciones aunque estuvieran casados. El adulterio del hombre no implicaba la pérdida de su honra, sin embargo el adulterio de una mujer es un pecado castigado y marcado con la letra escarlata como ya pasaba en el siglo XVII.

A lo largo de la historia hemos visto que el hombre podía ser infiel sin que eso supusiera absolutamente nada malo. Enrique VIII de Inglaterra, por ejemplo, tuvo hasta seis esposas y varias concubinas. Incluso creó una nueva religión para justificar sus excesos y casarse con Ana Bolena, una de sus amantes y su segunda esposa.

@patriciafedz

Toma salseo histórico nena con Ana Bolena y Enrique VIII 🫠🫠🫠 #historia #aprendeentiktok #aprendecontiktok #anabolena #anneboleyn #henryviii #enriqueviii #catalinadearagón #reyescatolicos #historiaentiktok

♬ sonido original – Patricia Fernández 🌙

Jeanne-Antoinette Poisson, conocida como Madame de Pompadour, se convirtió en amante de Luis XV, que la separó legalmente de su marido para que fuera su “consejera” de por vida. Y no es la única, ellos podían hasta presentarlas en sociedad como hizo también Luis XV con Jeanne Bécu. Ningún juicio al hombre.

En ‘Anna Karenina’, la famosa novela de León Tolstói, se retrata la infidelidad femenina en la Rusia zarista del siglo XIX. “De la misma manera que el asesino se lanza sobre su víctima, la arrastra, la destroza con ferocidad, se diría casi con pasión, así también Vronsky cubría de besos el rostro y los hombros de Ana. Ella apretaba la mano de él entre las suyas y no se movía. Aquellos besos eran el pago de la vergüenza. Y aquella mano, que siempre sería la suya, era la mano de su cómplice”. Para nosotras es siempre vergüenza por lo que hacemos, estemos en el bando que estemos.

Juana de Castilla se casó por conveniencia con Felipe el Hermoso y aunque tuvieron 10 hijos, él era infiel a todas horas. Sin embargo ella era la loca, hasta llegó a estar encerrada en Tordesillas durante medio siglo hasta su muerte con 76 años.

@patriciafedz

Ni Juana estaba loca, ni Felipe era tan hermoso ❤️‍🔥 #juanalaloca🥰 #felipeelhermoso #juanadecastilla #reyescatolicos #isabellacatolica #historiaentiktok #salseohistorico

♬ sonido original – Patricia Fernández 🌙

Y podríamos seguir y seguir contándote cómo el doble rasero de la infidelidad ha marcado a las mujeres a lo largo de los años. Mira a Shakira que era tratada como una despechada cuando el infiel era tratado como un héroe.

Esa sociedad fallida en la que hombres y mueres son juzgados de manera diferente no es solo en los casos de infidelidad. Julissa Jaqueline  se suicidó en 2019 después de descubrir que unas imágenes suyas con contenido sexual se habían viralizado. La culpa y la vergüenza apresa a la víctima y no a la persona que lo compartió.

Lo cierto es que la renuncia de Miss Japón por el romance con un hombre casado es solo un reflejo más de una sociedad fallida y machista que lleva años señalando a las mujeres como las culpables en las infidelidades. Seamos infieles o amantes.

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Instagram @karolina0824

En Trendencias |  Los mejores consejos para superar una ruptura de una pareja a la que aún amas


La noticia

La renuncia de Miss Japón a su título por un romance con un hombre casado esconde algo más: años y años de una sociedad fallida

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Carmen tiene 32 años. Está soltera y tiene un affaire con un compañero de trabajo casado. Pedro es soltero, tiene 27 años y un romance con una mujer casada. ¿Serán juzgados igual en la sociedad? Nos gustaría que sí, pero en ambos casos la culpa será de ella. De Carmen por liarse con un hombre sabiendo que está casado y de la mujer casada por liarse con Pedro a pesar de estar casada.

No es una exageración fruto del feminismo. Es historia. Y se repite una y otra vez. La última con el caso de Karolina Shiino, la modelo que ha renunciado a su título de Miss Japón por haber salido a la luz su romance con Takuma Maeda, un hombre casado.

En Trendencias

Google también es machista como prueba esta experta de la Universidad de Deusto: religión, sometimiento y complejo Madonna-puta

La polémica y el debate

Cuando Karolina Shiino, nacionalizada japonesa pero nacida en Ucrania y que con cinco años se mudó con su madre a la ciudad nipona de Nagoya, se hizo con el título de Miss Japón el pasado 22 de enero, comenzó la primera de las polémicas porque “no tenía rasgos japoneses”. Pero ahora, semanas más tarde, no ha sido este motivo el que le ha impulsado a renunciar a la corona de Miss Japón, sino su relación con el “Muscle Doctor” (no es broma), un médico influencer casado con el que tuvo un romance.

Cuando la revista local Shūkan Bunshun publicó que Shiino había tenido una relación con un hombre casado, comenzó el escarnio. Pero solo para ella. Takuma Maeda, el Dr. Músculo, reconoció en Instagram los hechos, afirmó que no tenía intención de divorciarse de su esposa y se disculpó por causar problemas a Shiino.

“Sinceramente hubo contenido exagerado pero es cierto que salimos y nos conocimos por un tiempo y lamento que mi comportamiento engañoso cause cualquier inconveniente a Karolina y a otros.”

Ella negó saber que estaba casado y los organizadores del concurso defendieron a Shiino, pero la propia Miss confesó después que sí sabía que Maeda tenía una familia. Se disculpó con la organización y con sus fans por haber mentido y afirmaba en un comunicado que había actuado por miedo y pánico al escarnio público. Dejó su agencia de modelos y renunció a su título de Miss Japón.

Es gracioso que periódicos como El País comiencen la noticia de su renuncia con un “La controvertida Miss Japón”. Aunque el infiel ha sido el médico y ella es soltera, el escarnio público, la culpa, los comentarios denigrantes, el señalamiento público y la responsabilidad, es de la modelo. Pero lo malo es que no nos extraña que ella sea la señalada porque es algo que llevamos viendo desde hace siglos. La amante es la “zorra” y ellos, unas víctimas del pecado de Eva y la manzana. Un doble rasero que nos afecta desde hace años.

En Trendencias

Nebulossa va a Eurovisión cantando «Zorra», pero otro grupo casi fue a la cárcel por cantar lo mismo hace 40 años

No es cosa de Japón, el machismo es algo global

Podríamos pensar que es cosa de la sociedad japonesa que siempre ha sido catalogada como machista y conservadora. En ella se espera que las mujeres sean buenas esposas y las relaciones extramatrimoniales son cuestionadas públicamente, como le pasó a la actriz japonesa Ryoko Hirosue que tras saber que tenía un affaire con un chef casado, perdió contratos de actuación y publicidad. Según el último informe del Banco Mundial, Japón es el país que ocupa el puesto más bajo en igualdad de género entre los países desarrollados.

Aunque algunos medios han asegurado que esta es una demostración del machismo del país nipón, lo cierto es que no se trata solo de Japón. Lo vimos con el caso del triángulo amoroso entre Kristen Stewart, Robert Pattinson y Rupert Sanders. Cuando se rodó ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’, Kristen Stewart estaba con Pattinson. Se habían conocido en ‘Crepúsculo’ (siempre fans) y estuvieron juntos entre 2009 y 2013 hasta que las imágenes de Stewart y Sanders besándose salían a la luz. Ella tenía pareja y él estaba casado y con dos hijos, pero la sociedad castigó mucho más a la actriz que al director.

No justificamos la infidelidad en ninguno de los casos, pero nos gustaría poner el foco en algo: el doble rasero. A diferencia de Shiino y Maeda, Stewart era la infiel pero no le ocurrió como al doctor. El escarnio al que fue sometida la actriz casi acaba con su carrera. Sin embargo Maeda está a salvo, porque esta vez es la amante la que ha sufrido las consecuencias y el motivo no es otro que su género.

Un pequeño repaso por la historia para entenderlo

Vayamos al principio, al menos si hablamos de la religión cristiana. La culpa de la expulsión de Adán y Eva del paraíso, fue de Eva, aunque ambos comieran del fruto prohibido. Pobrecito él, que fue engatusado. Sigamos un poco más, a la historia real y no a los cuentos, y vayámonos al Imperio Romano, donde la infidelidad podía terminar en muerte pero solo si eras mujer, ellos estaban exentos.

Avancemos un poco más, a la Europa medieval donde la Iglesia Católica rechazaba la infidelidad y hacía ver que las mujeres eran débiles y a su vez las tentadoras. Si ellas eran infieles es porque eran seres inferiores incapaces de controlar sus impulsos y las adúlteras se enfrentaban al destierro, el repudio o la muerte por poner en riesgo la estabilidad familiar. Sin embargo, si ellos eran los casados y los adúlteros, también era culpa de las mujeres que les tentaban y les obligaban a pecar.

En Trendencias

El fantasma de las infidelidades pasadas: así afecta a tus relaciones que tu ex pareja te pusiera los cuernos

Desde la Edad Media el adulterio masculino era criticado por los teólogos pero tolerado y ligeramente censurado, mientras que la infidelidad femenina era reprobada y castigada duramente. En la España de los Austrias, la ley castellana permitía que el marido ultrajado (o sus familiares) matara a su mujer adúltera y a su amante. A ella, sin embargo, no se le daba este poder si era su marido el infiel como relata ‘La mala vida en la España de Felipe IV’.

Si seguimos un poco más vemos como en el siglo XIX hombres y mujeres no tenían los mismos derechos y obligaciones aunque estuvieran casados. El adulterio del hombre no implicaba la pérdida de su honra, sin embargo el adulterio de una mujer es un pecado castigado y marcado con la letra escarlata como ya pasaba en el siglo XVII.

A lo largo de la historia hemos visto que el hombre podía ser infiel sin que eso supusiera absolutamente nada malo. Enrique VIII de Inglaterra, por ejemplo, tuvo hasta seis esposas y varias concubinas. Incluso creó una nueva religión para justificar sus excesos y casarse con Ana Bolena, una de sus amantes y su segunda esposa.
@patriciafedz Toma salseo histórico nena con Ana Bolena y Enrique VIII 🫠🫠🫠 #historia #aprendeentiktok #aprendecontiktok #anabolena #anneboleyn #henryviii #enriqueviii #catalinadearagón #reyescatolicos #historiaentiktok ♬ sonido original – Patricia Fernández 🌙 Jeanne-Antoinette Poisson, conocida como Madame de Pompadour, se convirtió en amante de Luis XV, que la separó legalmente de su marido para que fuera su “consejera” de por vida. Y no es la única, ellos podían hasta presentarlas en sociedad como hizo también Luis XV con Jeanne Bécu. Ningún juicio al hombre.

En ‘Anna Karenina’, la famosa novela de León Tolstói, se retrata la infidelidad femenina en la Rusia zarista del siglo XIX. “De la misma manera que el asesino se lanza sobre su víctima, la arrastra, la destroza con ferocidad, se diría casi con pasión, así también Vronsky cubría de besos el rostro y los hombros de Ana. Ella apretaba la mano de él entre las suyas y no se movía. Aquellos besos eran el pago de la vergüenza. Y aquella mano, que siempre sería la suya, era la mano de su cómplice”. Para nosotras es siempre vergüenza por lo que hacemos, estemos en el bando que estemos.

Juana de Castilla se casó por conveniencia con Felipe el Hermoso y aunque tuvieron 10 hijos, él era infiel a todas horas. Sin embargo ella era la loca, hasta llegó a estar encerrada en Tordesillas durante medio siglo hasta su muerte con 76 años.
@patriciafedz Ni Juana estaba loca, ni Felipe era tan hermoso ❤️‍🔥 #juanalaloca🥰 #felipeelhermoso #juanadecastilla #reyescatolicos #isabellacatolica #historiaentiktok #salseohistorico ♬ sonido original – Patricia Fernández 🌙 Y podríamos seguir y seguir contándote cómo el doble rasero de la infidelidad ha marcado a las mujeres a lo largo de los años. Mira a Shakira que era tratada como una despechada cuando el infiel era tratado como un héroe.

Esa sociedad fallida en la que hombres y mueres son juzgados de manera diferente no es solo en los casos de infidelidad. Julissa Jaqueline  se suicidó en 2019 después de descubrir que unas imágenes suyas con contenido sexual se habían viralizado. La culpa y la vergüenza apresa a la víctima y no a la persona que lo compartió.

En Trendencias

El machismo también oprime a los hombres aunque muchos no parecen verlo según la última (y polémica) encuesta del CIS

Lo cierto es que la renuncia de Miss Japón por el romance con un hombre casado es solo un reflejo más de una sociedad fallida y machista que lleva años señalando a las mujeres como las culpables en las infidelidades. Seamos infieles o amantes.

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Instagram @karolina0824

En Trendencias |  Los mejores consejos para superar una ruptura de una pareja a la que aún amas

– La noticia

La renuncia de Miss Japón a su título por un romance con un hombre casado esconde algo más: años y años de una sociedad fallida

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias