20 marzo 2024 Por Carlos Pérez 0

La tortuosa noche de bodas de Juan Carlos y doña Sofía: se escucharon gritos y no eran de pasión, según Pilar Eyre

El 14 de mayo de 1962, Juan Carlos y doña Sofía se unían en matrimonio para siempre. No ha sido idílica su historia, pero sí eterna. Se mantendrán unidos ante los ojos de Dios hasta el fin de sus días, aunque la realidad mundana haya sido otra. El emérito vivió a su antojo y su esposa lloró sin consuelo cada infidelidad. Hoy por hoy, la relación entre ambos es cordial.

Es ahora cuando mejor están. El Borbón más bribón y su esposa no comparten tiempo ni espacio desde hace años, y esa ha sido la clave su traquilidad. Al menos ella, siempre angustiada por las aventuras y desventuras de su marido, está tranquila en Zarzuela junto a su hermana Irene. Juan Carlos, afincado en Abu Dabi, disfruta de sus visitas a Sanxenxo y ni siquiera se plantea pasarse por palacio.

Al parecer, las cosas no fueron bien entre los monarcas desde los inicios de su relación. Ella se casó enamorada, pero Juan Carlos, por aquel entonces, ya era un pájaro libre que anidaba donde le venía en gana. Según Pilar Eyre, Sofía «se casó virgen» y ni siquiera disfrutó de su esposo en la noche de bodas. De hecho, tuvo que asumir el papel de enfermera.

Juan Carlos y doña Sofía

Sí, de enfermera. Juan Carlos sufrió una caída días atrás y en su boda tenía el brazo dolorido. «Le escayolaron y tenía un sufrimiento horroroso. Por la noche, cuando llegaron al barco donde pasarían la noche de bodas, él se tiró en la cama…», relata Pilar. Ajena al pasotismo de su esposo, Sofía se puso su mejor camisón dispuesta a entregarse a Juan Carlos, pero él exclamó: «¡No puedo más, me duele muchísimo!».

«Doña Sofía cogió unas pinzas y, trocito a trocito, le fue arrancando el yeso del brazo que tenía pegado a la herida», cuenta Eyre en una de sus crónicas de YouTube. Además, Pilar asegura que se escucharon los gritos de Juan Carlos en todo el barco a causa del dolor: «Me asombra lo que pensarían los marineros…».

Fotos | Casa Real de España

En Trendencias | El tierno comentario del príncipe Guillermo sobre Kate Middleton en mitad de la polémica

En Trendencias | El motivo por el que Juan Carlos «pretende fijar su residencia en Suiza» junto a la infanta Cristina


La noticia

La tortuosa noche de bodas de Juan Carlos y doña Sofía: se escucharon gritos y no eran de pasión, según Pilar Eyre

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Carlos Pérez

.

El 14 de mayo de 1962, Juan Carlos y doña Sofía se unían en matrimonio para siempre. No ha sido idílica su historia, pero sí eterna. Se mantendrán unidos ante los ojos de Dios hasta el fin de sus días, aunque la realidad mundana haya sido otra. El emérito vivió a su antojo y su esposa lloró sin consuelo cada infidelidad. Hoy por hoy, la relación entre ambos es cordial.

En Trendencias

Los últimos movimientos de Juan Carlos para encontrar un nuevo puesto de trabajo a su nieto Froilán: sabemos dónde

Es ahora cuando mejor están. El Borbón más bribón y su esposa no comparten tiempo ni espacio desde hace años, y esa ha sido la clave su traquilidad. Al menos ella, siempre angustiada por las aventuras y desventuras de su marido, está tranquila en Zarzuela junto a su hermana Irene. Juan Carlos, afincado en Abu Dabi, disfruta de sus visitas a Sanxenxo y ni siquiera se plantea pasarse por palacio.

Al parecer, las cosas no fueron bien entre los monarcas desde los inicios de su relación. Ella se casó enamorada, pero Juan Carlos, por aquel entonces, ya era un pájaro libre que anidaba donde le venía en gana. Según Pilar Eyre, Sofía «se casó virgen» y ni siquiera disfrutó de su esposo en la noche de bodas. De hecho, tuvo que asumir el papel de enfermera.

Juan Carlos y doña Sofía

Sí, de enfermera. Juan Carlos sufrió una caída días atrás y en su boda tenía el brazo dolorido. «Le escayolaron y tenía un sufrimiento horroroso. Por la noche, cuando llegaron al barco donde pasarían la noche de bodas, él se tiró en la cama…», relata Pilar. Ajena al pasotismo de su esposo, Sofía se puso su mejor camisón dispuesta a entregarse a Juan Carlos, pero él exclamó: «¡No puedo más, me duele muchísimo!».

«Doña Sofía cogió unas pinzas y, trocito a trocito, le fue arrancando el yeso del brazo que tenía pegado a la herida», cuenta Eyre en una de sus crónicas de YouTube. Además, Pilar asegura que se escucharon los gritos de Juan Carlos en todo el barco a causa del dolor: «Me asombra lo que pensarían los marineros…».

Fotos | Casa Real de España

En Trendencias | El tierno comentario del príncipe Guillermo sobre Kate Middleton en mitad de la polémica

En Trendencias | El motivo por el que Juan Carlos «pretende fijar su residencia en Suiza» junto a la infanta Cristina

– La noticia

La tortuosa noche de bodas de Juan Carlos y doña Sofía: se escucharon gritos y no eran de pasión, según Pilar Eyre

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Carlos Pérez

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias