6 diciembre 2023 Por Anabel Palomares 0

Lo que los padres olvidan enseñar a sus hijos según una experta en crianza y que hará que sean más felices en el futuro

Los expertos en crianza saben de la importancia de enseñar a sus hijos lo que deben hacer y lo que está mal, pero también a fortalecer y desarrollar su inteligencia emocional para que en el futuro se conviertan en adultos maduros y capaces, y con responsabilidad afectiva en sus relaciones.

Pero además de todo eso, los padres en algunos momentos se olvidan de enseñar a sus hijos a ser felices y a disfrutar de la vida. Por eso vamos a escuchar a una experta que asegura que sin las herramientas necesarias, muchos niños felices se convierten en adultos infelices.

Eva Moskowitz es fundadora y directora ejecutiva de Success Academy Charter Schools y autora del libro de crianza A+ Parenting: The Surprisingly Fun Guide to Raising Surprisingly Smart Kids en el que explica cómo aprovechar el tiempo que ya dedicas a tus hijos y hacerlo más satisfactorio e intelectualmente estimulante para ellos. Lleva décadas trabajando con padres y jóvenes en situaciones desfavorables, así que si alguien sabe de educación, es ella. No solo por su formación y su carrera, sino porque es madre de tres hijos.

Según explicaba a la CNBC, “existe una diferencia entre disfrutar la vida siendo un niño pequeño y estar preparado para disfrutar la vida como adulto.” Y es ahí donde muchas veces los padres fallan a la hora de educar a sus hijos.

Enseñar a los niños a ser adultos felices

¿Qué es la felicidad? Podríamos tratar de simplificarlo y decirte que la felicidad es una emoción. O que es lo que sentimos cuando nuestro cerebro libera ciertas hormonas. Definir qué es la felicidad, o que se necesita para sentirla, es complicado. Pero es necesario que los niños aprendan lo que es para que puedan ser adultos felices, y el primer paso según la experta es evitar que reciban el mensaje que el capitalismo manda como felicidad: el consumismo.

“Cuando los anunciantes nos dicen que nos “demos un capricho” con sus productos, están tratando de hacernos creer que comprar cosas es la recompensa definitiva, que sólo seremos felices si compramos”. La Universidad de Harvard, que lleva desde 1930 tratando de averiguar qué nos hace felices, sabe que ese consumismo no es felicidad. O al menos no una verdadera. Lo que nos hace realmente felices son las relaciones interpersonales y las experiencias vividas.

En el caso de los niños y según UNICEF, la felicidad de los niños depende de pasar tiempo con la familia y amigos y hacer cosas interesantes con ambos, especialmente al aire libre. Nada que ver con tener el último smartphone del mercado.

Moskowitz asegura que “los niños más felices valoran las experiencias por encima de las cosas materiales” y podemos conseguirlo evitando que nuestros hijos tengan todo lo que se les antoje a todas horas. Afirma que dar demasiados regalos a sus hijos es animarles a creer que tener cosas es lo que les aporta felicidad.

Según nos explicaba María Gómez, terapeuta infantil, el exceso de regalos “limita su fantasía, su pérdida de ilusión y desarrolla antivalores que puede provocar en ellos comportamientos egoístas y consumistas”. Si medimos la cantidad de regalos, enseñaremos a los pequeños que aunque el dinero puede brindarles la oportunidad de ser felices en algunos momentos como un viaje, por ejemplo, no puede convertirse en su camino hacia la felicidad.

Cómo le enseñamos a los niños la verdadera felicidad

La respuesta a esta pregunta es tan fácil como jugar con ellos. Por ejemplo a las cartas, cocinando galletas juntos o haciendo manualidades con ellos para enseñarles el placer de una actividad productiva. O yendo a un museo, una exposición o al cine para mostrarles el placer de una actividad intelectual.

Y ya que estamos, vamos a enseñarles el valor de las pequeñas cosas como hace el jeong coreano. Buscar en las cosas sencillas la felicidad. Una forma de hacerlo es haciéndoles pensar en la felicidad.

Podemos hacerles preguntas como cuál es su olor favorito y por qué, cuál ha sido su día más feliz o qué momento del día prefieren. Así reflexionarán e identificarán la felicidad en el día a día, y cuando sean mayores podrán descubrir fácilmente esos secretos de la felicidad que todos tenemos.

Fotos | ¡Qué bello es vivir!


La noticia

Lo que los padres olvidan enseñar a sus hijos según una experta en crianza y que hará que sean más felices en el futuro

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Los expertos en crianza saben de la importancia de enseñar a sus hijos lo que deben hacer y lo que está mal, pero también a fortalecer y desarrollar su inteligencia emocional para que en el futuro se conviertan en adultos maduros y capaces, y con responsabilidad afectiva en sus relaciones.

Pero además de todo eso, los padres en algunos momentos se olvidan de enseñar a sus hijos a ser felices y a disfrutar de la vida. Por eso vamos a escuchar a una experta que asegura que sin las herramientas necesarias, muchos niños felices se convierten en adultos infelices.

Eva Moskowitz es fundadora y directora ejecutiva de Success Academy Charter Schools y autora del libro de crianza A+ Parenting: The Surprisingly Fun Guide to Raising Surprisingly Smart Kids en el que explica cómo aprovechar el tiempo que ya dedicas a tus hijos y hacerlo más satisfactorio e intelectualmente estimulante para ellos. Lleva décadas trabajando con padres y jóvenes en situaciones desfavorables, así que si alguien sabe de educación, es ella. No solo por su formación y su carrera, sino porque es madre de tres hijos.

En Trendencias

Cuatro cosas que hacen los padres japoneses para que sus hijos sean los niños más sanos del mundo

Según explicaba a la CNBC, “existe una diferencia entre disfrutar la vida siendo un niño pequeño y estar preparado para disfrutar la vida como adulto.” Y es ahí donde muchas veces los padres fallan a la hora de educar a sus hijos.

Enseñar a los niños a ser adultos felices

¿Qué es la felicidad? Podríamos tratar de simplificarlo y decirte que la felicidad es una emoción. O que es lo que sentimos cuando nuestro cerebro libera ciertas hormonas. Definir qué es la felicidad, o que se necesita para sentirla, es complicado. Pero es necesario que los niños aprendan lo que es para que puedan ser adultos felices, y el primer paso según la experta es evitar que reciban el mensaje que el capitalismo manda como felicidad: el consumismo.

“Cuando los anunciantes nos dicen que nos “demos un capricho” con sus productos, están tratando de hacernos creer que comprar cosas es la recompensa definitiva, que sólo seremos felices si compramos”. La Universidad de Harvard, que lleva desde 1930 tratando de averiguar qué nos hace felices, sabe que ese consumismo no es felicidad. O al menos no una verdadera. Lo que nos hace realmente felices son las relaciones interpersonales y las experiencias vividas.

En el caso de los niños y según UNICEF, la felicidad de los niños depende de pasar tiempo con la familia y amigos y hacer cosas interesantes con ambos, especialmente al aire libre. Nada que ver con tener el último smartphone del mercado.

En Trendencias

Reyes Magos que regalan demasiado: cómo gestionar el exceso de regalos a nuestros hijos en esta época del año

Moskowitz asegura que “los niños más felices valoran las experiencias por encima de las cosas materiales” y podemos conseguirlo evitando que nuestros hijos tengan todo lo que se les antoje a todas horas. Afirma que dar demasiados regalos a sus hijos es animarles a creer que tener cosas es lo que les aporta felicidad.

Según nos explicaba María Gómez, terapeuta infantil, el exceso de regalos “limita su fantasía, su pérdida de ilusión y desarrolla antivalores que puede provocar en ellos comportamientos egoístas y consumistas”. Si medimos la cantidad de regalos, enseñaremos a los pequeños que aunque el dinero puede brindarles la oportunidad de ser felices en algunos momentos como un viaje, por ejemplo, no puede convertirse en su camino hacia la felicidad.

Cómo le enseñamos a los niños la verdadera felicidad

La respuesta a esta pregunta es tan fácil como jugar con ellos. Por ejemplo a las cartas, cocinando galletas juntos o haciendo manualidades con ellos para enseñarles el placer de una actividad productiva. O yendo a un museo, una exposición o al cine para mostrarles el placer de una actividad intelectual.

Y ya que estamos, vamos a enseñarles el valor de las pequeñas cosas como hace el jeong coreano. Buscar en las cosas sencillas la felicidad. Una forma de hacerlo es haciéndoles pensar en la felicidad.

En Trendencias

Si usas estas frases todos los días, serás más feliz que la mayoría. Palabra de experto

Podemos hacerles preguntas como cuál es su olor favorito y por qué, cuál ha sido su día más feliz o qué momento del día prefieren. Así reflexionarán e identificarán la felicidad en el día a día, y cuando sean mayores podrán descubrir fácilmente esos secretos de la felicidad que todos tenemos.

Fotos | ¡Qué bello es vivir!

– La noticia

Lo que los padres olvidan enseñar a sus hijos según una experta en crianza y que hará que sean más felices en el futuro

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias