25 enero 2023 Por Anabel Palomares 0

Love bombing: cómo detectar que lo están haciendo contigo y qué puedes hacer para evitarlo

Parece mentira que con el amplio amplísimo vocabulario que tenemos en el idioma castellano, acudamos a palabras en inglés para explicar comportamientos que se dan en las relaciones, pero estas han evolucionado tanto como la tecnología y seguirles el ritmo es en muchas ocasiones complicado.

El orbiting, el ghosting o el negging son conceptos que van sonando cada día más y que se han colado de lleno en nuestras conversaciones, igual que lo hará el término en inglés que te traemos hoy y que cada vez está más de moda: el love bombing. Se refiere a una “técnica” de ligar aunque más bien parece una gran bandera roja que nos grita, “fuera”.

Qué es el love bombing

El love bombing, llamado también bombardeo de amor, tiene su origen en la década de los años 70, cuando se usaba como método de persuasión religioso, concretamente en  la secta estadounidense llamada Unification Church of the United States.

La persona que hace love bombing lo que quiere es persuadir a una posible pareja y se identifica como una posible parte o como el inicio de un ciclo de abuso o maltrato. Todo comienza con regalos, mensajes de amor exacerbado, promesas de futuro y toda una “sobredosis” de amor que abruma a quien lo recibe. Tanto que consigue que las víctimas sólo se sientan seguras dentro de esta relación.

Es un intento de influir en otra persona con demostraciones exageradas de atención y afecto. No solo con gestos románticos, también con muchas conversaciones en la que parece que tenéis todo en común. Cuando existen las redes sociales y nos comunicamos y ligamos a través de ellas, es mucho más sencillo llevar a cabo este tipo de “técnicas”, porque permiten intensificar el efecto. Proporcionan al abusador un canal constante de comunicación con la víctima.

Aquellos que hacen love bombing aprovechan situaciones de vulnerabilidad de la víctima, incluso momentos de baja autoestima. Dale Archer, psicólogo, asegura en el Psychology Today que “la descarga de dopamina de este nuevo amor es mucho más poderosa de lo que sería si el objetivo tuviera una imagen saludable de sí mismo porque el bombardero del amor satisface una necesidad que el objetivo no puede satisfacer por sí mismo.”

Según explica el psicólogo Dale Archer, existen tres fases en el love bombing: idealización, afecto intermitente y fase de descarte.

Idealización. El abusador hace creer a la víctima que está completamente enamorado de ella con muestras exageradas de afecto. Es posible que este primer punto muchos se bajen del barco porque no se fíen de “tanto amor” en tan poco tiempo, pero sí puede que se embriaguen de tanto afecto y pasen a la segunda fase.

Afecto intermitente. Lo que antes era natural, ahora comienza a desmoronarse y cada vez los detalles son más escasos. La víctima ya no es tan perfecta a ojos del abusador y comienzan los comportamientos hostiles hacia ella. Un ejemplo: provocan que la víctima se sienta culpable si hace planes fuera de la pareja.

Fase de descarte. El abusador decide que la relación termina de un día para otro y desaparece como un fantasma, dejando a la víctima con una sensación extrema de inseguridad porque no existe un espacio ni tiempo para la comunicación.

Cómo saber si me están haciendo love bombing (y qué hacer para evitarlo)

En el mensaje durante un love bombing habrá muchas alertas que nos chirríen, por ejemplo que desde el primer momento nos vendan que somos almas gemelas. Piensa en tu mejor amiga y analiza cuánto tiempo tardaste en encontrar todos esos vínculos con ella. Ahora pregúntate cómo es posible que acabes de conocer a alguien y ya te diga que sois tal para cual sin apenas conoceros.

Las personas que practican el love bombing afirman con vehemencia que el futuro es vuestro, volviéndose imprescindibles en esa foto, y además idealizan la imagen que tienen de ti. Te ofrecen un espejo perfecto en el que mirarte donde no existen los defectos y verás una imagen preciosa de ti misma que te subirá mucho la autoestima.

Si las palabras y las acciones no van de la mano, ahí tienes tu bandera roja. Lo principal es parar, mirar y escuchar. No pasa nada por echar el freno en una relación que va estupendamente si creemos que está yendo demasiado deprisa. Igual que no pasa nada por cuestionar afirmaciones como “somos perfectos el uno para el otro”.

El concepto de love bombing tiene mucho que ver con la responsabilidad afectiva, más bien de la falta de la misma ya que quien lo practica, carece de ella. Cuando hablamos de responsabilidad afectiva lo hacemos de la capacidad de hacerse cargo de los sentimientos y la forma en que se expresan, además de practicar la  honestidad, la transparencia, la empatía, tal y como nos explican en De Salud Hablamos.

Si tenemos responsabilidad afectiva, conseguimos mantener una comunicación asertiva y expresar claramente nuestras intenciones. No queremos una relación en la que nos quieran de manera desmedida, sino una en la que nos quieran bien y sano.

Fotos | Cómo conocía vuestra madre

En Trendencias | Las mejores películas románticas y de amor para ver en pareja (y dónde encontrarlas todas)


La noticia

Love bombing: cómo detectar que lo están haciendo contigo y qué puedes hacer para evitarlo

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Parece mentira que con el amplio amplísimo vocabulario que tenemos en el idioma castellano, acudamos a palabras en inglés para explicar comportamientos que se dan en las relaciones, pero estas han evolucionado tanto como la tecnología y seguirles el ritmo es en muchas ocasiones complicado.

El orbiting, el ghosting o el negging son conceptos que van sonando cada día más y que se han colado de lleno en nuestras conversaciones, igual que lo hará el término en inglés que te traemos hoy y que cada vez está más de moda: el love bombing. Se refiere a una “técnica” de ligar aunque más bien parece una gran bandera roja que nos grita, “fuera”.

En Trendencias

Hablamos con cuatro víctimas de ghosting, la práctica para terminar relaciones que (por desgracia) está cada vez más de moda

Qué es el love bombing

El love bombing, llamado también bombardeo de amor, tiene su origen en la década de los años 70, cuando se usaba como método de persuasión religioso, concretamente en  la secta estadounidense llamada Unification Church of the United States.

La persona que hace love bombing lo que quiere es persuadir a una posible pareja y se identifica como una posible parte o como el inicio de un ciclo de abuso o maltrato. Todo comienza con regalos, mensajes de amor exacerbado, promesas de futuro y toda una “sobredosis” de amor que abruma a quien lo recibe. Tanto que consigue que las víctimas sólo se sientan seguras dentro de esta relación.

Es un intento de influir en otra persona con demostraciones exageradas de atención y afecto. No solo con gestos románticos, también con muchas conversaciones en la que parece que tenéis todo en común. Cuando existen las redes sociales y nos comunicamos y ligamos a través de ellas, es mucho más sencillo llevar a cabo este tipo de “técnicas”, porque permiten intensificar el efecto. Proporcionan al abusador un canal constante de comunicación con la víctima.

Aquellos que hacen love bombing aprovechan situaciones de vulnerabilidad de la víctima, incluso momentos de baja autoestima. Dale Archer, psicólogo, asegura en el Psychology Today que “la descarga de dopamina de este nuevo amor es mucho más poderosa de lo que sería si el objetivo tuviera una imagen saludable de sí mismo porque el bombardero del amor satisface una necesidad que el objetivo no puede satisfacer por sí mismo.”

En Trendencias

Cómo detectar el maltrato psicológico cuando a veces es muy sutil e invisible ante la mirada de los demás

Según explica el psicólogo Dale Archer, existen tres fases en el love bombing: idealización, afecto intermitente y fase de descarte.

Idealización. El abusador hace creer a la víctima que está completamente enamorado de ella con muestras exageradas de afecto. Es posible que este primer punto muchos se bajen del barco porque no se fíen de “tanto amor” en tan poco tiempo, pero sí puede que se embriaguen de tanto afecto y pasen a la segunda fase.

Afecto intermitente. Lo que antes era natural, ahora comienza a desmoronarse y cada vez los detalles son más escasos. La víctima ya no es tan perfecta a ojos del abusador y comienzan los comportamientos hostiles hacia ella. Un ejemplo: provocan que la víctima se sienta culpable si hace planes fuera de la pareja.

Fase de descarte. El abusador decide que la relación termina de un día para otro y desaparece como un fantasma, dejando a la víctima con una sensación extrema de inseguridad porque no existe un espacio ni tiempo para la comunicación.

Cómo saber si me están haciendo love bombing (y qué hacer para evitarlo)

En el mensaje durante un love bombing habrá muchas alertas que nos chirríen, por ejemplo que desde el primer momento nos vendan que somos almas gemelas. Piensa en tu mejor amiga y analiza cuánto tiempo tardaste en encontrar todos esos vínculos con ella. Ahora pregúntate cómo es posible que acabes de conocer a alguien y ya te diga que sois tal para cual sin apenas conoceros.

Las personas que practican el love bombing afirman con vehemencia que el futuro es vuestro, volviéndose imprescindibles en esa foto, y además idealizan la imagen que tienen de ti. Te ofrecen un espejo perfecto en el que mirarte donde no existen los defectos y verás una imagen preciosa de ti misma que te subirá mucho la autoestima.

En Trendencias

Pocketing, una nueva tendencia en relaciones que es peor de lo que parece y ya vivió Sandy en Grease

Si las palabras y las acciones no van de la mano, ahí tienes tu bandera roja. Lo principal es parar, mirar y escuchar. No pasa nada por echar el freno en una relación que va estupendamente si creemos que está yendo demasiado deprisa. Igual que no pasa nada por cuestionar afirmaciones como “somos perfectos el uno para el otro”.

El concepto de love bombing tiene mucho que ver con la responsabilidad afectiva, más bien de la falta de la misma ya que quien lo practica, carece de ella. Cuando hablamos de responsabilidad afectiva lo hacemos de la capacidad de hacerse cargo de los sentimientos y la forma en que se expresan, además de practicar la  honestidad, la transparencia, la empatía, tal y como nos explican en De Salud Hablamos.

Si tenemos responsabilidad afectiva, conseguimos mantener una comunicación asertiva y expresar claramente nuestras intenciones. No queremos una relación en la que nos quieran de manera desmedida, sino una en la que nos quieran bien y sano.

Fotos | Cómo conocía vuestra madre

En Trendencias | Las mejores películas románticas y de amor para ver en pareja (y dónde encontrarlas todas)
– La noticia

Love bombing: cómo detectar que lo están haciendo contigo y qué puedes hacer para evitarlo

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias