27 marzo 2024 Por Cristina Sobrino 0

Netflix dice que esta serie es para adolescentes, pero me ha salvado muchas noches a mis casi 30 años y me ha enseñado a perdonarme

No te voy a mentir: 2023 ha sido un año vertiginoso para mí, una montaña rusa de emociones que ha tenido tantos subidones como bajones. Profesionalmente no me puedo sentir más orgullosa de lo que he conseguido, aunque por el camino me ha tocado lidiar con el síndrome del impostor, cada vez más común entre las mujeres, y con mi dismorfia de productividad, algo a lo que me ha venido genial ponerle nombre.

En lo personal todo ha sido un poquito más complicado, ya que la cosa ha desembocado en terminar con una relación después de más de 11 años. Sí, en efecto suena tan horrible como ha sido, no te voy a engañar.

Por supuesto, esta decisión no fue algo que tomase de un momento a otro o tras un enfado. Al contrario, ha sido el resultado de muchos meses, una idea muy meditada, porque ha sido algo sumamente complicado, lo que ha tenido muchos efectos colaterales en el día a día y tener series y pelis que sean tu zona de confort viene genial en momentos así y yo encontré la mía en Netflix. Querida lectora, te presento a Yo nunca, la serie adolescente que me sostuvo en mis peores noches de 2023.

Sí, tal y como lees, de acuerdo a la plataforma de streaming la producción va dirigida, en un principio, a un público adolescente, pero con la grandiosa Mindy Kaling a los mandos, encargada también de hilar los guiones de The Office, donde también interpretaba a las mil maravillas el papel de Kelly Kapoor, o de crear La Vida Sexual de las Universitarias, para HBO, otra serie que es gloria, lo de «adolescente» es un sí pero no.

Yo nunca, la comedia dramática que me dio la vida noche tras noche

Las cuatro temporadas de la serie siguen la vida de Devi Vishwakumar (Maitreyi Ramakrishnan), una adolescente que acaba de perder a su padre y no es capaz de canalizar ese dolor que tiene al respecto, sobre todo cuando encontraba en él a su mejor aliado en casa, ya que la relación que tiene con su madre es muy diferente.

Sin embargo, Devi intenta pasar eso por alto, dejándolo en el último hueco de su cerebro, y se centra en cambiar de estatus en el instituto: se acabó lo de ser una perdedora y lo de responder a los clichés que siempre se asocian a los estadounidenses con ascendencia hindú, de hecho, su relación con su cultura va desarrollándose a lo largo de la serie. Y por supuesto, uno de sus objetivos es el de enrollarse con el chico más popular, guapo y con cuerpazo del instituto.

El de Devi es un viaje de crecimiento y aprendizaje en una adolescencia que más que una época única es un presagio de todo lo que viene, una carrera que pasa a cámara rápida a pesar de durar años y que contiene lo que muchas veces se vive en un mismo día de adultez. De esa época lo podemos a veces aprovechar todo y otras nada, haciendo que por mucho que pase el tiempo nos sintamos tan vulnerables e ingenuas como entonces.

Pero sobre todo, coger de la mano a Devi es hacer lo mismo contigo: odiarte a ratos para perdonarte luego, luchar por una perfección que cuesta asumir que no existe, romper con unas expectativas que puede que ni siquiera fueran tuyas para crear otras nuevas que de verdad te llenen más. Y buscar lo que de verdad le da sentido a todo en cada momento, valorándolo como se merece. Y queriéndote, aunque solo sea un poquito, pero mejor si es más.

Fotos | Netflix

En Trendencias | Los mejores consejos para superar la ruptura de una pareja a la que aún amas


La noticia

Netflix dice que esta serie es para adolescentes, pero me ha salvado muchas noches a mis casi 30 años y me ha enseñado a perdonarme

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Cristina Sobrino

.

No te voy a mentir: 2023 ha sido un año vertiginoso para mí, una montaña rusa de emociones que ha tenido tantos subidones como bajones. Profesionalmente no me puedo sentir más orgullosa de lo que he conseguido, aunque por el camino me ha tocado lidiar con el síndrome del impostor, cada vez más común entre las mujeres, y con mi dismorfia de productividad, algo a lo que me ha venido genial ponerle nombre.

En Trendencias

El mejor pantalón que me he comprado en mi vida cuesta 8,99 euros, tiene dos años y todavía puedes comprarlo en Mango Outlet

En lo personal todo ha sido un poquito más complicado, ya que la cosa ha desembocado en terminar con una relación después de más de 11 años. Sí, en efecto suena tan horrible como ha sido, no te voy a engañar.

Por supuesto, esta decisión no fue algo que tomase de un momento a otro o tras un enfado. Al contrario, ha sido el resultado de muchos meses, una idea muy meditada, porque ha sido algo sumamente complicado, lo que ha tenido muchos efectos colaterales en el día a día y tener series y pelis que sean tu zona de confort viene genial en momentos así y yo encontré la mía en Netflix. Querida lectora, te presento a Yo nunca, la serie adolescente que me sostuvo en mis peores noches de 2023.

Sí, tal y como lees, de acuerdo a la plataforma de streaming la producción va dirigida, en un principio, a un público adolescente, pero con la grandiosa Mindy Kaling a los mandos, encargada también de hilar los guiones de The Office, donde también interpretaba a las mil maravillas el papel de Kelly Kapoor, o de crear La Vida Sexual de las Universitarias, para HBO, otra serie que es gloria, lo de «adolescente» es un sí pero no.

Yo nunca, la comedia dramática que me dio la vida noche tras noche

Las cuatro temporadas de la serie siguen la vida de Devi Vishwakumar (Maitreyi Ramakrishnan), una adolescente que acaba de perder a su padre y no es capaz de canalizar ese dolor que tiene al respecto, sobre todo cuando encontraba en él a su mejor aliado en casa, ya que la relación que tiene con su madre es muy diferente.

Sin embargo, Devi intenta pasar eso por alto, dejándolo en el último hueco de su cerebro, y se centra en cambiar de estatus en el instituto: se acabó lo de ser una perdedora y lo de responder a los clichés que siempre se asocian a los estadounidenses con ascendencia hindú, de hecho, su relación con su cultura va desarrollándose a lo largo de la serie. Y por supuesto, uno de sus objetivos es el de enrollarse con el chico más popular, guapo y con cuerpazo del instituto.

El de Devi es un viaje de crecimiento y aprendizaje en una adolescencia que más que una época única es un presagio de todo lo que viene, una carrera que pasa a cámara rápida a pesar de durar años y que contiene lo que muchas veces se vive en un mismo día de adultez. De esa época lo podemos a veces aprovechar todo y otras nada, haciendo que por mucho que pase el tiempo nos sintamos tan vulnerables e ingenuas como entonces.

Pero sobre todo, coger de la mano a Devi es hacer lo mismo contigo: odiarte a ratos para perdonarte luego, luchar por una perfección que cuesta asumir que no existe, romper con unas expectativas que puede que ni siquiera fueran tuyas para crear otras nuevas que de verdad te llenen más. Y buscar lo que de verdad le da sentido a todo en cada momento, valorándolo como se merece. Y queriéndote, aunque solo sea un poquito, pero mejor si es más.

Fotos | Netflix

En Trendencias | Los mejores consejos para superar la ruptura de una pareja a la que aún amas

– La noticia

Netflix dice que esta serie es para adolescentes, pero me ha salvado muchas noches a mis casi 30 años y me ha enseñado a perdonarme

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Cristina Sobrino

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias