27 mayo 2024 Por Anabel Palomares 0

Perseguía una vida más sana y feliz con este hábito. Lo he conseguido y además he disparado mi productividad teletrabajando

Qué ocurriría si te digo que durante años, hemos entendido mal la productividad. Pensábamos que ser más productivas era hacer muchas cosas, tener una agenda repleta en la que hacer check y no tener ni un segundo para ti misma. Sin embargo, la neurociencia tiene otra opinión. La verdadera clave para alcanzar nuestro máximo potencial no está en un cronograma pensado al detalle, sino en añadir un hábito a nuestra vida que además nos hará más saludables y nos alejará del sedentarismo.

Según la Fundación Española del Corazón, el sedentarismo es un factor de riesgo para nuestra nuestra salud cardiovascular, algo en lo que está de acuerdo la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo (SEMST), que lo engloba como uno de los cuatro principales enemigos de la salud cardiovascular junto con el alcohol, el tabaco y una mala alimentación. Pero el sedentarismo no solo afecta a nuestra salud física, también tiene efectos en nuestra productividad.

Las empresas que fomentan la realización de deporte como herramienta contra el sedentarismo, ven reducido su absentismo laboral entre 4 y 5 días al año. Aquellos trabajadores que han practicado ejercicio vigoroso de media durante 75 minutos a la semana, y según el estudio ‘Effect of sporting activity on absenteeism in a working population’ publicado en el British Journal of Sport Medicine, tienen al año menos días de baja por enfermedad que aquellos que no practican deporte.

Está más que claro que el ejercicio físico es beneficioso para la salud y las recomendaciones señalan que cuanto más nos movamos y nos alejemos de una vida sedentaria, mejor para nuestro organismo, independientemente de la intensidad de dicho ejercicio. En mi caso, el ejercicio no solo ha conseguido un cambio estético en mi cuerpo, sino que además es la herramienta que uso y que mejor me funciona para controlar mi ansiedad y mantener a raya los picos de estrés trabajando, lo que influye de manera directa en mi rendimiento y productividad.

El deporte como una tarea más durante nuestro trabajo

Aunque pueda parecer que hace falta ejercitarse muchísimo, lo cierto es que no. Según la OMS, ser sedentario es realizar menos de 90 minutos de actividad física a la semana, es decir, solo necesitamos hacer 30 minutos de ejercicio tres días a la semana. Pero si lo que queremos es disparar nuestra productividad, hay algo que podemos hacer a diario. A mí me funciona mejor que trucos de productividad tan conocidos como la técnica Pomodoro.

Salir a andar de forma vigorosa durante 15 minutos al día es la mejor herramienta que he tenido para manejar el estrés y la ansiedad en el trabajo. Al trabajar desde casa tengo la facilidad de que en los momentos más estresantes parar, cerrar el ordenador y moverme para reducir los niveles de cortisol en mi sangre. Lo hago además escuchando esta canción que los expertos aseguran que reduce la ansiedad, y el resultado no podría ser mejor.

Aunque lo empleo como un recurso más a mi alcance en momentos complicados, lo cierto es que he añadido el deporte como parte de mi descanso planificado dentro de mi jornada laboral. Por ejemplo, y haciendo caso a este estudio, salgo a caminar después de comer para reducir los niveles de azúcar en sangre y conseguir una mejora significativa del control glucémico.

Los efectos en la productividad del ejercicio según la neurociencia

La neurociencia afirma, según una investigación publicada en Brain Science, que el ejercicio físico regular es capaz de liberar dopamina, norepinefrina y serotonina. Estos neurotransmisores aumentan el flujo sanguíneo y mejoran la concentración, la capacidad de razonamiento, la memoria y el rendimiento cognitivo. Y si todo eso mejora también lo hace la productividad. Pero el ejercicio físico regular mejora también el estado de ánimo, la motivación y la capacidad de aprendizaje.

Y no hace falta muchísimo ejercicio para obtener estos resultados. Las investigaciones sugieren que caminar aproximadamente unos 15 kilómetros a la semana puede ser suficiente para obtener los beneficios a nivel cerebral. El secreto para conquistar el día haciendo más en menos tiempo era el deporte. Y nosotros obsesionados con poner excusas como que con tanto trabajo no tengo tiempo de hacer ejercicio.

Fotos | The bold type

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

En Trendencias | Las mejores series de mujeres de la historia de la televisión (y dónde verlas)


La noticia

Perseguía una vida más sana y feliz con este hábito. Lo he conseguido y además he disparado mi productividad teletrabajando

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Qué ocurriría si te digo que durante años, hemos entendido mal la productividad. Pensábamos que ser más productivas era hacer muchas cosas, tener una agenda repleta en la que hacer check y no tener ni un segundo para ti misma. Sin embargo, la neurociencia tiene otra opinión. La verdadera clave para alcanzar nuestro máximo potencial no está en un cronograma pensado al detalle, sino en añadir un hábito a nuestra vida que además nos hará más saludables y nos alejará del sedentarismo.

Según la Fundación Española del Corazón, el sedentarismo es un factor de riesgo para nuestra nuestra salud cardiovascular, algo en lo que está de acuerdo la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo (SEMST), que lo engloba como uno de los cuatro principales enemigos de la salud cardiovascular junto con el alcohol, el tabaco y una mala alimentación. Pero el sedentarismo no solo afecta a nuestra salud física, también tiene efectos en nuestra productividad.

Las empresas que fomentan la realización de deporte como herramienta contra el sedentarismo, ven reducido su absentismo laboral entre 4 y 5 días al año. Aquellos trabajadores que han practicado ejercicio vigoroso de media durante 75 minutos a la semana, y según el estudio ‘Effect of sporting activity on absenteeism in a working population’ publicado en el British Journal of Sport Medicine, tienen al año menos días de baja por enfermedad que aquellos que no practican deporte.

Está más que claro que el ejercicio físico es beneficioso para la salud y las recomendaciones señalan que cuanto más nos movamos y nos alejemos de una vida sedentaria, mejor para nuestro organismo, independientemente de la intensidad de dicho ejercicio. En mi caso, el ejercicio no solo ha conseguido un cambio estético en mi cuerpo, sino que además es la herramienta que uso y que mejor me funciona para controlar mi ansiedad y mantener a raya los picos de estrés trabajando, lo que influye de manera directa en mi rendimiento y productividad.

En Trendencias

La regla «RH» con la que he conseguido aumentar mi productividad teletrabajando y acabar con la procrastinación

El deporte como una tarea más durante nuestro trabajo

Aunque pueda parecer que hace falta ejercitarse muchísimo, lo cierto es que no. Según la OMS, ser sedentario es realizar menos de 90 minutos de actividad física a la semana, es decir, solo necesitamos hacer 30 minutos de ejercicio tres días a la semana. Pero si lo que queremos es disparar nuestra productividad, hay algo que podemos hacer a diario. A mí me funciona mejor que trucos de productividad tan conocidos como la técnica Pomodoro.

Salir a andar de forma vigorosa durante 15 minutos al día es la mejor herramienta que he tenido para manejar el estrés y la ansiedad en el trabajo. Al trabajar desde casa tengo la facilidad de que en los momentos más estresantes parar, cerrar el ordenador y moverme para reducir los niveles de cortisol en mi sangre. Lo hago además escuchando esta canción que los expertos aseguran que reduce la ansiedad, y el resultado no podría ser mejor.

Aunque lo empleo como un recurso más a mi alcance en momentos complicados, lo cierto es que he añadido el deporte como parte de mi descanso planificado dentro de mi jornada laboral. Por ejemplo, y haciendo caso a este estudio, salgo a caminar después de comer para reducir los niveles de azúcar en sangre y conseguir una mejora significativa del control glucémico.

Los efectos en la productividad del ejercicio según la neurociencia

La neurociencia afirma, según una investigación publicada en Brain Science, que el ejercicio físico regular es capaz de liberar dopamina, norepinefrina y serotonina. Estos neurotransmisores aumentan el flujo sanguíneo y mejoran la concentración, la capacidad de razonamiento, la memoria y el rendimiento cognitivo. Y si todo eso mejora también lo hace la productividad. Pero el ejercicio físico regular mejora también el estado de ánimo, la motivación y la capacidad de aprendizaje.

En Trendencias

No necesitas trucos para ser más inteligente. Según esta psicóloga el secreto es aprender a manejar tus emociones

Y no hace falta muchísimo ejercicio para obtener estos resultados. Las investigaciones sugieren que caminar aproximadamente unos 15 kilómetros a la semana puede ser suficiente para obtener los beneficios a nivel cerebral. El secreto para conquistar el día haciendo más en menos tiempo era el deporte. Y nosotros obsesionados con poner excusas como que con tanto trabajo no tengo tiempo de hacer ejercicio.

Fotos | The bold type

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

En Trendencias | Las mejores series de mujeres de la historia de la televisión (y dónde verlas)

– La noticia

Perseguía una vida más sana y feliz con este hábito. Lo he conseguido y además he disparado mi productividad teletrabajando

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias