19 abril 2024 Por Sara Hormigo 0

Según cuál sea tu trabajo puedes tener más o menos riesgo de perder la memoria en la vejez o, por lo menos, así lo dice un estudio

Trabajar y mantener una mente activa durante nuestros años más jóvenes puede ser muy beneficioso para la vejez. Y no lo digo yo, sino que un reciente estudio habría relacionado que los problemas de memoria y pensamiento en el futuro podrían estar relacionados con una inactividad mental durante los años que deberían ser más productivos de nuestra vida.

El estudio llevado a cabo por Trine Holt Edwin, investigadora del Hospital Universitario de Oslo en Noruega, que estudió a 7000 personas y 305 ocupaciones para las cuáles se midió el grado de estimulación cognitiva que experimentaban los participantes en cada una de ellas. Por un lado, se midió el grado de las tareas manuales rutinarias, las cognitivas rutinarias, analíticas no rutinarias e interpersonales no rutinarias, según los diferentes trabajos que se plantearon:

Tareas manuales rutinarias: que comprenden velocidad, control sobre el equipo, movimientos repetitivos… algo asociado a trabajo en una fábrica.
Tareas cognitivas rutinarias: que exigen precisión y exactitud en tareas repetitivas como contabilidad, archivo…
Tareas analíticas no rutinarias: engloban analizar información, la creatividad y la interpretación de la información.
Tareas interpersonales no rutinarias: establecen y mantienen relaciones interpresonales como la motivación
Trabajos cognitivos no rutinarios: comprenden relaciones públicas y programación informática.

Una vez determinadas las tareas de cada trabajo, los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos según el grado de estimulación cognitiva para el cual determinaron que aquellos con mayor demanda cognitiva era la docencia y con menos, los carteros y conserjes. «Examinamos las demandas de varios trabajos y descubrimos que la estimulación cognitiva en el trabajo durante diferentes etapas de la vida (durante los 30, 40, 50 y 60 años) estaba relacionada con un riesgo reducido de deterioro cognitivo leve después de los 70 años«, dice la autora del estudio.

Pero, por qué llegaron a esta conclusión, pues una vez medida la demanda cognitiva de todos los grupos, los participantes después de los 70 años debían completar unas pruebas de memoria y pensamiento que evaluaban si tenían un deterioro cognitivo leva. Los resultados fueron que, de las tareas con menor exigencia, 42% de los trabajadores sí presentaban un deterioro cognitivo leve mientras que, de los que habían realizado mayores exigencias cognitivas, solo se les diagnosticó un deterioro al 27%.

«Nuestros hallazgos resaltan el valor de tener un trabajo que requiere un pensamiento más complejo como una forma de posiblemente mantener la memoria y el pensamiento en la vejez«, explica la autora principal del estudio. Y añade: «Estos resultados indican que tanto la educación como el trabajo que desafíe su cerebro durante su carrera desempeñan un papel crucial en la reducción del riesgo de deterioro cognitivo en el futuro».

Eso sí, esta investigación sería solo una pequeña muestra ya que se requieren más estudios en la misma línea para poder “identificar las tareas ocupacionales cognitivamente desafiantes específicas que son más beneficiosas para mantener las habilidades de pensamiento y memoria», concluye la investigadora.

Fotos | Antoni Shkraba Moe Magners Pexels

En Trendencias | 110 frases motivadoras que te ayudarán a conseguir lo que te propongas en la vida

En Trendencias | 11 celebrities que nos han enseñado a envejecer con alegría y amar el paso de los años

En Trendencias | La piedra blanca de limpieza: precio diez, milagro contra la suciedad y alternativas en el mercado


La noticia

Según cuál sea tu trabajo puedes tener más o menos riesgo de perder la memoria en la vejez o, por lo menos, así lo dice un estudio

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Sara Hormigo

.

Trabajar y mantener una mente activa durante nuestros años más jóvenes puede ser muy beneficioso para la vejez. Y no lo digo yo, sino que un reciente estudio habría relacionado que los problemas de memoria y pensamiento en el futuro podrían estar relacionados con una inactividad mental durante los años que deberían ser más productivos de nuestra vida.

El estudio llevado a cabo por Trine Holt Edwin, investigadora del Hospital Universitario de Oslo en Noruega, que estudió a 7000 personas y 305 ocupaciones para las cuáles se midió el grado de estimulación cognitiva que experimentaban los participantes en cada una de ellas. Por un lado, se midió el grado de las tareas manuales rutinarias, las cognitivas rutinarias, analíticas no rutinarias e interpersonales no rutinarias, según los diferentes trabajos que se plantearon:

Tareas manuales rutinarias: que comprenden velocidad, control sobre el equipo, movimientos repetitivos… algo asociado a trabajo en una fábrica.
Tareas cognitivas rutinarias: que exigen precisión y exactitud en tareas repetitivas como contabilidad, archivo…
Tareas analíticas no rutinarias: engloban analizar información, la creatividad y la interpretación de la información.
Tareas interpersonales no rutinarias: establecen y mantienen relaciones interpresonales como la motivación
Trabajos cognitivos no rutinarios: comprenden relaciones públicas y programación informática.

Una vez determinadas las tareas de cada trabajo, los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos según el grado de estimulación cognitiva para el cual determinaron que aquellos con mayor demanda cognitiva era la docencia y con menos, los carteros y conserjes. «Examinamos las demandas de varios trabajos y descubrimos que la estimulación cognitiva en el trabajo durante diferentes etapas de la vida (durante los 30, 40, 50 y 60 años) estaba relacionada con un riesgo reducido de deterioro cognitivo leve después de los 70 años», dice la autora del estudio.

Pero, por qué llegaron a esta conclusión, pues una vez medida la demanda cognitiva de todos los grupos, los participantes después de los 70 años debían completar unas pruebas de memoria y pensamiento que evaluaban si tenían un deterioro cognitivo leva. Los resultados fueron que, de las tareas con menor exigencia, 42% de los trabajadores sí presentaban un deterioro cognitivo leve mientras que, de los que habían realizado mayores exigencias cognitivas, solo se les diagnosticó un deterioro al 27%.

En Trendencias

Mejorar y fortalecer la memoria es muy fácil con estos ejercicios y hábitos: muchos de ellos los haces sin saberlo

«Nuestros hallazgos resaltan el valor de tener un trabajo que requiere un pensamiento más complejo como una forma de posiblemente mantener la memoria y el pensamiento en la vejez», explica la autora principal del estudio. Y añade: «Estos resultados indican que tanto la educación como el trabajo que desafíe su cerebro durante su carrera desempeñan un papel crucial en la reducción del riesgo de deterioro cognitivo en el futuro».

Eso sí, esta investigación sería solo una pequeña muestra ya que se requieren más estudios en la misma línea para poder “identificar las tareas ocupacionales cognitivamente desafiantes específicas que son más beneficiosas para mantener las habilidades de pensamiento y memoria», concluye la investigadora.

Fotos | Antoni Shkraba Moe Magners Pexels

En Trendencias | 110 frases motivadoras que te ayudarán a conseguir lo que te propongas en la vida

En Trendencias | 11 celebrities que nos han enseñado a envejecer con alegría y amar el paso de los años

En Trendencias | La piedra blanca de limpieza: precio diez, milagro contra la suciedad y alternativas en el mercado

– La noticia

Según cuál sea tu trabajo puedes tener más o menos riesgo de perder la memoria en la vejez o, por lo menos, así lo dice un estudio

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Sara Hormigo

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias