5 marzo 2024 Por Anabel Palomares 0

Todos tenemos uno en casa y es el secreto para aumentar el placer en el sexo

La vista es uno de los tres sentidos que usamos para percibir a una persona atractiva según esta investigación publicada en Frontiers in Psychology, que ha revisado 30 años de estudios. así que si es tan importante para que la atracción se produzca, ¿por qué no introducirla de manera más directa en los juegos de cama?

En esa línea nos encontramos que no solo nos excita tocar y ser tocados. Las interacciones sexuales también implican mirarse mutuamente el cuerpo, y para eso hay algo que todos tenemos en casa y que ayuda no solo a ver el cuerpo de nuestra pareja, también el nuestro: un espejo.

Aunque se considera una filia llamada katoptronofilia, que se describe como el placer o la excitación sexual derivado de tener relaciones sexuales frente a espejos según el libro «Aspectos forenses y médico-legales de los delitos sexuales y prácticas sexuales inusuales” de Anil Aggrawal de 2009, lo cierto es que ni es inusual ni es algo de lo que avergonzarse. Mantener relaciones sexuales mirándose a un espejo tiene muchas ventajas, entre ellas aumentar nuestro placer.

Por qué es una buena idea practicar sexo frente a un espejo

El doctor en psicología Leon F. Seltzer, decía en Psychology Today afirma que aunque podría estar relacionado con el autoerotismo (una persona que se siente atraída principalmente por su propio cuerpo), pero es una práctica que tiene muchos beneficios.

Más confianza

La psicóloga y directora de Trendencias Iria Reguera nos explicaba que nuestro cuerpo es también parte de quienes somos, y cuidarlo y apreciarlo no es ser engreída, si no generosa con nosotras mismas. Aunque existen muchos factores que afectan a nuestra percepción sobre nosotras, a la autoimagen y aceptación de nuestro cuerpo, practicar sexo delante del espejo es una forma maravillosa (y muy placentera) de reconciliarnos con lo que vemos de nosotras.

Verte practicando sexo ayuda a desarrolles confianza en ti misma, porque ves también cómo tu pareja disfruta con lo que estáis haciendo. Te digo por experiencia que al practicar sexo delante de un espejo es posible que te veas en algunas posturas o gestos y no te gustes, pero es ahí donde puedes trabajar la confianza y la aceptación de tu propio cuerpo. Es una manera de abrazar tu cuerpo y sentirte más sexy.

Más excitación

Según este estudio publicado en Frontiers in Human Neuroscience los estímulos visuales pueden aumentar la excitación sexual, y mirarse al espejo es un boost de excitación. Además, nos permite vernos como normalmente n o lo hacemos. Nuestros gestos de placer, partes del cuerpo que se mueven y que ahora vemos. No imaginas lo sensual que puedes ser practicando sexo hasta que no te ves desde fuera.

Además, estamos programados para que nos excite la estimulación visual. Como nos explicaban los expertos de LELO, “los estímulos visuales excitan más a los hombres y otros sentidos como el sonido, excitan más a las mujeres”. Haciéndolo frente a un espejo sumas una estimulación más y despiertas el erotismo.

Más intimidad

Con el espejo conseguiremos generar un juego visual en pareja que favorece la intimidad y nos permite explorar el erotismo dejando a un lado el coito en sí. Nos miramos y podemos conectar con nuestra pareja mientras nos toca. De hecho, la técnica del espejo funciona para conocernos mejor y explorar la intimidad de otra manera. Nos puede ayudar a ver el placer que experimenta nuestra pareja y el que experimentamos nosotras.

Es algo nuevo

No siempre necesitamos salir de la rutina. A veces practicar el misionero está bien, pero hay ocasiones en que podemos probar posturas sexuales nuevas para darle un extra de diversión al sexo, especialmente en parejas que llevan mucho tiempo. Usar un espejo te permite redescubrir el sexo y romper con la monotonía.

Cómo practicar sexo delante del espejo

Prueba primero a solas

Si no te encuentras confiada con tu cuerpo, puedes empezar practicando sexo a solas delante del espejo. Nadie te está mirando, solo tú, así que pon en práctica alguna de las mejores técnica de masturbación y déjate llevar por el placer. Tócate y mírate. Disfruta de lo que ves y relájate.

Juega con la iluminación

Si vas a hacerlo en pareja, lo primero es hablarlo para asegurarte de que es algo que os apetece a los dos. Podéis probar por ejemplo en el baño, sobre el lavabo y apoyando las manos, pero los dos mirando frente al espejo. Si nunca lo has hecho antes y te cuesta mostrar confianza con tu cuerpo, juega con la iluminación. Apaga las luces y enciende unas velas para dar una luz más tenue.

Empezad por las caricias

Una manera de empezar es desnudarnos el uno al otro delante del espejo, con caricias y mirando al espejo de vez en cuando. Intercalando miradas a tu pareja y miradas al espejo. Si no sabes dónde mirar, comienza por fijarte en eso que más te gusta de ti. En tu pelo, en tus brazos, en tus tetas, en lo que más segura te haga sentir. Poco a poco irás ganando confianza en esto del voyeurismo y disfrutarás viendo todo tu cuerpo, así que tranquila. Y mira a tu pareja. Observa cómo se mueve, cómo te toca y disfruta de una vista que no habías tenido antes. Sexconsejo: no os olvidéis de miraros a los ojos a través del espejo para fomentar esa intimidad.

Masturbaos el uno al otro delante del espejo

Es muy excitante ver cómo disfruta tu pareja mientras le tocas. Y si no sabes cómo hacerlo, aquí te cuento con detalle cómo masturbar a tu pareja (de nada). Lo mismo ocurre con las felaciones y el cunnilingus. Que te lo hagan frente a un espejo y puedas verte disfrutando, es un plus de excitación. Palabrita.

Prueba en diferentes posturas

Si tienes la suerte de tener un espejo además del que tiene en el baño, podréis jugar con diferentes posturas. Por ejemplo si está en el recibidor y es un espejo de cuerpo entero podéis practicar con posturas de pie como estas. En unas puede que solo seas tú la que tiene acceso a las vistas, así que disfruta. También podéis probar a mover el espejo en el dormitorio y colocarlo a un lado. La postura de la amazona te permitirá ver la diosa que eres.

Fotos |  Thierry Biland, Jayson Hinrichsen, Михаил Секацкий y freestocks en Unsplash

En Trendencias | Sexo anal: guía para principiantes con todo lo que hay que saber sobre esta práctica sexual


La noticia

Todos tenemos uno en casa y es el secreto para aumentar el placer en el sexo

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

La vista es uno de los tres sentidos que usamos para percibir a una persona atractiva según esta investigación publicada en Frontiers in Psychology, que ha revisado 30 años de estudios. así que si es tan importante para que la atracción se produzca, ¿por qué no introducirla de manera más directa en los juegos de cama?

En esa línea nos encontramos que no solo nos excita tocar y ser tocados. Las interacciones sexuales también implican mirarse mutuamente el cuerpo, y para eso hay algo que todos tenemos en casa y que ayuda no solo a ver el cuerpo de nuestra pareja, también el nuestro: un espejo.

Aunque se considera una filia llamada katoptronofilia, que se describe como el placer o la excitación sexual derivado de tener relaciones sexuales frente a espejos según el libro «Aspectos forenses y médico-legales de los delitos sexuales y prácticas sexuales inusuales” de Anil Aggrawal de 2009, lo cierto es que ni es inusual ni es algo de lo que avergonzarse. Mantener relaciones sexuales mirándose a un espejo tiene muchas ventajas, entre ellas aumentar nuestro placer.

En Trendencias

Qué es la técnica del 9 que promete mayores (y mejores) orgasmos para ti y tu pareja

Por qué es una buena idea practicar sexo frente a un espejo

El doctor en psicología Leon F. Seltzer, decía en Psychology Today afirma que aunque podría estar relacionado con el autoerotismo (una persona que se siente atraída principalmente por su propio cuerpo), pero es una práctica que tiene muchos beneficios.

Más confianza

La psicóloga y directora de Trendencias Iria Reguera nos explicaba que nuestro cuerpo es también parte de quienes somos, y cuidarlo y apreciarlo no es ser engreída, si no generosa con nosotras mismas. Aunque existen muchos factores que afectan a nuestra percepción sobre nosotras, a la autoimagen y aceptación de nuestro cuerpo, practicar sexo delante del espejo es una forma maravillosa (y muy placentera) de reconciliarnos con lo que vemos de nosotras.

Verte practicando sexo ayuda a desarrolles confianza en ti misma, porque ves también cómo tu pareja disfruta con lo que estáis haciendo. Te digo por experiencia que al practicar sexo delante de un espejo es posible que te veas en algunas posturas o gestos y no te gustes, pero es ahí donde puedes trabajar la confianza y la aceptación de tu propio cuerpo. Es una manera de abrazar tu cuerpo y sentirte más sexy.

En Trendencias

Autoestima sexual: qué es y cómo mejorarla para ganar confianza no solo en la cama

Más excitación

Según este estudio publicado en Frontiers in Human Neuroscience los estímulos visuales pueden aumentar la excitación sexual, y mirarse al espejo es un boost de excitación. Además, nos permite vernos como normalmente n o lo hacemos. Nuestros gestos de placer, partes del cuerpo que se mueven y que ahora vemos. No imaginas lo sensual que puedes ser practicando sexo hasta que no te ves desde fuera.

Además, estamos programados para que nos excite la estimulación visual. Como nos explicaban los expertos de LELO, “los estímulos visuales excitan más a los hombres y otros sentidos como el sonido, excitan más a las mujeres”. Haciéndolo frente a un espejo sumas una estimulación más y despiertas el erotismo.

Más intimidad

Con el espejo conseguiremos generar un juego visual en pareja que favorece la intimidad y nos permite explorar el erotismo dejando a un lado el coito en sí. Nos miramos y podemos conectar con nuestra pareja mientras nos toca. De hecho, la técnica del espejo funciona para conocernos mejor y explorar la intimidad de otra manera. Nos puede ayudar a ver el placer que experimenta nuestra pareja y el que experimentamos nosotras.

Es algo nuevo

No siempre necesitamos salir de la rutina. A veces practicar el misionero está bien, pero hay ocasiones en que podemos probar posturas sexuales nuevas para darle un extra de diversión al sexo, especialmente en parejas que llevan mucho tiempo. Usar un espejo te permite redescubrir el sexo y romper con la monotonía.

En Trendencias

Este es el secreto para que a tu pareja le guste el sexo oral y aumente su placer

Cómo practicar sexo delante del espejo

Prueba primero a solas

Si no te encuentras confiada con tu cuerpo, puedes empezar practicando sexo a solas delante del espejo. Nadie te está mirando, solo tú, así que pon en práctica alguna de las mejores técnica de masturbación y déjate llevar por el placer. Tócate y mírate. Disfruta de lo que ves y relájate.

Juega con la iluminación

Si vas a hacerlo en pareja, lo primero es hablarlo para asegurarte de que es algo que os apetece a los dos. Podéis probar por ejemplo en el baño, sobre el lavabo y apoyando las manos, pero los dos mirando frente al espejo. Si nunca lo has hecho antes y te cuesta mostrar confianza con tu cuerpo, juega con la iluminación. Apaga las luces y enciende unas velas para dar una luz más tenue.

Empezad por las caricias

Una manera de empezar es desnudarnos el uno al otro delante del espejo, con caricias y mirando al espejo de vez en cuando. Intercalando miradas a tu pareja y miradas al espejo. Si no sabes dónde mirar, comienza por fijarte en eso que más te gusta de ti. En tu pelo, en tus brazos, en tus tetas, en lo que más segura te haga sentir. Poco a poco irás ganando confianza en esto del voyeurismo y disfrutarás viendo todo tu cuerpo, así que tranquila. Y mira a tu pareja. Observa cómo se mueve, cómo te toca y disfruta de una vista que no habías tenido antes. Sexconsejo: no os olvidéis de miraros a los ojos a través del espejo para fomentar esa intimidad.

Masturbaos el uno al otro delante del espejo

Es muy excitante ver cómo disfruta tu pareja mientras le tocas. Y si no sabes cómo hacerlo, aquí te cuento con detalle cómo masturbar a tu pareja (de nada). Lo mismo ocurre con las felaciones y el cunnilingus. Que te lo hagan frente a un espejo y puedas verte disfrutando, es un plus de excitación. Palabrita.

En Trendencias

Guía práctica del delicioso: siete trucos para hacer un cunnilingus y que disfrutéis por igual

Prueba en diferentes posturas

Si tienes la suerte de tener un espejo además del que tiene en el baño, podréis jugar con diferentes posturas. Por ejemplo si está en el recibidor y es un espejo de cuerpo entero podéis practicar con posturas de pie como estas. En unas puede que solo seas tú la que tiene acceso a las vistas, así que disfruta. También podéis probar a mover el espejo en el dormitorio y colocarlo a un lado. La postura de la amazona te permitirá ver la diosa que eres.

Fotos |  Thierry Biland, Jayson Hinrichsen, Михаил Секацкий y freestocks en Unsplash

En Trendencias | Sexo anal: guía para principiantes con todo lo que hay que saber sobre esta práctica sexual

– La noticia

Todos tenemos uno en casa y es el secreto para aumentar el placer en el sexo

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias