28 febrero 2024 Por Anabel Palomares 0

Tu cuerpo rechaza a tu pareja de la noche a la mañana. Estás sintiendo “el ick” y es lo más normal del mundo

Estás sentada en el sofá viendo la tele. Tu pareja llega, se sienta a tu lado y cinco minutos más tarde, empieza a tocarte la pierna. No sabes porqué, pero ese contacto hace que tu piel se erice. Notas una resistencia al tacto, pero en tu cabeza no tiene sentido. Quieres a esa persona. Te gusta. Está siendo cariño contigo, ¿por qué tu cuerpo reacciona así? De hecho reacciona de una forma tan honesta que temes que se de cuenta.

De repente te fijas hasta en lo fuerte que respira. “¿No puede hacerlo de manera menos intensita? parece un búfalo”, te dices. Pero no le das más importancia. Al día siguiente te da un beso en la mejilla y te estremeces. Te da hasta repelús que lo haya hecho.

Me ha pasado mucho. Muchísimas veces. A veces que mi pareja me tocara despertaba en mí una reacción de “uff, no”. Pensaba que me pasaba algo raro y trataba de restarle importancia, pero resulta que no solo me pasaba a mí. Es lo que se conoce como síndrome de repulsión súbita (SRS) o sentir “el ick”.

Qué es el síndrome de repulsión súbita (SRS) o sentir “el ick”

Ally McBeal lo decía ya en su serie que se estrenó en 1997 cuando empezaba a salir con otro de los protagonistas, pero también ha salido en series como “Sexo en Nueva York”. Y TikTok está repleto de casos de personas que sienten “el ick”.

@carolinakowanz

🫠The “ICK”… this new term you probably see/hear on social media is something someone does that is an instant turn-off for you, making you instantly hate the idea of being with them romantically. 🥹 #english #ingles #learnenglish #inglesonline

♬ LOFI – 伴奏 – Red_Ketch

El SRS, acuñado en 2007, se describe como ese momento en que algo aparentemente insignificante hace que de manera inmediata tu pareja deje de resultarte atractiva. Puede ser desde su forma de respirar, hasta sus coletillas al hablar pasando por una característica física que ahora no puedes parar de ver.

Aunque no existe un consenso sobre su explicación científica del SRS, se sabe que se produce después de que atravesemos y superemos esa fase de enamoramiento y comencemos la siguiente fase del amor. Cuando comenzamos a ver la realidad de nuestra pareja y el cóctel de hormonas de la primera fase, baja. Ahora, cualquier “pega” que tenía nuestra pareja era ocultada por la dopamina y la oxitocina y ahora la vemos clarísimamente.

Obsesionarnos por estas pequeñeces y no ver el conjunto de la relación y de nuestra pareja puede llegar a desembocar en una ruptura, pero como seres racionales que somos podemos discernir si esos pequeños “fallos” son tan graves o tan importantes para nosotros como para terminar la relación. Pensar en si existe o no el amor, más allá de que no nos guste un tatuaje que tiene en el tobillo.

En las relaciones largas también pasa: la “bristle-reaction”

Vanessa Marin, terapeuta sexual y autora del libro “Sex Talks: The Five Conversations That Will Transform Your Love Life”, bautizó esta reacción incontrolada de nuestro cuerpo como “bristle-reaction”. Tal y como explica en el NY Times, notó que existía un patrón en muchas relaciones a largo plazo, en las que uno de ellos se quejaba de que sus parejas sólo los tocaban para iniciar el sexo. Algunos gestos como un simple beso, una caricia y hasta un abrazo les incomodaban. El contacto de su pareja hacía que todo su cuerpo se tensara «porque sabes que puede significar sólo una cosa», dijo. Sexo.

En este caso, el cuerpo adopta una respuesta defensiva y parece responder por nosotras con un “no me interesa”. ¿Implica que hemos dejado de sentirnos atraídos por esa persona o que la relación se está rompiendo? No siempre. No es necesariamente una señal de que la conexión se esté desgastando, especialmente en las relaciones largas. El motivo es que ahora ese beso o ese contacto se acompaña de la expectativa de tener sexo. Antes nos tocábamos por el placer de hacerlo y ahora nos tocamos para iniciar una reacción sexual, como explicaba Vanessa Marin en su cuenta de TikTok.

@vanessaandxander

Comment if you want to hear more about what we do in our relationship to to keep intimacy a priority! #forcouples #couplestherapy #relationshiptok #intimacy #grwm #marriedlife Get Ready With Me Advice For Couples Relationship Tips Relationship Therapist

♬ original sound – Vanessa + Xander Marin

Lo malo es que quien toca se siente rechazo y a quien le tocan, culpable. Según explica la psicóloga clínica Lisa Lawless puede ocurrir porque como pareja no soléis tocaros de una forma no sexual. «Tiendes a tocar y besar sólo en los momentos previos al sexo o durante el sexo, por lo que has llegado a asociar el tacto con el sexo”, y también pasa porque tu pareja y tú no iniciais el sexo de forma clara y directa y uno de los dos pretende que el otro se dé cuenta de que quiere sexo alargando un abrazo con la esperanza de que la otra persona lo capte. Para quitarnos de encima esta desagradable sensación hay que hablarlo abiertamente y sin miedos.

Si existe amor en la pareja y ocurre, tal vez sea el momento de practicar el contacto físico de una forma no sexual para que como pareja entendamos que no todos los besos o las caricias deben terminar en la cama. Darnos de la mano por la calle, abrazarnos viendo una película o darnos un beso al despedirnos. Sin sexo.

Podemos hacer caso a John y Julie Gottman y darnos todos los días un beso de seis segundos para desarrollar la intimidad, establecer una conexión y “promover sentimientos de confianza y seguridad” en las que el sexo no está contemplado. Un abrazo largo es otra forma estupenda de conseguirlo, porque además está demostrado que aumenta los niveles de oxitocina y hasta reduce la presión arterial.

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Cómo perder a un chico en 10 días

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

En Trendencias | Cómo reconocer a un misógino: 19 claves que te ayudarán a detectarlo


La noticia

Tu cuerpo rechaza a tu pareja de la noche a la mañana. Estás sintiendo “el ick” y es lo más normal del mundo

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

.

Estás sentada en el sofá viendo la tele. Tu pareja llega, se sienta a tu lado y cinco minutos más tarde, empieza a tocarte la pierna. No sabes porqué, pero ese contacto hace que tu piel se erice. Notas una resistencia al tacto, pero en tu cabeza no tiene sentido. Quieres a esa persona. Te gusta. Está siendo cariño contigo, ¿por qué tu cuerpo reacciona así? De hecho reacciona de una forma tan honesta que temes que se de cuenta.

De repente te fijas hasta en lo fuerte que respira. “¿No puede hacerlo de manera menos intensita? parece un búfalo”, te dices. Pero no le das más importancia. Al día siguiente te da un beso en la mejilla y te estremeces. Te da hasta repelús que lo haya hecho.

Me ha pasado mucho. Muchísimas veces. A veces que mi pareja me tocara despertaba en mí una reacción de “uff, no”. Pensaba que me pasaba algo raro y trataba de restarle importancia, pero resulta que no solo me pasaba a mí. Es lo que se conoce como síndrome de repulsión súbita (SRS) o sentir “el ick”.

En Trendencias

La frase que más repiten las parejas que funcionan solo tiene seis letras pero es la clave de su éxito

Qué es el síndrome de repulsión súbita (SRS) o sentir “el ick”

Ally McBeal lo decía ya en su serie que se estrenó en 1997 cuando empezaba a salir con otro de los protagonistas, pero también ha salido en series como “Sexo en Nueva York”. Y TikTok está repleto de casos de personas que sienten “el ick”.
@carolinakowanz 🫠The “ICK”… this new term you probably see/hear on social media is something someone does that is an instant turn-off for you, making you instantly hate the idea of being with them romantically. 🥹 #english #ingles #learnenglish #inglesonline ♬ LOFI – 伴奏 – Red_Ketch El SRS, acuñado en 2007, se describe como ese momento en que algo aparentemente insignificante hace que de manera inmediata tu pareja deje de resultarte atractiva. Puede ser desde su forma de respirar, hasta sus coletillas al hablar pasando por una característica física que ahora no puedes parar de ver.

Aunque no existe un consenso sobre su explicación científica del SRS, se sabe que se produce después de que atravesemos y superemos esa fase de enamoramiento y comencemos la siguiente fase del amor. Cuando comenzamos a ver la realidad de nuestra pareja y el cóctel de hormonas de la primera fase, baja. Ahora, cualquier “pega” que tenía nuestra pareja era ocultada por la dopamina y la oxitocina y ahora la vemos clarísimamente.

Obsesionarnos por estas pequeñeces y no ver el conjunto de la relación y de nuestra pareja puede llegar a desembocar en una ruptura, pero como seres racionales que somos podemos discernir si esos pequeños “fallos” son tan graves o tan importantes para nosotros como para terminar la relación. Pensar en si existe o no el amor, más allá de que no nos guste un tatuaje que tiene en el tobillo.

En Trendencias

Este es el secreto para que a tu pareja le guste el sexo oral y aumente su placer

En las relaciones largas también pasa: la “bristle-reaction”

Vanessa Marin, terapeuta sexual y autora del libro “Sex Talks: The Five Conversations That Will Transform Your Love Life”, bautizó esta reacción incontrolada de nuestro cuerpo como “bristle-reaction”. Tal y como explica en el NY Times, notó que existía un patrón en muchas relaciones a largo plazo, en las que uno de ellos se quejaba de que sus parejas sólo los tocaban para iniciar el sexo. Algunos gestos como un simple beso, una caricia y hasta un abrazo les incomodaban. El contacto de su pareja hacía que todo su cuerpo se tensara «porque sabes que puede significar sólo una cosa», dijo. Sexo.

En este caso, el cuerpo adopta una respuesta defensiva y parece responder por nosotras con un “no me interesa”. ¿Implica que hemos dejado de sentirnos atraídos por esa persona o que la relación se está rompiendo? No siempre. No es necesariamente una señal de que la conexión se esté desgastando, especialmente en las relaciones largas. El motivo es que ahora ese beso o ese contacto se acompaña de la expectativa de tener sexo. Antes nos tocábamos por el placer de hacerlo y ahora nos tocamos para iniciar una reacción sexual, como explicaba Vanessa Marin en su cuenta de TikTok.
@vanessaandxander Comment if you want to hear more about what we do in our relationship to to keep intimacy a priority! #forcouples #couplestherapy #relationshiptok #intimacy #grwm #marriedlife Get Ready With Me Advice For Couples Relationship Tips Relationship Therapist ♬ original sound – Vanessa + Xander Marin Lo malo es que quien toca se siente rechazo y a quien le tocan, culpable. Según explica la psicóloga clínica Lisa Lawless puede ocurrir porque como pareja no soléis tocaros de una forma no sexual. «Tiendes a tocar y besar sólo en los momentos previos al sexo o durante el sexo, por lo que has llegado a asociar el tacto con el sexo”, y también pasa porque tu pareja y tú no iniciais el sexo de forma clara y directa y uno de los dos pretende que el otro se dé cuenta de que quiere sexo alargando un abrazo con la esperanza de que la otra persona lo capte. Para quitarnos de encima esta desagradable sensación hay que hablarlo abiertamente y sin miedos.

En Trendencias

Si usas estas frases todos los días, tu relación de pareja es más fuerte que la mayoría según una psicóloga

Si existe amor en la pareja y ocurre, tal vez sea el momento de practicar el contacto físico de una forma no sexual para que como pareja entendamos que no todos los besos o las caricias deben terminar en la cama. Darnos de la mano por la calle, abrazarnos viendo una película o darnos un beso al despedirnos. Sin sexo.

Podemos hacer caso a John y Julie Gottman y darnos todos los días un beso de seis segundos para desarrollar la intimidad, establecer una conexión y “promover sentimientos de confianza y seguridad” en las que el sexo no está contemplado. Un abrazo largo es otra forma estupenda de conseguirlo, porque además está demostrado que aumenta los niveles de oxitocina y hasta reduce la presión arterial.

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Cómo perder a un chico en 10 días

En Trendencias | Ghosting: en qué consiste y qué tipo de persona lo suele realizar

En Trendencias | Cómo reconocer a un misógino: 19 claves que te ayudarán a detectarlo

– La noticia

Tu cuerpo rechaza a tu pareja de la noche a la mañana. Estás sintiendo “el ick” y es lo más normal del mundo

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Anabel Palomares

. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Trendencias